Culto
Cinco historias de Queen a través de sus canciones

Cinco historias de Queen a través de sus canciones

Con 15 álbumes de estudio y una carrera que se extendió desde 1970 hasta 1991 con su formación original, la banda británica compuso innumerables canciones que guardan simbolismos y anécdotas dignas de recordar.

Mientras “Don’t stop me now” es considerada la canción más feliz del mundo, “Bohemian Rhapsody” es una de las más reconocidas y “I want to break free” una de las más polémicas de Queen.

La banda británica conformada originalmente por Freddie Mercury, Brian May, John Deacon y Roger Taylor; pasó a la historia como un ícono del rock que sigue vigente  a 26 años del fallecimiento de su vocalista.

De las tantas canciones que crearon en sus 20 años como cuarteto, destacamos aquellas con una historia digna de recordar:

“Killer Queen” – Sheer Heart Attack (1974)

Mercury compuso la letra y posteriormente hizo la melodía en un piano, lo cual logró -según él- en una noche:

“Bueno, de hecho, escribí ‘Killer Queen’ en una noche. No es por presumir, pero creo que es la canción que más encaja con el álbum. Sin embargo, canciones como ‘The March of the Black Queen’ me tomaron siglos. Siento que en cada canción debo dar todo, no ser autoindulgente, pero con ‘Killer Queen’ sucedió que empecé a escribirla un sábado a la noche y a la mañana siguiente seguí trabajando y ya la tenía. Fue genial. Algunas canciones vienen solas, pero otras hay que ir a buscarlas. Como banda, somos bastante particulares. No conocemos las medias tintas, soy muy duro conmigo mismo. Si creo que una canción no es adecuada, entonces la descarto. Soy muy delicado y complicado, como esta canción”, dijo en entrevista con Melody Maker en 1974.


“Under Pressure” – Hot Space (1981)

David Bowie estaba en un hospital en pleno proceso de desintoxicación cuando conoció a Roger Taylor, quien no dudó en invitarlo a colaborar con la banda. Si bien la idea era que participara en la grabación de “Cool Cat” ni Bowie ni Mercury quedaron satisfechos con el resultado, por lo que decidieron crear algo nuevo.

Según registra Mark Blake en la biografía Is This the Real Life?: The Untold Story of Freddie Mercury and Queen, tras una noche de consumo de vino y cocaína, los cantautores dieron con esta canción que consideran por sobretodo, una improvisación, ya que alternaron los versos de forma aleatoria.

Sin embargo, nunca la interpretaron juntos en vivo. Mercury la cantó en Wembley en 1986, y Bowie la cantó a dúo con Annie Lennox en 1992.


“Radio Gaga” – The Works (1984)

El baterista Roger Taylor es el autor de esta composición nacida de la popularidad de la televisión en desmedro de la radio. “Radio, alguien todavía te ama” dice el final del coro, ya que en ese entonces, se consideraba la pérdida de la radio como un final inminente.

Originalmente el título de la canción era “Radio Ca-ca”, frase que Taylor escuchó decir a su hijo, pero dado su significado en español se cambió por “Ga-ga” que además, es más fácil de pronunciar.

De todas formas la banda grabó un videoclip que fue emitido por MTV.


“The Miracle” – The Miracle (1989)

Mercury y Deacon dieron comienzo a la creación de esta canción, y posteriormente, May y Taylor colaboraron en los acordes y letras. En la letra se escucha cómo destacan las pequeñas y grandes creaciones de Dios, mencionando construcciones como el Taj Mahal y obras de arte como la Mona Lisa.

Para mucho se considera un anuncio metafórico en torno a la enfermedad que padecía Freddie Mercury, con un revés esperanzador en torno a su diagnóstico.


“The Show Must Go On” – Innuendo (1991)

Lanzada seis semanas antes de la muerte de Freddie Mercury, el coro dice “El show debe continuar” con la voz única del cantante a pesar de su deterioro físico producto del Sida.

Si bien está acreditada a nombre de toda la banda, quien la escribió fue el guitarrista Brian May (quien estos días está trabajando en la biopic Bohemian Rhapsody) a Mercury. En ese entonces, la enfermedad del artista no era de conocimiento público, y solo sus familiares y amigos fueron testigos de cómo el virus del VIH terminaba con la vida de Mercury.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov