Culto
La batalla de Radiohead y Lana del Rey reflota el fantasma del plagio

La batalla de Radiohead y Lana del Rey reflota el fantasma del plagio

La banda acusó en la justicia a la cantante por un tema similar a su hit Creep. John Lennon, Led Zeppelin y Coldplay han pasado por algo similar.

Radiohead, la agrupación liderada por Thom Yorke, y la cantante estadounidense Lana del Rey no se verán las caras en un escenario; se encontrarán en tribunales por Get free, canción incluida en el último trabajo discográfico de la artista, el elogiado Lust for life (2017). Según los británicos, la melodía se parece demasiado a Creep (1992), su exitoso single debut que los lanzó a la fama mundial.

La neoyorquina, que confirmó la demanda por plagio a través de su cuenta de Twitter, sostuvo que no se inspiró en el clásico de los 90 para componer la cuestionada canción y que ya intentó negociar sin éxito.

“Radiohead quiere el 100% de los créditos de la canción. Les ofrecí el 40% en los últimos meses, pero ellos solo aceptarán el 100”, afirmó en la red social. Además agregó que los abogados de la banda son “implacables”, por lo que finalmente no llegaron a un acuerdo y deberán enfrentarse ante la justicia.

Durante un concierto en Denver, el domingo pasado, la cantante de 32 años se refirió nuevamente al tema, al que considera su “manifiesto personal”, advirtiendo a sus fans que con esta demanda podría ser eliminado del disco: “Voy a luchar por los sentimiento que escribí, incluso si esa canción no está en futuros lanzamientos físicos del disco”.

El comienzo de la cuestionada canción comparte algunos acordes que recuerdan al primer sencillo de Pablo Honey (1993), el debut de los ingleses. Sin embargo, según la legalidad que rige para estos casos, el plagio se acredita según la cantidad de compases seguidos que se repiten.

A pesar de que no ha sido lanzada como single, Get free es una de las más reproducidas de Lust for life en el canal oficial de Lana del Rey en YouTube: posee dos millones de visualizaciones.

Sin embargo, esta demanda guarda una paradoja. El mismo éxito de Radiohead fue anteriormente acusado de plagio por Albert Hammond, quien alegó que el sencillo tomó acordes de su canción The air that I breath (1972),juicio que los británicos perdieron. Por esta razón, Thom Yorke y Jonny Greenwood hoy comparten los créditos con Hammond y Mike Hazlewood.

De alguna manera, la batalla entre la estadounidense y los europeos es otro capítulo de una larga saga de acusaciones que ha enfrentado a los emblemas más grandes de la historia de la música popular, enfrentados en tribunales por acusaciones de plagio, copias y por replicar melodías ajenas sin reportar el respectivo derecho de autor: de John Lennon, Chuck Berry, Led Zeppelin -quizás los más insignes a la hora de rastrear las huellas de su música en los viejos bluseros- y George Harrison, hasta Coldplay, Tame Impala y Joe Satriani, pocos se salvan de mostrarse los dientes entre colegas.

Sobre el autor: