*

Culto
Cuequeros y solidarios: la conexión chilena de Arcade Fire

Cuequeros y solidarios: la conexión chilena de Arcade Fire

El lunes los canadienses invitaron a músicos locales a su show y donaron US$13 mil a Desafío Levantemos Chile.

Veinticuatro horas antes de realizar uno de los mejores conciertos que ha visto el público chileno este año, los integrantes de Arcade Fire destinaron sus primeros minutos en Santiago a pasear por el parque Bicentenario para luego reunirse a comer en el restaurante Mestizo, de Vitacura. Allí, el multiinstrumentista y productor Stuart Bogie, colaborador habitual del conjunto en el estudio y en sus giras, preguntó a los encargados de su visita por algunos músicos locales que pudieran acompañarlos al día siguiente en el Movistar Arena.

“Me llamaron ayer (lunes) en la mañana y me pidieron que convocara a quienes estuvieran disponibles”, cuenta el músico Felipe Echavarría, quien rápidamente reunió a otros tres colegas del circuito: el cantante e instrumentista Tiano Bless, el percusionista Marcelo Montero y el flautista Pastor Palacios. El quinto apareció por un llamado abierto que aún se puede leer en su página de Facebook: “Necesito un buen acordeonista para tocar hoy junto a otros músicos chilenos junto a Arcade of fire [sic] y Bomba Estéreo! Ensayo a las 16:00 en Movistar Arena!”. El primero en contestar fue Luis Becerra, en cuyo currículum aparecen colaboraciones junto a Rulo y Los Paleteados del Puerto.

Los cinco instrumentistas fueron los invitados estelares que tuvo el primer show en solitario de Arcade Fire en la capital. Una noche que aguardaban con “altas expectativas” -según declaró en Twitter el vocalista Win Butler, recordando su paso por Lollapalooza 2014- y que los de Montreal, la mayor banda del indie rock de este siglo, aprovechó para fortalecer su culto local a base de guiños varios: desde la bata con la bandera chilena con la que Butler salió a escena hasta las intervenciones de éste en esforzado castellano.

Tras dos horas memorables y vibrantes, y luego de compartir en cuatro canciones, chilenos y norteamericanos abandonaron el escenario entre risas y golpeando sus instrumentos, en una suerte de carnaval improvisado que terminó extendiéndose hasta las 4 de la madrugada en los camarines del recinto. Allí, Butler ofició de pinchadiscos mientras los locales se lanzaron con algunos pies de cueca a los que se sumaron los canadienses y Li Saumet, cantante de los colombianos Bomba Estéreo.

“Se dio una onda muy buena en el backstage. Ellos son muy sencillos y estaban muy interesados en saber de nosotros y de la música chilena”, cuenta Echavarría sobre los autores de Everything now, quienes antes de partir ayer en la tarde a Lima -la siguiente parada de su gira por la región- ratificaron la donación solidaria que anunciaron durante su show.

Según explican desde la productora Lotus, la banda se coordinó con la ONG Desafío Levantemos Chile para entregarles un dólar por cada uno de los tickets que vendieron para su show del lunes, totalizando una donación cercana a los 13 mil dólares.

Sobre el autor:

Andrés del Real |
Sub-editor de Espectáculos de La Tercera.