*

Culto
CHV inicia con Viña 2018 su cambio editorial más profundo

CHV inicia con Viña 2018 su cambio editorial más profundo

La señal potenciará una programación más transversal y alejada de la crónica roja. Aquí, sus máximos ejecutivos hablan del cambio, de la opción de volver a hacer teleseries y del nuevo CHV Noticias.

Hoy a primera hora, el plan de Chilevisión era amanecer con una nueva cara y una nueva imagen, que deja en el olvido su emblemático círculo rojo con letras blancas. Desde hoy, el canal de Turner tiene nuevos colores- magenta, azul, amarillo y verde- que lo identifican, y un nuevo logo, que con las letras CH recostadas representa una carita feliz. Pero también algo más: se trata del giro editorial más profundo y relevante que ha vivido la estación en el último tiempo y que precisamente potenciará con el Festival de Viña, en particular con la Gala que se emitirá esta noche. El plan apunta a llegar a la clase media y apostar por contenidos más blandos y familiares, lejos de otras marcas de su programación -la crónica roja, la farándula en exceso, la llegada a una audiencia más popular- que se transformaron en parte intrínseca de su identidad.

“Es un cambio de marca, formalmente hablando, pero para nosotros es un cambio de identidad, un cambio de ánimo muy profundo, y en el que venimos trabajando hace meses. No tiene solo que ver con la forma en que aparecerá el logo. Tiene que ver con profundizar con quiénes son realmente las audiencias hoy, cómo han cambiado, cómo están compuestas y qué esperan de nosotros”, comenta Javier Goldschmied, director de programación y producción de CHV.

Desde la señal aseguran que 2018 será un año de transición, porque el cambio en 180 grados que pretenden instaurar no será de un día para otro. Sin embargo, ya han dado los primeros pasos en pantalla buscando llegar a públicos amplios y transversales, con programas como Pasapalabra, centrado en los concursos y con un perfil mucho más liviano.

Y pronto se sumarán nuevas temporadas de CQC y Espías del amor, además del inminente estreno del espacio de concursos y de formato internacional, y que ya fue grabado en Brasil, The wall, con la conducción de Rafael Araneda. La noche es nuestra, en tanto, que fue pensado como un proyecto veraniego, se está perfilando como parte de la oferta programática del año, dado sus buenas cifras de rating.

“Estamos trabajando para convertirnos en un canal que acompaña y que entiende, pero que también propone. Que se moviliza por las causas que nos importan a todos, y que está conectado con la sociedad. Eso comenzará a hacer la diferencia”, argumenta Goldschmied. Una de las mayores aspiraciones, agrega, es “tener una relación distinta con las audiencias. Una relación horizontal. Trabajaremos en una programación que cuente otro tipo de historias y que todo eso se refleje en una pantalla mucho más fresca, más amistosa”.

El mensaje se viene transmitiendo hace meses a todos los trabajadores del canal, a través de diversos talleres donde se subraya la reorientación. También se busca que la señal consolide en los próximos meses su modelo de sustentabilidad.

Haber adquirido los derechos para el Mundial de Qatar 2022 va en esta misma línea. Además, por estos meses se trabaja en la reapertura de su área dramática, cerrada en 2015 por sus irregulares resultados, por lo que volver a emitir teleseries nacionales es una opción inminente.

“Es un proyecto en el que estamos trabajando. Hoy estamos en la libertad de poder escribir y desarrollar libretos, porque no tenemos una presión de salir al aire. No estamos al aire con teleseries y no tenemos a actores contratados. Es algo que estamos mirando”, afirma el director de programación.

En tanto, Jorge Carey, presidente ejecutivo de la señal, desliza que abrirse a otro perfil de telespectadores también es una forma de buscar mayor rentabilidad económica ante la crisis que hoy atraviesa el mercado de la TV. “Este es el año en que CHV alcanzará su modelo de sustentabilidad, siendo un pilar de Turner Chile en muchos aspectos, pero imponiéndose la obligación de ser rentable. En una industria con tantas disrupciones, eso no se logra de un día para otro. En este proceso, es clave la reorientación, la evolución de su programación hacia públicos amplios y transversales”.

Y el departamento de prensa, una de las áreas más características de la señal, liderada por Pablo Badilla, también experimentará una metamorfosis. Así lo detalla María Paz Epelman, directora de gestión corporativa y editorial de Turner Chile: “En las noticias haremos una evolución desde una mirada editorial muy comprometida con el lado optimista de la realidad. No nos queremos quedar solo en la denuncia de quienes no lo están haciendo bien. Ya sea desde el punto de la corrupción o ineptitud. Es dar un paso más, pero sin perder la credibilidad que se ha ganado CHV con su área de prensa”.

Y aunque hoy se haría oficial el cambio de imagen, CHV Noticias vivió una transformación que se empezó a reflejar en pantalla hace un par de meses. Por eso, el noticiario central comenzó a dejar en segundo plano las notas de crónica roja o de periodismo más ciudadano.

“Hace mucho tiempo que CHV Noticias no es crónica roja y que tiene reportajes largos de distintos temas”, asegura Epelman, y sigue: “CHV mantendrá temas que tienen un impacto social fuerte. Todo tiene que ver con cómo lo enfoques, y si tú ves el noticiario desde noviembre que ya no le dedica los primeros 30 minutos a esta seguidilla de cazanoticias. Lo que no significa que no esté mostrando todos estos temas de interés. Pero no es que de un día para otro nos vamos a dedicar a cubrir puras noticias económicas, porque eso no es CHV. CHV tiene un compromiso con la realidad, con lo que a la mayoría de los ciudadanos les importa”.

Sobre el autor: