*

Culto
TV: HBO sonríe en un año de las mujeres

TV: HBO sonríe en un año de las mujeres

Con 12 nominaciones, el canal y productor desplazó del primer lugar a Netflix (9) y FX (8).

Casi por defecto, el suspenso en el área TV de los Globos de Oro se ha visto en los últimos años condicionado por un par de preguntas: ¿Se apaga la estrella de HBO? ¿Se termina de imponer el streaming? Hay quien plantea, como lo hizo ayer El País, que tras los Globos de Oro y los Emmy de este año (que marcaron, respectivamente, la primacía de Netflix y Hulu) “las cosas han cambiado para siempre”. Eso sí, HBO sigue golpeando la mesa con 12 nominados, seguida por Netflix (9) y FX (8).

Una de sus producciones, que anuncia nueva temporada y que se impuso en los Emmy, es Big little lies, la más nominada (6). Esta historia de mujeres, temática que se impuso también en la pantalla chica, va por Mejor miniserie -frente a Fargo, Feud, The sinner y Top of the Lake: China Girl- y tiene cinco candidaturas interpretativas: Reese Witherspoon, Nicole Kidman (ambas a Mejor actriz protagónica), Laura Dern, Shailene Woodley (ambas a Mejor actriz de reparto) y Alexander Skarsgaard (actor de reparto).

Otra bendecida por los Emmy fue The handmaid’s tale, que ahora compite como Mejor serie dramática contra The crown, Game of thrones, Stranger things y This is us. Se anticipa ya un “duelo” entre Elisabeth Moss, su protagonista, y Claire Foy, la Isabel II de The crown. En tanto, la Mejor serie de comedia se resolverá entre The marvelous Mrs. Maisel, SMILF, Will & Grace, Master of none y Black-ish. Los protagonistas de las tres últimas (Eric McCormack, Aziz Anzari y Anthony Anderson) corren para Mejor actor de comedia o musical junto a Kevin Bacon (I love Dick) y William H. Macy, que se mantiene en alto con Shameless.

La presente edición tiene igualmente sus “grandes perdedores”. Pero esta vez no son los que pudieron haber sido meses atrás, antes del escándalo de Harvey Weinstein y el resto. House of cards y Transparent no sumaron ni una sola nominación tras ser vedettes de Globos anteriores, al calor de las denuncias de abuso sexual contra Kevin Spacey y Jeffrey Tambor, sus respectivos protagonistas.

Uno que en este ítem surfeó la ola fue el australiano Geoffrey Rush: nominado por su rol de Albert Einstein en la miniserie Genius, se acaba de querellar contra un diario de su país por publicitar una denuncia de abuso en su contra. Y un perdedor sin escándalo, por último, fue David Lynch con Twin peaks, aunque no pasó de largo: Kyle MacLachlan saca la cara por la serie como Mejor actor frente al mencionado Rush, Robert De Niro (The wizard of lies), Ewan McGregor (Fargo) y Jude Law (The young Pope).

Sobre el autor: