*

Culto
El sorprendente regreso de Charly

El sorprendente regreso de Charly

La voz rota volvió a vibrar en Buenos Aires. Tras casi un año lejos de los escenarios, Charly regaló otra noche para no olvidar.

No estaba en los planes de nadie. El pasado martes, un anuncio de José Palazzo en su cuenta de Twitter los paralizó a todos. “Vuelve Charly García, este jueves Teatro Coliseo. Desde mañana en boletería del teatro”, escribió el productor. Como era de esperarse, bastó poco más de media hora para que todas las entradas se agotaran.

Y sucedió. Este jueves, el tradicional recinto ubicado en el centro de Buenos Aires albergó el inesperado e histórico show de Charly García. Acompañado de Zorrito Von Quintiero en los teclados, Rosario Ortega en los coros, y los chilenos Kiuge Hayashida y Toño Silva en guitarra y batería respectivamente, el ex Serú Girán emocionó a los más de 1.700 espectadores con una avalancha de clásicos y una selección de canciones de su último álbum Random (2017).

En esa línea, “Instituciones”, de la época de Sui Generis, abrió la velada. Sentado en un sillón y, como siempre, rodeado de teclados, el bicolor continuó con algunos de los cortes de su último trabajo, como “La máquina de ser feliz”, “Rivalidad” y “No importa”. Alternó, además, los infaltables “Rezo por vos”, “Yendo de la cama al living”, que dedicó al inventor Nikola Tesla, y “Promesas sobre el bidet”, entre otros.

Otro momento emotivo de la jornada se vivió tras un pequeño descanso, cuando el legendario artista interpretó “Los dinosaurios”, acompañado por imágenes de la dictadura en las pantallas gigantes.

Así, tras casi un año de espera, y a más de 35 años de su último show en el Teatro Coliseo, Charly improvisó un regalo de una hora y cuarto que, por supuesto, ilusiona con verlo más seguido sobre los escenarios.

Sobre el autor: