*

Culto
El fin de Carboncito, la revista que compendia el mundo de la ilustración

El fin de Carboncito, la revista que compendia el mundo de la ilustración

Después de 16 años, y tras haber lanzado su número 20 en Chile, cierra el que fue uno de los canales más importantes de difusión de ilustradores latinoamericanos. Amadeo Gonzales, artista que creó y editó la publicación, habla sobre ella, sobre el cierre de una etapa y sobre sus planes.

A fines de octubre de 2016, Amadeo Gonzales (Lima, 1971) visitó por primera vez Chile. Vino a dictar talleres y charlas de ilustración, cuando se enteró de la feria de arte impreso Impresionante y decidió pasar como parte del público al Museo de Arte Contemporáneo del Parque Forestal. Fue esta misma feria la que, en octubre recién pasado, lo invitó a lanzar Carboncito 20, la nueva edición de la revista ilustrada que lo tuvo durante los últimos años viajando por el mundo y que este 16 de diciembre lo tendrá de vuelta en Chile por la feria Ilustrarcos, donde promocionará esta edición y, además, compartirá con los asistentes sus otras publicaciones.

Carboncito fue creada en 2001 por Amadeo y su hermano Renso, enfrentados a la dificultad de formar parte de la escena artística de la década de los ’90. Decidieron lanzar su propio espacio. En un principio, la publicación era un fanzine fotocopiado y, según cuenta Amadeo, no tenían pensado sacar un segundo número. Pero luego, un amigo quiso participar y así se empezaron a sumar artistas, de los cuales, muchas veces, ambos eran admiradores. Estos creadores dejaron de lado sus propias publicaciones para potenciar el rol de Carboncito y así desarrollar la revista.

-¿Qué es lo nuevo de Carboncito para este cierre?

-El tema es variado. Participan más de 65 artistas. Creo que esta es una de las mejores convocatorias y trabajos que se han presentado. Hay artistas de Bulgaria, Alemania, Croacia y Lituania. También tiene toda esa energía de la vivencia de poder realizar estos viajes y conocer a los artistas, contactarlos e invitarlos a participar en la publicación.

-Si tiene nuevos referentes y la revista está consolidada, ¿por qué dejarla ahora?

-Veinte me parece un buen número y porque así como las estrellas de rock en su mejor momento se retiran, me gusta siempre plantear nuevos retos. Además, nos conocemos y sabemos que si seguimos con el número 21, no vamos a parar hasta el 30. Ahora estamos enfocados en hacer nuevas cosas. Yo tengo dos proyectos de libros y posiblemente seguir sacando más fanzines. También, seguir colaborando con otros artistas y otras editoriales.

Lo que sigue

El ilustrador peruano, más allá de lo anterior, tiene otros proyectos en el país. Además de su participación en la feria Ilustrarcos, planea armar un libro de poemas ilustrados mientras está en Chile, entre el 8 y el 16 de diciembre. La edición de Carboncito lo ha llevado a entrar en contacto con varios ilustradores chilenos y así es como en el número que despide la revista después de 16 años, colaboraron artistas como Pablo del Cielo, Sol Díaz, Maliki, Margarita Valdés y Catalina Cartagena.

Lo que sigue es preguntar a Gonzales de qué tratan los libros en que trabaja actualmente. “El primero es de ilustración”, cuenta. “De dibujos que estoy haciendo, enfocados en mi mundo de fantasía y diversión. Pensaba sacarlo a fin de año, pero no se pudo, así que espero hacerlo antes de abril de 2018. En el segundo estoy haciendo una especie de poemas divertidos con dibujos. No soy poeta, pero me divierto cuando las cosas riman y me gusta jugar con eso. Posiblemente lo trabaje en Chile.

-¿Qué opina del mundo de la ilustración chilena?

-La galería Plop me parece un referente y un punto de difusión donde se está presentando un poco del cómic contemporáneo y de la ilustración que se viene realizando en Chile. Encuentro también que las ferias independientes tienen una gran fuerza, así como en Argentina. Las comparo un poco con Europa.

Sobre el autor: