*

Culto
Hologramas en conciertos: desde Tupac a Frank Zappa

Hologramas en conciertos: desde Tupac a Frank Zappa

Desde que Tupac Shakur volvió a la vida en el escenario de Coachella en 2012, el formato de los hologramas se va haciendo cada vez más común. Incluso, artistas como Ronnie James Dio y Frank Zappa preparan giras mundiales gracias a esta tecnología.

En 2012, Dr. Dre y Snoop Dogg eran cabezas de cartel del tercer día del festival Coachella. Andre Young —el verdadero nombre de Dr. Dre— quería hacer un show inolvidable y, para eso, pensó que la mejor idea era traer a la vida a Tupac Shakur, el rapero que murió 1996 desangrado después de recibir 5 disparos.

Digital Domain fue la empresa elegida para realizar la tarea. Janelle Croshaw estuvo a cargo del equipo que, durante 5 minutos, tuvo al rapero cantando “Hail Mary” y “2 of Amerikaz most wanted” junto a Snoop Dogg, sobre el escenario principal de California.

Esta presentación revolucionó el paradigma de los espectáculos en vivo. Desde ese momento y gracias a la tecnología, hasta un artista muerto podía estar sobre un escenario y volver a emocionar a sus seguidores.

Ronnie James Dio, Old’ Dirty Bastard de Wu Tang Clan y Juan Gabriel, son algunos de los cantantes que han vuelto a la vida en forma de holograma.


El proceso para crear a Tupac

Tupac en Coachella no fue técnicamente un holograma. Era una proyección de dos dimensiones —aunque los asistentes aseguran que se veía en 3D—, sobre una pieza de vidrio. Esta técnica se llama pepper ghost y fue usada por primera vez en el siglo XVI.



El equipo de Dr. Dre fue el encargado de conseguir el permiso de su madre para poder ocupar la imagen del rapero. Una vez que la consiguieron, Digital Domain estuvo trabajando desde febrero para crear la imagen que el productor de la costa Oeste tenía en mente.

Más de 20 personas trabajaron en este proyecto para completar hasta los más mínimos detalles del cantante. El resultado no solo dejó impresionados a los asistentes del festival, sino que también a toda la industria musical y fílmica, que vieron en este hecho una oportunidad para cambiar la forma de hacer conciertos.



El holograma es televisado

En 2014, Michael Jackson hizo una aparición en los Billboard Music Awards, cantando “Slave to the rhythm”. El cantante murió en 2009 y la canción forma parte de su segundo álbum póstumo, Xscape. El espectáculo tenía una banda en vivo y 16 bailarines sobre el escenario, acompañados del holograma del artista que incluso realizó su famosa “caminata lunar”.

La presentación tuvo 6 meses de preparación y fue idea de los productores de la entrega de premios. Fue realizada sobre un escenario construido especialmente para la ocasión.

Los hermanos Taluega, quienes trabajaron con Michael Jackson en los 90, fueron los encargados de hacer la coreografía de la canción —para los bailarines y el propio holograma.



Eyellusion, Dio y Zappa

La compañía Eyellusion fue un paso más allá. Mientras que los hologramas de Tupac y Michael Jackson se limitaron a hacer una presentación en especial, esta empresa de efectos visuales tomó el desafío de hacer giras con este formato. Así, Ronnie James Dio, el músico fallecido en 2010, comenzó una gira mundial que pasará por Chile.

La primera vez que se presentó fue en 2016, en el festival Wacken Open Air en Alemania. El espectáculo contempla al fallecido artista cantando en la mayor parte del show, junto con los antiguos miembros de su banda. Craig Goldy, Simon Wright, Scott Warren y Bjorn Englen forman parte de la gira, además de Tim Ripper con las voces de algunas canciones.



El mismo formato será el que traerá de vuelta a los escenarios a Frank Zappa junto a su banda The mothers of inception.

Su hijo, Ahmed, es quien está trabajando con Eyellusion para realizar una gira durante este año, con su padre de regreso, esta vez, como holograma.

Sobre el autor: