*

Culto
My sweet Lord: cuando George Harrison sacó la voz

My sweet Lord: cuando George Harrison sacó la voz

El primer gran éxito en solitario del ex Beatle apareció un día como hoy en noviembre de 1970, con la publicación de su disco más célebre.

Primero fue una idea. All things must pass comenzó cuando The Beatles terminaba las grabaciones del Álbum blanco en 1968. George Harrison viajó a Woodstock, en Nueva York, para grabar algunas canciones con su amigo Bob Dylan. Fue en esas reuniones de camaradería que Harrison observó de primera mano la estructura interna de The Band, la banda de Dylan, un quinteto que participaba en las decisiones musicales de manera equitativa, lo que contrastaba con el papel dominante de la dupla Lennon y McCartney en la banda del inglés.

Fue durante esa época que Harrison ordenó buena parte de sus canciones relegadas a un segundo plano en The Beatles.

Sin las restricciones de su banda matriz, el guitarrista de Liverpool escribió temas como “My sweet Lord”, el primer sencillo del que sería su disco All things must pass, publicado el 27 de noviembre de 1970.

(Un paréntesis.

A pesar de lo anterior, y siempre a la sombra de Lennon y McCartney, compositivamente hablando, George Harrison despachó canciones importantes en el canon Beatle, como “Here comes the sun”, “Something”, “Taxman”, “Savoy truffle” y “While my guitar gently weeps”.)

Tras la separación de The Beatles, el hombre de “Isn’t a Pity” sumó como refuerzos a músicos de la talla de Eric Clapton, Phil Collins, Ginger Baker, Ringo Starr y Billy Preston, para dar forma a un disco solista.

Sería un manifiesto en forma de álbum triple; un disco publicado por Apple Records, que contaría con la producción de Phil Spector.



“My Sweet Lord” fue sencillo escogido para dar a conocer el nuevo trabajo.

El periodista John Harris cuenta que la canción apareció en diciembre de 1969, durante una escala de la gira de Delaney & Bonnie en Dinamarca. Harrison estaba ensimismado cuando componía un tema de corte gospel que serviría de alabanza al dios hindú Krishna.

Finalmente, ”My Sweet Lord” se convertiría en el primer gran éxito de George Harrison en solitario, alcanzando el primer puesto de los rankings radiales más importantes de Estados Unidos y Reino Unido.


Sobre el autor: