*

Culto
Demi Lovato viene a reafirmar su nueva imagen y su exitoso presente

Demi Lovato viene a reafirmar su nueva imagen y su exitoso presente

Cantante se presentará en abril en el Movistar Arena, donde mostrará su último disco, Tell me you love me (2017).

“En Chile los fans son más apasionados y más cercanos que en otros países”, decía la cantante en su tercera visita en 2012 y al parecer no era una frase solo para congraciar a sus seguidores. El jueves 26 de abril volverá por sexta vez a presentarse en suelo local, esta vez en el Movistar Arena. La ex chica Disney estuvo en Chile por primera vez en 2009, como telonera de Jonas Brothers en el Club Hípico. Pero la visita que más sorprendió fue cuando participó en el Festival Verano de Iquique en ese mismo 2012, show que además fue transmitido por TVN.

Esta vez Lovato viene a promocionar su último trabajo discográfico, titulado Tell me you love me, el sexto de su carrera y que debutó en el primer lugar de iTunes en 37 países en septiembre del año pasado. “Este es el álbum más fuerte que ella haya creado. Parece que Demi finalmente encontró su voz: fresca, feroz y sin remordimientos”, afirmaba la reseña del disco realizada por el sitio de los premios Grammy -sin embargo, no recibió ninguna nominación-.

Su primer sencillo, Sorry not sorry, llegó al lugar número 6 en el Billboard Hot 100 y acumula 300 millones de visitas en YouTube. Pero Lovato además llega con otro éxito, esta vez de la mano de Luis Fonsi: Échame la culpa. Tras el hit global junto a Daddy Yankee con Despacito, el puertorriqueño invitó a la estadounidense para que cantara en español junto a él en una canción que fusiona salsa y reggaetón, y que viene acompañado de un sensual video que ya supera las 800 millones de visitas en YouTube.

Esta colaboración acercó a la cantante de 25 años a las raíces latinas que heredó de su padre (tiene asendencia mexicana y española), y le permitió además consagrar su éxito en este mercado.

Fue una victoria evidente: se sumó a quizás el artista más popular del planeta en 2017, lo que también le permitió un gran espaldarazo que continuó la resurrección comercial y popular de sus últimos años.

También el año pasado la voz de Cool for the summer estrenó un documental titulado Simply complicated, donde además de mostrar el proceso de grabación de su disco, es un relato íntimo que se adentra en los complejos momentos que ha debido enfrentar, como trastornos alimenticios, desorden bipolar, problemas con el alcohol y las drogas, o la muerte de su padre en 2013, con el que tuvo una difícil relación. El documental se encuentra disponible en su canal oficial de YouTube.

De alguna manera, revelarse de forma más honesta también fue la coronación de otro cambio: Lovato hoy consolida una imagen más adulta y también más sexualizada, lejos de sus inicios en la candidez infantil. Así al menos lo demuestran las fotos promocionales de su última producción, en un sino que también ha determinado las trayectorias de otras figuras del universo Disney cuando empiezan a superar los 20 años.

Una imagen que intentará reafirmar en esta nueva gira, que comienza el 15 de abril en Brasil, para luego continuar por el resto de Sudamérica. Por lo demás, también es su retorno a la intensidad de las presentaciones y la vida en la ruta, luego de abrir un paréntesis en 2017, donde sólo se dedicó a la elaboración de su título más reciente.


Del éxito al agujero negro

En su caso, su cuna se sitúa muy lejos, hace justo una década: Camp Rock (2008) fue la película de Disney Channel con la que, la también actriz, saltó a la fama mundial. En el musical que protagonizó junto al popular trío Jonas Brothers, pudo demostrar sus dotes musicales. Ese mismo año, de hecho, sale a la venta su primer disco, Don’t forget, que logró posicionarse en el segundo lugar de los Billboard. De este trabajo se desprende La la land, su primer éxito mundial.

Al año siguiente, continúa su carrera como actriz en la serie Sunny, entre estrellas, del mismo canal infantil mientras graba en paralelo su segundo álbum, Here we go again. Pero también aparecen los primeros costos de la fama, que tuvieron a la cantante varias veces internada en centros de rehabilitación. Un par de años más tarde, confirmaría los rumores de la prensa y reconocería que fue debido a su excesivo consumo de alcohol y drogas, además de bulimia. “Cuando estás atascada en una situación así, en la que no sabes cómo ni a quién pedir ayuda, es fácil caer en un agujero negro”, relata en su documental, agregando que llegó a pensar en el suicidio.

Sus planes próximos contemplan una gira norteamericana en compañía del reconocido DJ Khaled durante febrero y marzo, antes de su esperado regreso a Chile en abril. Las entradas estarán a la venta desde el mediodía del 22 de este mes, con precios que van desde los $22.000 a los $100.000, más cargo por servicio (Puntoticket).

Sobre el autor: