*

Culto
Manual para hacer una guitarra: las tiernas instrucciones de Spinetta a su luthier

Manual para hacer una guitarra: las tiernas instrucciones de Spinetta a su luthier

Para el “Flaco” importaba que el instrumento respondiera al determinado momento, a su onda y, por supuesto, a la banda.

Un distinto en muchos aspectos. A lo largo de su periplo en la música, desmarcándose de una tendencia bastante común entre sus colegas, evitó decantarse por una en especial. No tuvo un modelo favorito, tampoco optó por una marca en particular: sus guitarras siempre variaron.

Sus inicios al frente de Almendra, por ejemplo, lo vieron rasguear una Hagstrom, guitarra sueca que llegó a Sudamérica culminando los 60s. Etapa en la que también presentó su famosa “Gota”, creada por el luthier Sergio Repiso, e incluso una Gibson SG. Ya en Pescado Rabioso, esa influencia bluesera, bien de Hendrix, se vio reflejada en una clásica Fender Stratocaster. Le siguieron las Gibson: ES-345 y Les Paul Custom, entre otras tantas. Tuvo, además, modelos Roland, Yamaha y su inseparable Steinberger.


Gibson SG, Gibson Les Paul Custom y Roland G-505, algunos de los clásicos del “Flaco”.

Pero Spinetta, también, depositó su interés en el trabajo que podían alcanzar los luthiers, los que crearon algunas de sus compañeras más emblemáticas. Primero fue la labor de Repiso y, posteriormente, confió en el bahiense Christian Iannamicco, quien fabricó su primera guitarra-sintetizador.

En esa línea, para desarrollar un instrumento hecho a su medida, el que acompañó sus últimos conciertos, el “Flaco” contactó a Rudy Pensa, reconocido luthier argentino al frente de Pensa Custom Guitars, compañía radicada en Estados Unidos. El resultado fue una guitarra de aspecto muy similar a una Stratocaster, de un rojo flúor, que el mismo intérprete de “Cementerio club” definió como una de sus “mejores amigas”.


Las creaciones de sus luthiers.

La usuaria de Twitter, Bárbara Hiertz, precisamente compartió una imagen en la que se pueden apreciar parte de las peticiones del “Flaco” a la hora de la construcción de la guitarra.

Se puede ver cómo, mediante precisos dibujos, Spinetta indicaba su preferencia por una “superficie casi plana” del mástil, así como sus recomendaciones respecto a clavijeros, trastes, palanca y maderas.



“Toda otra cuestión queda a tu sano criterio, ya que uds. son los que saben. Estoy muy entusiasmado con esta Strato. Por favor, Rudy, haceme saber cualquier duda”, cierra la carta del ícono argentino.

Sobre el autor:

Eduardo Ortega |
Periodista de Reportajes de La Tercera.