Culto
Diego el Cigala: “Sin la música no hubiera podido superar la muerte de mi esposa”

Diego el Cigala: “Sin la música no hubiera podido superar la muerte de mi esposa”

El aplaudido músico de flamenco se presentará el 4 de marzo en el Teatro Teletón, donde tocará canciones de su último disco, Indestructible, consagrado a la salsa y donde late el recuerdo de su pareja, quien murió justo cuando el español debía dar un concierto.

Diego el Cigala, con sus raíces gitanas y su vínculo artístico con el flamenco, está profundamente enamorado de lo latino. El tango, la salsa y la música cubana es lo que finalmente lo ha transformado en un camaleón, como lo definió el diario El País.

Su inquietud musical siempre avanza a medida que va conociendo otros artistas o nombres que sus cercanos le recomiendan. En 2002, Diego Ramón Jiménez Salazar, su verdadero nombre, conoció al músico cubano Bebo Valdés; ambos grabaron Láminas negras (2003), su disco más exitoso, el que se llevó el Grammy Latino en la categoría Mejor álbum tropical tradicional. Tras mantenerse ligado al cancionero cubano, lanza Cigala & tango en 2010, un concierto de versiones en estilo flamenco de los clásicos del tango realizado en Buenos Aires, junto a Andrés Calamaro y a otros músicos españoles.

En 2013 decide mudarse a República Dominicana, donde obtuvo la nacionalidad, junto a su esposa Amparo Fernández, quien fallece dos años después, mientras el intérprete se alistaba para realizar un concierto en Los Angeles, California, el que no suspende; por el contrario, decide convertirlo en un homenaje hacia ella.

Al año siguiente, lanza Indestructible, enfocado netamente en la salsa, en tributo a su fallecida pareja. Con este título se presentará en el Teatro Teletón el domingo 4 de marzo. Los tickets se pueden comprar en Ticketek, con precios que van de los $32.000 hasta los $48.000 (sin recargo).

“Feliz de poder volver a estar en Chile, presentar el disco Indestructible, junto con traer recuerdos de Lágrimas negras y de Cigala & tango. Es un paso por el flamenco, el tango y la salsa. Yo creo que va a ser un concierto cargado de emociones”, cuenta uno de los artistas españoles más reputados de los últimos años.

¿Por qué se inclinó hacia la salsa en su último disco? Hoy lo que domina el cancionero latino es la música urbana

La salsa también es urbana, muy callejera y nocturna, es el himno del pueblo latino. Me resulta muy familiar la salsa con lo latino, junto al pueblo gitano y el flamenco. Para mi, desde ahí viene toda una simbiosis.

¿Le gusta la música actual de Latinoamérica?

No mucho, respeto toda la música, pero estoy en un punto de mi vida que busco otras cosas. La música que se utiliza a diario, aunque la gente la viera como una simple moda, creo que se respeta. La música es música.

En 2015, su esposa fallece mientras iba a realizar un concierto en California, el que decidió igual llevar a cabo.

Es una manera que no se puede explicar, es como el top de lo que tienes que enfrentar y es la peor sensación que hay en la vida. El amor y el trabajo son de mundos totalmente diferentes, de tener un dolor tan profundo, pero que tienes un concierto, aunque yo creo que el alma de ella fue lo que me hizo cantar.

¿Amparo ha tenido influencia en su música desde su muerte?

Muchísimo, ella sigue ahí y va a estar siempre. Haber hecho Indestructible era un homenaje hacia ella. Amparo sabía como iba a ser el disco y como se iba a llamar, para mi existió mucho disfrute al componerlo, mucha pena y mucha alegría de cuando lo he escuchado. Sin la música no hubiese podido superar su muerte, también lo pude superar con Dios, la música y los hijos. O los hijos y la música.

Se fue a vivir a República Dominicana. ¿Por qué?

Hubo un tiempo atrás en que España estaba muy opaco: por falta de alegría, mucho paro, mucho de sin hacer nada de música, un desperdicio. No era mi caso, porque no paré de trabajar y de tocar, pero me veía como que necesitaba tener a Latinoamérica cerca, porque tiene una esencia especial para mi. Hace 4 años que vivo en Punta Cana, en República Dominicana, es un país que me encanta, sus tierras, lugares, historias y costumbres. Es súper especial, hay comodidad, tranquilidad, tengo cosas buenas para mi querido Dominicana.

Debido a su gran cercanía con Cuba, ¿cómo ve hoy al país?

Se viven otros tiempos en la música, quitándole a unos pocos de La Habana todavía, pero se hacen otras músicas ahora, con otros estilos, el reggaetón. Sin embargo, en la música cubana hay puros genios y hay que tirar un poco de las viejas escuelas. Pero Cuba es Cuba, tiene un aire y un sonido increíble, para mí es lo máximo.

¿Ve algún aporte de la música con la situación política que existe?

La musica rompe esa barrera política que existe, que se puedan quebrar los lazos políticos entre unos y otros; puede existir una solución con la música, pueden abrir muchas fronteras que están cerradas desde hace mucho tiempo.

Sobre el autor: