*

Culto
La enciclopedia online Cine Chile cierra por falta de fondos

La enciclopedia online Cine Chile cierra por falta de fondos

El portal con películas, entrevistas y noticias, único en su categoría en el país, ha funcionado por nueve años.

A pesar que el proyecto nació como una enciclopedia para difundir el cine chileno, el trabajo de los fundadores de Cine Chile, Marcelo Morales y Antonella Estévez, no se limitó a un simple catálogo. Desde su inicio en 2009, el equipo de periodistas rastreó los primeros destellos fílmicos locales y de ahí, construyó una línea de tiempo que parte con el perdido documental de Luis Oddó Osorio, Una cueca en Cavancha (1897), hasta la recién estrenada La Salamandra (Sebastián Araya).

En nueve años, Cinechile.cl realizó un registro que abarca largometrajes, documentales, cortos y animación, y en total elaboró la ficha técnica de más de 3.700 cintas. El proyecto creció, y los gestores dieron espacio a la crítica, entrevistas, encuestas, estudios de autores y períodos, y a seguir la huella de películas chilenas que se pueden ver online con permiso de sus autores.

Más importante, Cine Chile se dedicó a la divulgación del patrimonio fílmico nacional a través de, por ejemplo, recopilación de notas de prensa desde fines del siglo XIX. Se trata de una labor única en su tipo en el cine local y herramienta de consulta para profesionales, además de público tradicional. Hoy, todo este trabajo se ve interrumpido por falta de fondos.

Para Morales y Estévez, el panorama se volvió insostenible cuando en diciembre fueron notificados de que su proyecto Cinechile.cl no fue electo para recibir aportes de los fondos audiovisuales dependientes del Consejo de la Cultura.

“Ya no podemos seguir manteniéndolo correctamente y eso se refleja en nuestra periodicidad para publicar”, dice Marcelo Morales. Agrega que todo el trabajo relacionado a la página, lo hacen en sus tiempos libres. Hasta la fecha el sitio de cine se había financiado de manera intermitente a través de fondos destinados a la difusión y la investigación, pero en los últimos dos años el proyecto fue rechazado.

Una de las explicaciones del jurado del Consejo para no asignarles recursos es que Cine Chile no es lo suficientemente patrimonial. “Es inexplicable”, reflexiona Morales, que envió una carta de apelación rechazada el 23 de enero. “Les pedimos que revisaran qué se entiende por difusión del patrimonio universal. Nosotros hacemos de todo”, sintetiza.

Hasta ahora han surgido varias voces de apoyo a Cine Chile, que funcionará sólo hasta hoy. “Es como que de pronto se cayera Wikipedia”, dice el cineasta Moisés Sepúlveda (Las analfabetas, 2013). “Me parece triste que se baje y es difícil no ver el valor del patrimonio audiovisual que realizan”, agrega.

“Es absurda esa fundamentación”, opina el director José Luis Torres Leiva (El viento sabe que vuelvo a casa, 2016). “Su principal labor es difundir el cine de hoy y todos los tiempos. Ellos han hecho todo el trabajo para darlo a conocer, en Chile y afuera”.

El equipo de Cinechile, conformado por los fundadores y colaboradores intermitentes, se replanteará sus opciones durante febrero. Además fueron notificados de que están en primer lugar de la lista de espera en el fondo de Difusión de medios electrónicos. Mientras esperan las noticias de la primera semana de marzo, lo único que aparece en el portal es la declaración del cierre.

Sobre el autor: