*

Culto
Las consecuencias del éxito de Perdona Nuestros Pecados en el prime de Mega

Las consecuencias del éxito de Perdona Nuestros Pecados en el prime de Mega

La estación ha apostado por su gran suceso del último tiempo, lo que ha detonado la postergación de otros proyectos, como el nuevo ciclo de The switch.

En una gran máquina generadora de contenidos y de sucesos en sintonía se ha convertido el área dramática de Mega. Se instaló en 2014, con Pituca sin lucas, la que rápidamente se convirtió en un éxito.

Actualmente, los dirigidos por María Eugenia Rencoret realizan seis teleseries al año, y en pantalla hoy están Verdades ocultas, Si yo fuera rico y Perdona nuestros pecados. Todas ellas lideran con comodidad sus segmentos. Pero en particular, el gran fenómeno de rating de la última temporada es Perdona…, líder en el cotizado bloque prime. Desde que debutó en marzo, registra un rating promedio de 28.9 puntos, y ya tiene confirmada una segunda temporada.

Y aunque solo hay cuentas alegres respecto a la historia de época, su éxito ha tenido consecuencias sobre la propia programación de Mega: se trata de la postergación que está provocando en los otros proyectos de la señal que esperaban estrenarse en el horario prime en los últimos meses. La estación ha decidido privilegiar su producto estrella.

El caso más emblemático es The switch, el estelar de transformistas que tuvo su primera temporada en 2015 con un significativo respaldo de la audiencia. Ante los buenos resultados, Mega fue por un segundo ciclo, que fue grabado completamente en 2016, y que hasta la fecha permanece congelado, aún con un incierto debut.

Karla Constant es la conductora del programa, y parte del jurado es el diseñador argentino Nicanor Bravo, el que dice no comprender el postergado estreno del espacio. “Me duele mucho que el programa no salga al aire por el trabajo que hicimos, porque dábamos la vida por el programa. Nunca imaginé que podía pasar esto, pero estas son decisiones ejecutivas de las que no entiendo nada”, comenta.

Pero The switch no es un caso aislado, ya que son varios los productores ejecutivos de la señal del Grupo Bethia que no encuentran espacio para apostar por nuevos proyectos en la primera franja nocturna.

Juan Pablo González, por ejemplo, llegó a Mega en noviembre de 2016, y a la fecha no ha puesto en pantalla ni un solo programa. El productor ejecutivo dejó Chilevisión, donde encabezó espacios como Talento chileno, Fiebre de baile y Espías del amor, para comenzar en Mega un nuevo rumbo laboral en la generación de contenidos multiplataformas. Sin embargo, aún no ha podido concretar su debut oficial. Esto, a pesar de presentar diversos proyectos de todo tipo a la plana ejecutiva de la señal.

El presente de Ignacio Corvalán es muy similar al de González, debido a su falta de presencia en la parrilla programática. El último programa del productor fue el reality Doble tentación, que finalizó en junio pasado, tras seis meses en pantalla. Y por el momento, no está en carpeta ningún proyecto próximo. Al igual que The switch, este programa lo condujo Constant, quien hoy, a falta de un estelar prime, está en el matinal Mucho gusto.

También la miniserie nacional sobre Martín Vargas Pega, Martín, pega, creada por Rodrigo Cuevas, permanece a la espera de una fecha de estreno. Esta ficción, ganadora de un fondo del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), estaba planificada para 2017, pero se programó para este semestre.

Todo ello se traduce en una sobrecarga laboral para el área dramática, según cuentan fuentes conocedoras del tema, ya que tienen la exigencia de tener un producto que por meses acapare el rating. Desde Mega, consultados por el tema, “aclaran que todos los equipos del canal han presentado proyectos y estos están a la espera de una mejor situación económica país qu permita programar una exitosa primera franja prime con una segunda franja”. Además, dicen que “no es efectivo que el éxito de Perdona nuestros pecados sea el causante de que no existan otros estrenos, dado que esta producción sólo cubre hasta las 23.15 horas”.

Sobre el autor: