*

Culto
África, rap y Kendrick Lamar: así es la banda sonora de Black Panther

África, rap y Kendrick Lamar: así es la banda sonora de Black Panther

El soundtrack, lanzado hace días, tiene 14 temas que exploran la genialidad y trascendencia del ritmo afroamericano tanto en el rap como en el pop.

Sí, no es la primera película de raza negra de superhéroes, ni la primera superproducción de este tipo. Sin embargo, nunca ha habido una película de tamaña escala escrita, dirigida, diseñada y actuada, principalmente, por afroamericanos.

Black Panther propone una diversidad que altera la hegemonía de aquellos que siempre han estado presentes en Hollywood, a través de la contratación de más personas de color.

T’Challa (Chadwick Boseman), protector y rey de Wakanda, tiene como deber manejar la transición de su propia comunidad hacia la luz.

Y el consagrado artista de hip-hop, Kendrick Lamar, tuvo la misión de musicalizar dicha transición.

La elección de Lamar por parte de Ryan Coogler, director del filme, fue por una razón bastante simple: la raza negra como identidad, expresada habitualmente en las canciones que el artista oriundo del barrio de Compton, California, recita de manera natural y espiritual.

Así, Kendrick y Anthony Tiffith, CEO de Top Dawg Entertainment (TDE), en compañía del productor de TDE, Sounwave, y el compositor de la película de Marvel, Ludwig Göransson, realizaron Black Panther The Album.

Parte del disco es parte de la película. Y viceversa. Pero este trabajo está hecho a plena conciencia de la audiencia, de los objetivos y de todo lo que está en juego.

El comienzo del soundtrack es hermoso y vibrante. “King’s Dead” explota el conflicto que conlleva ser un líder, descrito por Kendrick como el némesis de T’Challa, Erik Killmonger (interpretado por Michael B. Jordan):

¿Quién soy?/ No tu padre, no tu hermano/ Ni tu razón, ni tu futuro/ Ni tu comodidad, ni tu reverencia, ni tu gloria/ Ni tu cielo, ni tu ángel, ni tu espíritu/ Ni tu mensaje, ni tu libertad/ Ni tu gente, ni tu vecino/ Ni tu bebé, ni tu igual/ Ni el título que todos quieren/ Viva el Rey Killmonger.

El espíritu innovador y casi independiente de Wakanda es similar a la versatilidad de Lamar, un artista que sabe lo que hace. Y la gente lo reconoce: fue uno de los artistas más galardonados en la última versión de los Grammys gracias al disco DAMN, que ganó el premio Mejor Álbum de Rap, además de salir victorioso en las categorías de Mejor Presentación de Rap, Mejor Canción de Rap, Mejor Video y Mejor Presentación en Vivo de Rap.

Y es esa versatilidad la que, junto a otros artistas, le otorgan al soundtrack un carácter multicultural.

Así, Kendrick Lamar y compañía traen 50 minutos de duplas y equipos que exploran el rap, R&B, gqom, afro soul y pop sudafricano. El álbum es una muestra de la visión más amplia de la excelencia negra en la película.

Y sí, el álbum cumple la promesa de la diversidad, tal como quiso/quiere el universo de Marvel, que ahora tiene como canon al rap. La amplia lista de artistas pertenecientes a TDE ofrece un producto que beneficia a lo que es, en esencia, la película Black Panther: un esfuerzo.


Nota 1: Future y su “ladidadida” es una perturbación a la fuerza.


Nota 2: La canción del tráiler es del grupo de rap Run The Jewels, y se llama “Legend has it”.

Sobre el autor: