*

Culto
El tributo que revive la polémica entre Prince y Timberlake

El tributo que revive la polémica entre Prince y Timberlake

Tras su homenaje del domingo, el ex NSYNC suma críticas desde el entorno del fallecido artista, con quien sostuvo una tensa relación.

“Es lo más demoníaco que se pueda imaginar”, declaraba Prince en 1998 a la revista Guitar World, en relación al uso de la tecnología para actuar en vivo con artistas ya fallecidos, agregando que él ciertamente no lo haría. Veinte años después y a casi dos de su muerte, Justin Timberlake decidió homenajearlo en su show del medio tiempo del Super Bowl, cantando a dúo con la imagen del artista proyectada en un gran telón blanco.

Si bien es habitual que los músicos tengan invitados en el espectáculo, la elección de Timberlake fue duramente criticada por algunos fanáticos y cercanos a la voz de Purple rain, quienes calificaron como falta de respeto una decisión que según ellos el fallecido artista no habría autorizado. “Prince me dijo: ‘Nunca dejes que alguien haga un holograma de mí’. No sería bueno que eso pasara”, escribió Sheila E., baterista y ex pareja del cantante en su cuenta de Twitter el día anterior al show, ante los rumores del uso de la imagen que Prince cuidaba con recelo.

Al mismo tiempo, su hermano, Omarr Baker, señaló a través de la cuenta oficial de la familia que ellos no habían autorizado el uso de la imagen del solista y que no había planes de incluirlo en el intermedio del evento deportivo que paraliza a Estados Unidos. El mismo del que Prince se hizo cargo en 2007, con un show que es considerado por muchos como el mejor de la historia de la cita.

Pero luego de que Timberlake entonara I would die 4 U en el piano junto al fallecido cantante, su hermano volvió a manifestarse a través de la red social, esta vez mencionando la cuenta del autor de Mirrors junto a un pulgar hacia arriba como gesto de aprobación a la actuación.

Timberlake, quien ya había hecho polémica en el Super Bowl en 2004 tras dejar semidesnuda a Janet Jackson, aprovechó una entrevista en vivo con Jimmy Fallon tras el show para explicar que decidió incluir a Prince debido a que el evento sería en Minnesota, lugar de nacimiento del artista, y porque lo considera “el mejor músico de todos los tiempos”. Además, sin referirse a las críticas directamente, explicó que la idea del homenaje tuvo la aprobación de Questlove, baterista de The Roots y amigo del cantante.


Historia de desencuentros

Para los fanáticos de la leyenda del pop las explicaciones del ex NSYNC no son suficientes, e incluso le reprochan el evento privado que realizó el jueves pasado en Paisley Park, para presentar Man of the woods, su último trabajo discográfico que fue lanzado al día siguiente. El lugar fue un estudio construido por Prince en 1987 -donde luego sería hallado muerto en abril de 2016- y hoy funciona como un museo que conmemora su carrera.

La presencia de Timberlake en el lugar ya tenía molestos a los seguidores de Prince, debido a antiguas polémicas que demostraron que no existía una buena relación entre ambos. Todo comenzó con los dichos del autor de Kiss en una fiesta después de los Emmy de 2006, donde dijo: “Para quien sea que anda diciendo que está trayendo lo sexy de vuelta: ¡lo sexy nunca se fue!”, en referencia al éxito de Timberlake, SexyBack.

Pero el también actor no se quedó callado. En Give it to me, una colaboración con Timbaland, aprovechó de responderle: “Si lo sexy nunca se fue, entonces ¿por qué todos están conmigo? No me odies solo porque a ti no se te ocurrió antes”.

El cruce indirecto de palabras fue coronado al año siguiente con una acción que ha sido considerada como una burla por parte de Timberlake. En 2007, Prince ganó un Globo de Oro por el tema The song of the heart, incluido en la banda sonora de Happy feet, y el encargado de entregarlo fue ni más ni menos que Timberlake. Pero como Prince no estaba en la ceremonia, bajó el micrófono para recibirlo en su nombre, haciendo referencia a la baja estatura del cantante.

Sobre el autor: