Culto
Hollywood vistió de negro en la alfombra roja de los Globos de Oro

Hollywood vistió de negro en la alfombra roja de los Globos de Oro

La tradicional ceremonia previa a la entrega de los premios se vio marcada por la protesta ante los abusos sexuales y las inequidades de género.

Se dijo repetidamente que la 75a jornada de los Globos de Oro tendría un sabor especial. Que no sería lo mismo de siempre, dado los escándalos de abuso sexual que han remecido a la industria. Y en lo que toca al inesquivable ritual de la alfombra roja, previo a la ceremonia de premiación, puede decirse que las anticipaciones fueron acertadas.

Tal era el ambiente, incluso horas antes de iniciarse el barullo en la red carpet instalada junto al hotel Beverly Hilton, que alberga desde 1961 la ceremonia organizada por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. Sin ir más lejos, el canal E!, que transmite desde temprano los más nimios detalles asociados a los Golden Globe Awards, mostraba a todos sus presentadores, hombres y mujeres, vistiendo de negro riguroso. Y no sólo eso: también jugaban el curioso juego de tomar los distintos vestidos con que las estrellas se han paseado en ediciones anteriores -de princesa, femeninos/masculinos, etc- e imaginar cómo se verían de negro.

¿Por qué de negro? Porque fue el color que varias estrellas nominadas, entre ellas Meryl Streep (The post), Jessica Chastain (Apuesta maestra), Emma Stone (La batalla de los sexos) y Margot Robbie (Yo, Tonya), anunciaron que sería el suyo. Lo anterior se dio en total sintonía con la iniciativa “Time’s Up” (“Llegó la hora”), a la que han adherido más de 300 actrices, guionistas, productoras y ejecutivas, y que busca luchar contra el abuso en Hollywood y otras industrias.

El color negro, entonces, iba en esa dirección, así como el uso de prendedores con el nombre de la iniciativa y un ítem adicional que no pasó en absoluto inadvertido: algunas de las mencionadas estrellas invitaron a -y fueron acompañadas por- destacadas activistas sociales. Así, se vio a Streep de la mano de Ai-jen Poo, directora de la National Domestic Workers Alliance.

La actriz Debra Messing resumió ante las cámaras el espíritu que animó la jornada: el deseo de diversidad, igualdad salarial y seguridad antes los acosos. En Hollywood y el resto del mundo.

Sobre el autor: