Culto
El cine chileno entra al debate sobre el acoso sexual

El cine chileno entra al debate sobre el acoso sexual

En Hollywood, tanto el sindicato de productores como el de directores han lanzado manuales para prevenir e informar sobre el acoso sexual en su industria, los que se distribuirán antes de cada filmación. Frente a ello, La Tercera consultó a distintos nombres del medio local, como actores, directores, guionistas, productores y montajistas, para abrir el debate sobre la necesidad de tomar medidas similares en Chile, ante un escándalo que parece cambiar los parámetros del cine.

Loreto Aravena, actriz: “En Hollywood hay una escala súper distinta”

“Es un poco extraño que tenga que haber un manual para el acoso sexual, como que supongo que cada persona tiene ética y principios, valores”, explica Loreto Aravena (No estoy loca, Sapo). Para la ex Los 80, el caso de un reglamento por escrito se aplicaría “si es que en una película hay menores de edad, quizás como para poder actuar en caso de, me parece como más lógico. Pero en caso de adultos, no sé, creo que está un poco de más”.

Aravena asegura que, además, en el cine norteamericano con las cifras que maneja, da más lugar a las diferencias de poder entre hombres y mujeres que en el caso chileno. “Son producciones gigantes, en donde hay demasiada gente, entonces es una escala súper distinta. No sabría decir si acá se podría aplicar un manual”, asegura.

Consultada sobre qué otros aspectos se podrían tomar en cuenta para garantizar la equidad de mujeres y hombres en el cine chileno, la actriz responde: “Con respecto a los sueldos creo que todavía hay diferencias, aunque se han estrechado mucho. En la industria del cine, por lo menos en Chile, no creo que existan tantas diferencias”.

Silvio Caiozzi, director: “Curiosamente es algo de lo que sí he escuchado pasa en televisión”

El director de Julio comienza en Julio, y que pronto estrenará Y de pronto el amanecer, asegura estar al día con la situación de Estados Unidos, y poco sorprendido con ésta: “Siempre que una persona que se siente con poder tiene la cabeza media revuelta, abusa del poder que ahí tiene. Entonces, obviamente en Hollywood esto no es algo nuevo, esto lo sabía todo el mundo desde siempre”.

Caiozzi dice que: “me parece bien que haya un reglamento, que se eduque, y que las actrices sepan cómo defenderse”, pero se muestra cauto al momento de implementarlo en la industria chilena: “Este es un tema en el que, personalmente, acá no he visto problemas al respecto. Curiosamente es algo de lo que sí he escuchado pasa en televisión, pero el cine chileno es algo que se hace con demasiado esfuerzo, donde todos colaboran y no se mueven millones”.

El realizador tampoco siente que haya mayores diferencias de género en el cine nacional: “No veo que a las mujeres se les de menos trabajo. Creo que cada vez hay más mujeres en el cine. Sí hay cosas que las mujeres hacen mejor y otras que los hombres hacen mejor, pero no me ha tocado ver a una mujer ser dejada afuera por ser mujer”.

Marialy Rivas, directora: “Nadie puede ignorar esta conversación”

Para Marialy Rivas, directora de Joven y alocada, si bien no conoce en específico los contenidos de los nuevos reglamentos, “sí me parece muy positivo que ya se haga un manual, que se entienda que hay un problema, que existe desde que las mujeres no solo hemos vivido en Hollywood, sino que en todas las industrias, desde que la mujer es mujer y el hombre es hombre”.

Rivas opina que lo que está ocurriendo en EE.UU. y se ha expandido por el mundo, “es un despertar muy necesario y urgente. Me parece increíble que muchas mujeres que unidas levantaron la voz y esto se transformó en una explosión que ha llegado a todas las industrias ,y ya nadie puede ignorar esta conversación”.

Consultada frente a los pasos a seguir para lograr una industria más equitativa en el cine, Rivas es enfática: “Falta todo. Hay muy pocas cineastas mujeres”. Asegura que estas ideas se tienen que llevar a las otras industrias. De hecho, ahora será embajadora en Chile de la fundación Free the Bid, creada por la premiada directora Alma Har’el, que busca abrir paso a más mujeres directoras en el mundo de la publicidad.

Juan de Dios Larraín, productor: “Debe aplicarse a todas las industrias”

Mientras se encuentra en Estados Unidos junto al resto del equipo de la productora Fábula, promocionando la candidatura al Oscar de Una mujer fantástica, el productor Juan de Dios Larraín opina: “me parece que está bien el hacer un manual, pero debería aplicarse a todas las industrias. En el mundo audiovisual no es el único lugar donde hay acoso”. Sobre por dónde se puede partir pavimentando un camino distinto, que genere una sociedad con igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, Larraín tiene una idea: “creo que los políticos deberían ir a ver Una mujer fantástica”.

Alicia Cherson, directora: “Sobre todo para la gente más vieja”

“Me parece súper bueno que se regulen, es un cambio cultural importante y sobretodo para la gente más vieja que tenía muy naturalizada ciertos comportamientos”, dice la directora, guionista y productora Alicia Scherson sobre el caso. Pero siente que en Chile que hay que tener fe en las nuevas generaciones: “La gente más joven ya está siendo criada en otra forma de entender, el poder y también los lugares de las mujeres. No sé si ese manual sea el indicado, porque no lo conozco, aunque explicitar las cosas nunca es malo. Otra cosa sería pasarse al extremo, y que sea una camisa de fuerza para las relaciones humanas”.

Soledad Salfate, montajista: “Esto también le puede pasar a los hombres”

“Este tema (el acoso sexual) suele enfocarse más en las mujeres, que estamos más expuestas a estas situaciones, pero a los hombres también les puede pasar, sobre todo a actores que están partiendo”, dice la montajista Soledad Salfate (Una mujer fantástica, Rara). “Como desconozco el contenido exacto del manual estadounidense, no sé si se aplicaría a nuestra cultura, pero siempre me parece importante conversar estos temas, porque a través de esas conversaciones se puede seguir avanzando”, agrega.

Más allá del tema del acoso, sí cree que falta por hacer en la industria nacional (y en todas) para garantizar la equidad de género: “Estoy trabajando en mi primer película norteamericana, y trabajé en un equipo con muchas mujeres. Y creo que por ahí nos falta; que se entienda que sí pueden haber mujeres en el set y manejar equipos, en cualquier cargo, y mecanismos que ayuden a las mujeres a obtener cargos que suelen asociarse a labores masculinas, desde electricistas hasta asistentes de cámara”, dice, agregando: “Yo que llevo harto tiempo en esto, me he enfrentado a este tipo de problemas y he tenido que sobrellevarlos, y no me gustaría que las mujeres que vienen atrás mío tengan que seguir viviéndolo”.

Héctor Morales, actor: “Es importante un protocolo de denuncia”

“Sin lugar a dudas es importante, quizás, un protocolo de denuncia, que establezca qué puede hacer una persona con esta información. Pero para cualquier persona que trabaje en grupos, no sólo en el cine; sea una oficina, un colegio o un hospital”, dice Héctor Morales, que protagonizará la comedia Swing. Pero con respecto a las diferencias de poder entre hombres y mujeres en la industria local, el actor matiza: “Tanto en el cine, la televisión o el teatro, convivo con la misma cantidad de hombres que de mujeres. He tenido muchas jefas y jefes. Lo que yo he podido observar, en mi realidad, es bastante equitativo”.

Francisco Reyes, actor: “Hay que tener cuidado con el aprovechamiento de estas normas”

“Hay que tener claro ciertas normas básicas, pero hay que tener cuidado con el aprovechamiento de estas normas. Yo soy súper de abrazar y hacerle cariño a mis compañeros y compañeras, entonces, ¿qué pasa si uno con menos confianza dice, ‘ah no, este Francisco Reyes es un aprovechador?’ Y luego eso sale a la prensa, y ya eres un abusador, aunque la justicia no haya dicho nada”, dice el actor de Una mujer fantástica y la teleserie Dime quién fue. “El problema es que la sociedad se puso perversa en todos los ámbitos, entonces no queda otra que normar, pero es terrible vivir normado en todos los aspectos”, agrega.

A pesar de sus reparos con la idea de un manual, Reyes sí identifica que hay una diferencia en por lo menos un aspecto al trato de hombres y mujeres en la industria nacional: “Si tú revisas los sueldos en la televisión, entre un primer actor y una primera actriz, la diferencia es enorme. En los otros temas, me parece que todo es harto más igualitario, por lo menos en lo que yo he hecho en cine o TV, la voz de las actrices pesa tanto como la de los actores. Pero sí me consta que a nivel de salarios, la diferencia es enorme”.

Elisa Eliash, guionista: “Me molesta renunciar al sentido común”

“Tal vez ingenuamente, no pierdo las esperanzas de que estos temas puedan ser abordados desde un lugar anterior (a un manual), cultural. En general me molestan las soluciones mandatorias, los fiscalizadores, todo lo que sea renunciar al sentido común”, opina la guionista Elisa Eliash (El bosque de Karadima), agregando: “Me parece clave que seamos capaces de hablar entre colegas cuando estas cosas sucedan. Hablar y no ‘mandarnos mensajes’ por redes sociales, mantener diálogos respetuosos y compasivos con la historia del otro. Se ha visto un clima confrontacional en el último tiempo con estos temas y no creo que nos lleve a mucho”.

Marcelo Ferrari, director: “Es una forma de poner paños fríos”

“Me parece muy positivo que en Estados Unidos, y ojalá también en Chile, la gente se atreva a informar cuando hay abusos sexuales. Quizás nosotros también tenemos nuestros pañitos que sacar a la luz”, dice el director Marcelo Ferrari (Sub Terra), pero asegura que el manual sería una forma de desviar la atención: “Me parece que crear un reglamento es un camino muy formal. Es bueno que el tema se converse y se transparente, pero un manual es una forma de poner paños fríos, lo que no tiene mucho sentido. Es la forma de una industria de frenar su desprestigio. A veces pensamos que los problemas se solucionan por estar escritos en un papel”.

Josefina Cisternas, actriz: “Sería bueno que el manual existiera acá”

“Estas víctimas son muchas y muchos que por años se quedaron en silencio, porque no es fácil denunciar algo así. Y eso no es justo. Si existiera una forma de darles la tranquilidad de que si les llegara a pasar esto, hay una forma de denunciarlo. Y me parecería muy buena idea que existiera acá”, asegura la actriz Josefina Cisternas, actualmente en la película No estoy loca. “Si existe alguna forma en este rubro de establecer que los hombres y mujeres están al mismo nivel, sería muy necesario. Obviamente en Estados Unidos es una industria mucho más grande, pero aplaudo que tomaran una iniciativa así”, agrega.