Culto
Big Little Lies: el futuro del gran éxito televisivo del último año

Big Little Lies: el futuro del gran éxito televisivo del último año

La producción, gracias a su trama centrada en el abuso y en lo femenino, se posicionó como la gran triunfadora de los Globos de Oro y los Emmy.

Big Little Lies es la serie del momento. Al menos los números y los galardones así lo confirman: fue la gran ganadora de las dos premiaciones más relevantes del rubro en el último año, los Emmy y los Globos de Oro, adjudicándose todo a lo que postulaba.

Una victoria casi inédita para una producción debutante y que se consolida como una de las grandes cartas de HBO en su ruda competencia con otras plataformas, como Netflix, Amazon y Hulu. De hecho, desde la noche del pasado domingo, cuando se quedó con tres Globos de Oro, Big Little Lies es puro futuro.

La miniserie se prepara para una segunda temporada a estrenarse en 2019, con la aparición de una nueva directora: Andrea Arnold (Transparent), tras la salida del director Jean-Marc Vallée (Ganador de Emmy a Mejor director), por compromisos programados.

Esta nueva etapa estaría enfocada en “lo maligno de las mentiras, la durabilidad de las amistades, la fragilidad del matrimonio. Las relaciones terminarán y vendrán potenciales lesiones emocionales y físicas”, según señaló HBO a Cosmopolitan, manteniendo la temática femenina de la historia.

Por lo demás, Vallée, quien se mantiene como productor ejecutivo, confirmó la aparición de un nuevo personaje al medio CBSN durante los Globos de Oro.

Durante la primera temporada, que consta de siete capítulos, la serie mostró la historia de cuatro mujeres de Monterrey, pertenecientes al estado de California: Celeste (Nicole Kidman), Madeline (Reese Witherspoon) Renata (Laura Dern) y Jane (Shailene Woodley), pertenecientes a la clase acomodada de su comunidad. Frente a ellos aparentan tener una vida perfecta, pero que puertas cerradas sufren de violencia doméstica y constantes abusos por parte de sus parejas.

Y la interrogante de un crimen sin resolver, del que no se tiene información hasta el último capítulo.

“Este personaje que interpreto, representa algo que está ahora en el centro de nuestras conversaciones: Abuso. Quiero creer y espero que podamos provocar un cambio mediante las historias que estamos contando”, declaró Kidman durante su discurso en los Globos de Oro, recalcando el tono del proyecto, muy en sincronía con las últimas revelaciones de acoso que han sacudido a los poderes máximos de Hollywood. En ese sentido, la prensa especializada cree que Big little… puede seguir sobreviviendo a un exitoso segundo ciclo sin mayores problemas.

Finalmente, el elenco se encuentra en plenas negociaciones con HBO, junto con el creador y escritor David E. Kelley, quienes se espera que regresen para la producción de la segunda temporada.

Sobre el autor: