Culto
Así se ensayó la obertura de Viña 2018

Así se ensayó la obertura de Viña 2018

El pasado jueves, el equipo de baile del certamen junto a artistas como Illapu y Augusto Schuster, hicieron el ensayo oficial del acto de apertura.

“Les quiero contar algo. En 30 segundos, hoy no es el día que es. Hoy es 20 de febrero, son las diez de la noche, esto se está transmitiendo en vivo para 160 millones de televidentes. Estamos todos muy nerviosos. Este es el trabajo de mucho tiempo. Esto nace de un pequeño sueño y de una idea que se transforma en lo que vamos a ver ahora. Diez, nueve, ocho, siete…”.

El director televisivo Alex Hernández toma un micrófono, desafía el calendario e intenta convencer a todos los presentes de que el pasado jueves 8 de febrero no es tal, sino que una jornada que sucederá doce días después, cuando se inaugure la nueva edición del Festival de Viña del Mar. Pero el lugar tampoco es la Quinta Vergara, ni el público es el Monstruo, ni hay millones de personas mirándolo por TV: en un amplio auditorio de Chilevisión, esta semana se realizó el ensayo oficial de la obertura del certamen, frente a ejecutivos del canal y a los involucrados en los cerca de ocho minutos que durará ese acto de bienvenida.

“Seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno. ¡Mierda, mierda!”. Cuando la cuenta regresiva de Hernández concluye, el cuerpo de baile encargado del tramo inicial adopta sus posiciones y por los parlantes se escuchan distintos audios de artistas domando a la Quinta Vergara, desde Luis Miguel hasta Luis Fonsi, lo que supone que en la noche del día 20 se proyectarán imágenes en las pantallas con los diversos hitos que han sacudido al evento.

Luego el audio se funde con los arreglos de guitarra de Lejos del amor, uno de los mayores himnos de Illapu, y aparece la propia banda nortina interpretando su clásico. Roberto Márquez, con su intensidad habitual, es el gran protagonista de la escena. Tras ello, la misma canción muta hacia el pulso machacante de la música urbana, anunciando que, cuando esto realmente suceda, será el turno de Zion & Lennox, quienes en el ensayo son reemplazados por dos jóvenes que visten poleras con su nombre. Lo mismo sucede con los otros miembros del jurado que participarán de la obertura, como las mexicanas Ha*Ash, el bachatero Prince Royce y el chileno Augusto Schuster, quien sí está presente en la previa.

Todos versionan el hit de Illapu, que con la marcha de los minutos se transforma en una composición más pop, después en una bachata y también en una salsa. Y todo termina con la intérprete y ex Rojo Carolina Soto cantando al cierre con una menor de ascendencia extranjera, reflejando la ambición de diversidad regional que pretende Viña 2018. Hernández aplaude, les agradece a todos y opta por lanzar tres palabras que, según el mismo revela, ni siquiera sabe muy bien cómo conectar: “Sueño, orgullo y gracias”.

Sobre el autor:

Claudio Vergara |
Editor de Espectáculos de La Tercera y periodista especializado en música popular.