*

Culto
Los Globos de Oro vivirán su 75a edición al calor del escándalo

Los Globos de Oro vivirán su 75a edición al calor del escándalo

Esta noche se entregan los premios de la prensa extranjera de Hollywood y, como se esperaba, las denuncias de abuso sexual han marcado la pauta.

La tradición periodística impone referirse a los Globos de Oro como la “antesala de los Oscar”. Como hito inaugural de una temporada de premios. Como esa ceremonia distentida en que los integrantes del mundillo del cine y la TV, después de pasearse por la alfombra roja junto al hotel Beverly Hilton, comen, beben y ríen mientras se van entregando los reconocimientos concedidos por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

En la 75a edición de los Golden Globe Awards las cosas no serán distintas, en principio: hay expectativas y favoritos, así como habrá ganadores y perdedores. Y sin embargo, tampoco serán iguales.

La ola de denuncias por acosos y abusos sexuales, que entre otros han marcado la caída en desgracia de Harvey Weinstein y Kevin Spacey, remecieron a la industria y mal podrían ignorarse en esta pasada. Por ello, la ceremonia de esta noche es vista como una prueba de la capacidad hollywoodense de manejar una crisis.

En ese espíritu, la protesta ya asoma. Actrices nominadas como Meryl Streep (The post), Jessica Chastain (Apuesta maestra), Emma Stone (La batalla de los sexos) y Margot Robbie (Yo, Tonya) han dicho que esta jornada vestirán de negro. El anuncio, igualmente, se vio realzado por el lanzamiento de la iniciativa “Time’s Up” (“Es el momento”), a la que han adherido más de 300 actrices, guionistas, productoras y ejecutivas, y que busca luchar contra el abuso en Hollywood y en otras industrias.

No todas respaldan esta movida, sin embargo. Elisabeth Sereda, de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, en inglés), pidió vía Twitter a la actrices que “por favor vistan colores brillantes para celebrar nuestro poder, no de negro para estar de luto por estos depredadores”.


Una jornada particular

A la voz de las nominadas podrían sumarse esta noche las de sus colegas que figurarán entre los presentadores: ahí estarán, por ejemplo, Emma Watson, que el año pasado expuso en la ONU en favor de la igualdad de género, y Penélope Cruz, cuya carrera en Hollywood está marcada por los Weinstein.

Pero habrá también, como siempre, un animador encargado de sazonar la velada. El turno es de un debutante en esta ceremonia: el comediante Seth Meyers. De recordado paso por Saturday night live, y conductor de su propio late show en la cadena NBC, tendrá esta noche la misión de instalar el humor allí donde podría haber alguna resistencia.

En último término, la presente versión incorpora un factor que otras veces ha sido el único en juego: la ansiedad de la recta final y los favoritismos en las principales categorías.

A diferencia del Oscar, los Globos de Oro tienen dos categorías para distinguir la “mejor película” del año: Mejor drama y Mejor musical o comedia (por más que todos los años haya quejas por nominadas que parecen no corresponder en absoluto al casillero asignado). Normalmente, la que más luce es la primera y este año no es la excepción. Mal que mal, las principales nominadas están acá: La forma del agua, de Guillermo del Toro, se anotó siete postulaciones, seguida por The Post: Los papeles del Pentágono, de Steven Spielberg, y Tres anuncios por un crimen, de Martin McDonagh, ambas empatadas con seis.

La cinta del director mexicano, ganadora en Venecia, ofrece una fantasía pueril al tiempo que macabra, que habla de inclusión y de Guerra Fría. La de Spielberg, en tanto, aborda el periodismo de los 70 para pensar la historia del presente. Ambos realizadores pujan también por ser mejor director y sus actrices protagónicas (Sally Hawkins y Meryl Streep) hacen otro tanto.

Asimismo, para mejor musical o comedia “suena” The disaster artist, de y con James Franco, en compañía de ¡Huye! y Lady Bird, dos revelaciones de la temporada.

Y si algo, finalmente, puede tener al borde del asiento a la teleaudiencia chilena, será la Mejor película en lengua extranjera. Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio, viene precedida de gran crítica y del interés mediático en su protagonista, Daniela Vega. Sin embargo, al frente tiene al menos dos rivales de peso: la rusa Sin amor y la sueca The square, que recibió la Palma de Oro en Cannes y que figura como ganadora en las predicciones de Time.com.


HBO lidera las categorías televisivas

En los últimos años las plataformas de streaming se han ido imponiendo en los distintos premios de cine y televisión. Sin embargo, la cadena HBO lidera el apartado televisivo de los Globos, con 12 nominaciones. A la cabeza está su producción Big little lies con la mayor cantidad de postulaciones (6): mejor miniserie o película para TV; mejor actriz, para Nicole Kidman y Reese Whiterspoon; mejor actriz de reparto, para Shailene Woodley y Laura Dern, y mejor actor de reparto, para Alexander Skarsgård. La miniserie, dirigida por David E. Kelley y protagonizada por Whiterspoon, Kidman y Woodley, cuenta la historia de tres madres cuyas vidas se ven marcadas por un asesinato en la escuela donde estudian sus hijos. Con sólo una temporada, estrenada en febrero de 2017, la serie se perfila como una de las favoritas.

Las nominaciones de la cadena estadounidense las completan The wizard of lies (2), Game of thrones (1), The deuce (1), Insecure (1) y The young Pope (1), que en Chile fue emitida por FOX.

De cerca, le sigue la plataforma de streaming Netflix, que llega a los premios con 9 nominaciones, cuatro más que en la entrega pasada. La lista está compuesta por el drama The Crown, la serie The sinner, protagonizada por Jessica Biel, y la comedia de Aziz Ansari Master of none, todas con dos nominaciones. Le siguen, con una, 13 reasons why, Better call Saul y GLOW.

Sobre el autor: