*

Culto
Seth Rogen: “Me gusta hacer comedia con las cosas con que crecí”

Seth Rogen: “Me gusta hacer comedia con las cosas con que crecí”

El actor y realizador habla con Culto sobre Future Man, la nueva serie que produce, y los diez años de Supercool, la película que consolidó su carrera detrás de cámaras.

A Seth Rogen le atrae la idea del fin del mundo. El apocalipsis fue el foco de su debut como director de cine, Este es el fin (2013), y es una amenaza en el horizonte en Future Man, la nueva serie de la cual es productor, y que se estrena mañana a las 22.30 por Fox Premium Series. “Creo que me fascina el fin del mundo porque siento que quizás estemos siendo testigos de éste ahora mismo”, comenta en conversación telefónica, soltando esa carcajada gruesa que ha hecho famosa en sus películas. “Me gusta reírme con las cosas que más me asustan”, agrega.

Future Man, que Rogen produce junto a su mejor amigo y habitual compañero creativo, Evan Goldberg, sigue a Josh (Josh Hutcherson), un apático joven de 23 años que vive con sus padres, y que de día trabaja como conserje para pasar las noches jugando un videojuego aparentemente imposible. Cuando increíblemente Josh logra completarlo, los protagonistas del juego cobran vida y le revelan que no se trataba de un producto de entretenimiento, sino de un simulador del futuro, donde una raza alienígena ha invadido el mundo. Al lograr superar el simulador, el inepto Josh se transforma en el elegido para salvar la humanidad y el fin de los tiempos.

Como suelen ser los proyectos en los que Rogen está involucrado -además de producir, el actor y Goldberg dirigen los tres primeros episodios-, la historia está llena de bromas de grueso calibre y sexuales, y múltiples referencias a la cultura pop. “Siempre estuve rodeado de grandes consumidores de cultura pop. Me gusta hacer comedia a través de las cosas con las que crecí, y que también han marcado la vida de mucha gente con la que me crié. Siento que si quieres hacer una historia que se desarrolle en nuestro mundo, sería como ignorar la realidad si es que tus personajes no hacen referencias a la cultura pop de alguna forma. Después de todo, la gente siempre habla de estas cosas”, explica Rogen, agregando; “las películas que con Evan amábamos de jóvenes y nos hicieron dedicarnos a esto estaban llenas de referencias a la cultura pop, como Perros de la calle o Pulp fiction. Esta última me acuerdo que era la primera vez que uno veía a un personaje en el cine hablando de McDonald’s”.

Rogen y Goldberg originalmente planearon la serie como una película, pero la falta de apoyo de un estudio, y el creciente desarrollo de la televisión, cambiaron sus planes. “Future Man estaba siendo un parto de hacer como película; independiente de que la idea era buena, la consideraban muy ‘loca’. Y teníamos un presupuesto muy limitado. Y luego obtuvimos muchísimo más dinero para transformarla en serie de televisión”, dice Rogen, quien ya había creado con Goldberg la serie de AMC Preacher, y está preparando un proyecto para Amazon. Como todos saben, la televisión ha avanzado mucho en los últimos años, con respecto a quiénes están trabajando allí y los presupuestos que se manejan, además de las historias por las que están dispuestos a apostar. Y cuando con Evan empezamos a ver lo que estaba sucediendo, pensamos, ‘queremos ser parte de esa mierda’”, dice riéndose.

La década McLovin

El año 2007 fue clave en la carrera de Rogen. No sólo se estrenó Ligeramente embarazada, con el papel que lo consolidó como actor, sino que también Supercool, su primera película como guionista junto a Goldberg, y que se transformó en un enorme éxito de taquilla. “Supercool fue una plataforma increíble para mi carrera. La gente se me sigue acercando en la calle para hablarme de la película, y creo que es de mis trabajos favoritos para la gente”, explica, sobre la película -que cumplió una década en agosto- que con Goldberg crearon inspirados en sus años de colegio. De hecho, los protagonistas, interpretados por Jonah Hill y Michael Cera, se llaman Seth y Evan.

“Creo que con Evan siempre supimos que a la gente le iba a gustar, por eso trabajamos en ella por años y años. Fuimos rechazados cientos de veces por todos en Hollywood, pero no nos rendimos porque realmente pensábamos que le iba a ir bien, y que contaba una historia que nadie más estaba contando. Era la película por excelencia de secundaria para gente como…bueno, como yo”, explica riéndose, agregando: “Creo que representa lo que gente como nosotros vivió cuando fue a la secundaria y cómo nos sentíamos. Y no está relacionada a ninguna época histórica en específico, sino a una edad. Y me gusta mucho que haya perdurado en el tiempo, y que siga siendo vista y que la gente parezca haber generado una conexión emocional con la película. a veces miro atrás y pienso en lo mucho que trabajé en esa película y en que quizás hubo momentos en que me debería haber rendido, pero creíamos en ella y no fue una sorpresa para nosotros que le haya ido tan bien”. Hoy, McLovin tendría 36 años.

Sobre el autor: