*

Culto
Once miradas extranjeras a Una Mujer Fantástica

Once miradas extranjeras a Una Mujer Fantástica

Un grupo de críticos internacionales consultados por Culto le toma el pulso a la película chilena nominada al Oscar. Creen que el filme de Sebastián Lelio tiene reales posibilidades de ganar, pero advierten que siempre puede haber sorpresas y tanto la sueca The square como la rusa Loveless juegan en la primera división mundial.

Dentro de un par de semanas y algunas horas más ya estará todo dicho y hecho. Incluso si Una mujer fantástica, la película de Sebastián Lelio nominada al Oscar extranjero, no logra ganarle la partida a sus competidoras, el cine chileno habrá estado más cerca que nunca de alcanzar el título mundial. Algo así como la participación en la Copa Confederaciones, pero con Suecia, Rusia, Hungría y El Líbano jugando como los rivales cinematográficos.

Hace cinco años No, de Pablo Larraín, llegó a la ceremonia de los Oscar, pero jugó contra un rival del que todos huían y que ganó justamente en su condición de favorito: Amour, de Michael Haneke. Ahora no. Ahora Una mujer fantástica está en boca de muchos y entre las cinco nominadas es la que ha tenido más exposición en la campaña al Oscar extranjero en Estados Unidos.

En el portal web de predicciones Gold Derby, que reúne las opiniones de 24 críticos (de medios como Variety, Rolling Stone o Entertainment Weekly), Una mujer fantástica es la primera opción de 16 críticos, contra cinco que apuestan por la sueca The square, dos por la rusa Loveless, uno por la libanesa The insult y cero por la húngara On body and soul. También hay una votación de los 24 lectores que más acertaron en las predicciones del año pasado y ahí la cinta chilena lidera con 15 preferencias, seguida por The square (6) y Loveless (2).

Pero más allá de los números y la categorización de las películas en términos deportivos, es interesante captar cuál es la percepción de la película fuera de Chile. Después de todo su vida empezó hace un año en el Festival de Berlín, donde ganó el Oso de Plata a Mejor Guión. Ha sido su carrera en los festivales internacionales la que le ha dado las alas para volar sobre las latitudes de Europa y América. Muchos de los críticos consultados acá la vieron en Berlín 2016 y otros la apreciaron en los respectivos estrenos en sus países.

La Nación, Argentina

De las cinco nominadas, creo que Una mujer fantástica es amplia favorita, pero también es cierto que el Oscar extranjero es uno de los rubros donde mayores sorpresas hay. Mientras es bastante fácil predecir otras categorías, esta parece tener una dinámica muy particular, sin tanto consenso previo.

Dicho esto, creo que Una mujer fantástica sintoniza con cuestiones que están muy en boga en la Academia de Hollywood hoy como la diversidad (sexual en este caso, racial en otros). La película está funcionando bien comercialmente, tuvo muy buenas críticas, importante recorrido en festivales, su director Sebastián Lelio ya filmó en inglés, Daniela Vega ha deslumbrado a todos y todas, así que no me extrañaría que el 4 de marzo levanten la estatuilla. Y, desde un punto de vista personal, creo que es merecido. Lelio y su coguionista Gonzalo Maza saben cómo conectar con el público incluso con temas en apariencia complejos. Manejan unos códigos propios del crowd-pleaser (que llegan al gran público) sin por eso banalizar el tema.

The Hollywood Reporter (EE.UU.)

La nominación de Una mujer fantástica de alguna forma es una corrección después de que hace unos años la Academia se equivocó al no postular a la maravillosa Gloria (2013), también de Sebastián Lelio. Creo que la cinta tiene posibilidades en la medida que hay un interés concertado en Hollywood por prestar atención a los filmes sobre mujeres y minorías, aunque los tópicos LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trans) aún encuentran cierta resistencia en los miembros más conservadores de la Academia. Eso explica en cierta manera la relativamente baja impresión que les puede haber provocado un filme como Llámame por tu nombre. Sin embargo, una película sobre una mujer trans que lucha por el derecho básico a ser tratada con dignidad y llorar la muerte del hombre al que amó, es una declaración poderosa en el actual clima de inclusión y aceptación. El hecho de que Una mujer fantástica realice tal declaración en forma elocuente y emotiva, pero sin una pizca de política militante, la hace un drama tan trascendental. Y, por supuesto, está la heroica interpretación de Daniela Vega, que merece ser vista por todo el mundo.

Le Monde, Francia

Me gusta mucho Una mujer fantástica, pero creo que en las disputas por el Oscar (sobre todo en el extranjero) no siempre el valor estético es lo que prevalece. Creo que sus posibilidades de ganar (que son reales) descansan también en los debates sobre la igualdad de géneros, algo que hace vibrar a la comunidad de Hollywood. Al mostrar a una heroína trans, interpretada por una mujer trans, una película chilena le enseña el camino a la industria estadounidense. Aún así, el filme aún no está seguro de que Hollywood la imite.

The Independent (Reino Unido)

Me parece que tiene una posibilidad de ganar, pero como demostraron los Globos de Oro (donde triunfó In the fade), es una categoría impredecible. Creo que más bien no hay favoritas fuertes. Me gustó mucho la película y tiene una gran interpretación principal, aunque hay recursos que no me parecen, como el de la victimización de la protagonista. No estoy seguro de cuál puede ganar, pero puede haber una sorpresa de parte de la libanesa The insult, filme con el que tengo problemas, especialmente su política. El cine chileno es muy fuerte en este momento y por lo mismo sería un buen triunfo si gana Una mujer fantástica.

El País, España

Una mujer fantástica es una magnífica película, que confirma a Sebastián Lelio como uno de los grandes directores del cine latinoamericano actual. Veo en el filme una enorme sensibilidad, pero lo que más me interesa es su excelente manejo de los recursos cinematográficos. Sobre las posibilidades, en principio no me parece la gran favorita, condición que creo que recae tanto en The square como en Loveless. Estas dos películas me parecen aún mejores que Una mujer fantástica, y la representante húngara, En cuerpo y alma, creo que está también a un gran nivel. Ahora, creo que sólo estar ahí como candidata en un año con tan buenas películas ya es un triunfo. De hecho, se ha quedado fuera otra soberbia película: la francesa 120 latidos por minuto.

El Mundo, España

Quiero creer que Una mujer fantástica es, sin duda, la favorita. Es difícil predecir nada en una sección tan anómala como la de la película de habla no inglesa, pero hay suficientes pistas para pensar que ella es la más clara candidata al Oscar. De todas las nominadas, es la única que coloca el problema de la legitimidad en primer lugar. ¿Quién, y en virtud de qué, puede decir qué personas son legítimas y cuáles no? Este mismo debate atraviesa la cuestión del momento en torno a la mujer y al movimiento #MeToo en Hollywood. Digamos que por oportunidad ella es la candidata.

Por lo demás, la película tiene ángel y ése ángel se llama Daniela. Su valentía, su saber estar, su sola presencia ha sido una inspiración constante para la cinta y para cada uno de sus espectadores. Para una película con una distribución limitada en Estados Unidos es básico disponer de cara y ojos, que no haga falta presentar la película. Una mujer fantástica es Daniela antes incluso de que el primer fotograma aparezca en pantalla.

Por otro lado, no escondo mi debilidad por la propia filmografía de Sebastián desde que vi Gloria en la Berlinale. Esa voluntad de dar voz a los que no la tienen y hacerlo fuera de las definiciones fáciles y los géneros identificables me parece tan sorprendente como cautivadora.

Deadline, EE.UU.

En mi opinión, Una mujer fantástica es una de las principales contendoras, aunque no la favorita, para llevarse el Oscar a Mejor Película Extranjera. Y esto es porque se mueve en muchos niveles, no solamente como una revelación para los transgénero en roles protagónicos, sino porque también es un thriller, un drama y una muy atractiva historia que conecta con las audiencias. Liderada por una magnífica interpretación de Daniela Vega y la experta dirección de Sebastián Lelio, creo que será un largometraje con una gran llegada en la Academia. No me sorprende que haya llegado tan lejos.

O Estado de Sao Paulo, Brasil

Una mujer fantástica es una celebración del amor y de la figura transexual, también es una fantasía, una auténtica fábula. Creo que tiene muchas posibilidades de llevarse el Oscar extranjero, pero aún así esta categoría es más difícil de predecir que las otras pues no están los premios de los sindicatos (actores, guionistas y directores), que permiten tener una idea de las favoritas. Muchos pensamos, por ejemplo, que en el 2009 iba a ganar La cinta blanca de Michael Haneke, pero triunfó la argentina El secreto de sus ojos. Aún así la representación de la comunidad transexual ha crecido en Hollywood y hay muchos actores trans. En ese sentido le veo buenas posibilidades.

Indiewire, EE.UU.

Estoy segura de que Una mujer fantástica va a ganar el Oscar. Respaldada por una campaña muy leal y fuerte de Sony Pictures Classics, este drama transgénero exhibe el mayor apoyo entre todos los filmes debido a que es una historia emocionante y accesible, con la extraordinaria Daniela Vega en el rol protagónico. Ella ha tenido una presencia importante en el circuito de premios, lo que siempre ayuda. Si tuviera que mencionar un eventual filme sorpresa sería On body and soul, un ingenioso romance de Hungría y el único dirigido por una mujer en la competencia.

Milenio, México

Creo que Una mujer fantástica es una película extraordinaria e importante al mismo tiempo, capaz de provocar conversaciones y dar temas a la mesa. Además, saca la cara por Latinoamérica. Aún así creo que la tiene difícil: me parece que tanto Loveless como The square son favoritas de la Academia de Hollywood. Dicho esto, hay que decir que este es un año de inclusión en Hollywood, donde tanto las mujeres como Latinoamérica pueden tener una voz. Creo que en ese contexto, al película tiene una posibilidad de ganar. Es su mejor opción, sin que por ello deje de considerarla una gran película.

Página 12, Argentina

Un valor central de Una mujer fantástica es que la transexual, que estuvo en el cine condenada a ser siempre representada, es decir, interpretada por alguien que no es trans, ahora finalmente es encarnada. No solo convoca a Daniela Vega, poniéndola en el rol central, sino que ella colaboró desde el germen del guión. Otro mérito es su suspenso hitchcockiano, pero con valores modernos en relación al cuerpo, la sexualidad, la identidad y hasta la resolución del relato. Más allá de los valores que tiene la película, una de las adhesiones que puede tener Una mujer fantástica en vistas al Oscar es que Sebastián Lelio comenzó a trabajar en la industria del cine estadounidense después de esta película, y hay que pensar que quienes votan en la Academia son los miembros de esa misma industria.

Sobre el autor: