*

Culto
2017 en vivo: lo mejor (y lo peor) del año de conciertos

2017 en vivo: lo mejor (y lo peor) del año de conciertos

Consultados por La Tercera, 14 periodistas y críticos musicales seleccionan lo más destacado, sorpresivo y decepcionante de la temporada en la cartelera nacional. Un sondeo en el que sobresalen el primer cara a cara de The Who con el público chileno, el regreso de los canadienses Arcade Fire a la capital, la noche mágica de Mon Laferte en la Quinta Vergara y más de algún recital memorable que tal vez no muchos presenciaron.

Mejor show del año: The Who y su debut monumental

Con más de 70 años cada uno y más de medio siglo de kilometraje acumulado, Pete Townshend y Roger Daltrey todavía saben cómo montar un espectáculo vibrante y memorable. Así lo entendieron la mayoría de los profesionales dedicados a la música, que en el sondeo realizado por La Tercera escogieron (con cinco votos) el debut en Chile de los ingleses The Who como el mejor concierto que pasó por el país este año. “Una de las bandas más grandes de la historia estuvo a la altura de su leyenda”, sintetiza Marcelo Contreras, crítico musical de este medio, para quien los autores de My generation “ofrecieron volumen, épica, clásicos, consistencia y una lección de vida: la juventud es actitud, no lo que dicta el carné”. Para Sebastián Cerda, comentarista de espectáculos en CHV Noticias, lo de los británicos en el Estadio Monumental el 29 de septiembre fue como un “efecto big bang: la energía de 50 años parece concentrarse en 90 minutos y generar un gran estallido”, señala.

No fue una elección unánime, en cualquier caso. A The Who le siguió de cerca, con cuatro votos, el primer recital en solitario de los canadienses Arcade Fire en el país, el pasado lunes 11.

Otros destacados fueron el debut de Sigur Rós en Movistar Arena y el retorno de U2 al Estadio Nacional -con dos votos cada uno-, así como también la presentación de el trío Yo La Tengo en Fauna Primavera y el paso de Duran Duran por el último Lollapalooza.


La mayor decepción: la tibieza de Justin y el adiós de Jorge

Cuando se trata de escoger lo más decepcionante que dejó esta temporada, o derechamente el peor concierto de la cartelera local de este año, el panorama está dividido, aunque hay algunos nombres y momentos que se repiten. El de Jorge González, por ejemplo, quien materializó su retiro de los escenarios en la última edición de la Cumbre del Rock Chileno, en enero pasado, con una emotiva actuación cuyo corolario no estuvo a la altura de las circunstancias, según apunta Manuel Maira, de CNN Chile. “El plan de homenajearlo para su último show en la cumbre, no funcionó. Lo que podría haber sido solo emoción se contaminó con escenas desafortunadas como la de González entregando un premio a Álvaro Henríquez, mientras sus familiares se enfrentaban a su equipo a pocos metros del escenario”.

La segunda jornada del festival Stgo Rock City, de la que se bajó a última hora Aerosmith, también calificó entre las desilusiones de 2017, al igual que el último paso de Justin Bieber en el Estadio Nacional, otro que se repitió en el sondeo. “Desganado y no pudiendo coordinar canto con baile, pareció que nunca quiso estar ahí”, dice sobre el canadiense Bastián García, periodista de música de T13.cl.

Otros votos fueron para The Strokes en Lollapalooza, así como para el show de su vocalista, Julian Casablancas, en Club Amanda. También, Café Tacvba en el Hipódromo Chile, Nadie en la Cumbre del Rock y Juana Molina en el teatro San Ginés, por los problemas de sonido del recinto.


Mejor show latino: el imperio del colombiano J Balvin

Fallo dividido. Los votos al mejor concierto latino que el público chileno presenció este año arrojan un panorama sin ganador indiscutido, en gran medida debido a la variedad de gustos así como a la amplia paleta de colores y sonidos que llegaron desde diversos rincones del continente, que van desde el rock clásico argentino al reggaetón puertorriqueño y colombiano. Pero es en este último ítem donde surge el único artista cuyo nombre se repite: el colombiano J Balvin, uno de los monarcas indiscutidos de la actual escena urbana y dueño de la segunda canción latina más escuchada en el mundo este año (Mi gente). “Uno que en algo eleva el nivel del género, pensándolo más allá del mero hit”, apunta Sebastián Cerda, rememorando su debut en el Festival de Viña, en febrero, y su regreso meses después al Movistar Arena.

También hubo votos para los últimos pasos de Andrés Calamaro, Mon Laferte, Luis Fonsi y Bomba Estéreo por el Movistar Arena, además de otros para el espectáculo Soda+Cirque, los últimos shows locales de los argentinos Eruca Sativa y Él Mató a un Policía Motorizado en la discoteque Blondie, además de la actuación de la española Isabel Pantoja en el Festival de Viña. “Una muestra de vigencia, dramatismo y manejo escénico en el evento más popular de Chile y, sobre todo, tras años de aislamiento en la cárcel”, señala Claudio Vergara, de La Tercera.


Mejor show chileno: Mon Laferte en el Festival de Viña

A la hora de encontrar un ganador a nivel nacional en el repaso de 2017, Mon Laferte aparece como la soberana indiscutida. En el año de su despegue internacional, el nombre de la viñamarina se repite en distintas categorías -como de mejor espectáculo pop o incluso el mejor show latino-, pero es en el apartado de mejor concierto chileno donde arrasa con siete votos.

En su mayoría, para su memorable presentación en la última edición del Festival de Viña, aunque también hay menciones para sus actuaciones en la Cumbre del Rock en enero, en el Teatro Caupolicán en junio, y el más reciente, en Movistar Arena, a comienzos de esta semana. “Mon Laferte es dueña de un directo tan intenso como conmovedor, que tuvo tal vez en la imagen de una-chica-con-el-maquillaje-corrido-y-en-medio-de-las-lágrimas la imagen más exacta de lo que consiguen sus canciones: emocionar, conectar”, comenta Alejandro Jofré, editor del sitio Culto.

Mauricio Jürgensen, de La Tercera, también se queda con la intérprete de Amárrame, aunque con su show más reciente, “lejos el más completo y relevante de un músico chileno en mucho tiempo, por el fervor en el ambiente y la generosidad que ésta tuvo con otros músicos locales”.

Entre las menciones honrosas aparece Bloque Depresivo en el Caupolicán; Fernando Milagros en M 100; Como Asesinar a Felipes en Centro Arte Alameda; Santaferia en el Teatro Nescafé; Nicolas Jaar en La Cúpula; Ases Falsos en el Teatro Caupolicán y Tenemos Explosivos en La Batuta.


Mejor show pop: Bruno Mars y Arcade Fire

En el ámbito del pop, los criterios son diversos. Tres de los encuestados escogieron como el mejor show en ese apartado al que ofreció Bruno Mars en el Estadio Nacional el mes pasado. Un espectáculo que “si bien duró poco más de una hora, le dio a su público lo quería: una explosión de pop-funk con sus mejores éxitos”, sintetiza Mónica Garrido, de Culto. Bastián García coincide: “Por más que no haya alcanzado la hora y media de duración, no le faltó nada. El hawaiano expuso su estatus de showman y también exhibió su facilidad para hacer de la música una fiesta sin la necesidad de incluir parafernalia innecesaria, solo vocación pop y una banda de músicos a la altura”.

Otro que volvió a sumar votos en esta categoría fue el regreso de Arcade Fire, ratificando su estatus de imperdible de la temporada. “Al final, el desastre publicitario de Everything Now fue una bendición encubierta”, dice Andrés Panes, de Rockaxis. “Cómo se nota cuando una banda tiene hambre y algo que probar”.

También sumaron preferencias el show de Elton John y James Taylor en Movistar Arena, U2 en el Nacional, Mon Laferte en la Quinta Vergara, Duran Duran y The Weeknd en Lollapalooza y Javiera Mena con su última presentación en el Teatro La Cúpula. “Público gritando a todo pulmón, juego de luces increíble y toda la experiencia que Javiera Mena se echa al bolsillo con convicción y seguridad”, resume Bárbara Carvacho, de POTQ.


El mejor show que no todos vieron: la noche Ases Falsos y el regreso de Solar

Como siempre, en medio de los megaespectáculos de estadio y los eventos mayores, hubo también una cartelera activa de tocatas y recitales, unos más grandes que otros, que pese a no haber ocupado portadas o congregado a audiencias de decenas de miles, sí terminaron siendo tan o más memorables que otros conciertos masivos. Para los encuestados, el primer recital de Ases Falsos en el Teatro Caupolicán entra en esa categoría, con tres votos a su favor. “Tantas buenas canciones con vocación popular y mensajes interesantes llevan a preguntarse por qué no son más populares, y la respuesta probablemente está en que ellos están bien así”, dice Manuel Maira.

También suma dos menciones el retorno a los escenarios de Solar, celebrando el aniversario de Play.

La lista sigue con elecciones tan diversas como lo fue la actividad en vivo este año: el paso de los subvalorados Cheap Trick por el festival Solid Rock; la actuación de la mexicana Lila Downs en el teatro Municipal; el show de los canadienses BadBadNotGood en la Sala Omniun y algunos shows chilenos, como el tributo de Pedropiedra a Charly García, Dolorio y Los Tunantes, en el Bar Radicales, así como la fecha de Asamblea Internacional del Fuego, Marcel Duchamp y Tenemos Explosivos en M100.

También fueron mencionados el debut de The Cult en el Teatro Caupolicán y el paso de The Psychedelic Furs por el Teatro Cariola, “otra institución del underground británico y una lección de estilo para unos pocos curiosos”, según Francisco Reinoso de Sonar.