*

Culto
AC/DC y la esencia de la guitarra rítmica: “Malcolm Young la consiguió destilar mejor que nadie”

AC/DC y la esencia de la guitarra rítmica: “Malcolm Young la consiguió destilar mejor que nadie”

El fallecido guitarrista fue el cerebro de una banda que vendió doscientos millones de discos y solamente sacó el pie del acelerador una o dos veces en cuarenta años de carrera.

Malcolm Young fue el rey de AC/DC, aunque no siempre fue medido con justicia por otros músicos. Mark Evans, bajista de la banda entre 1975 y 1977, describe al guitarrista rítmico muy desfavorablemente en su biografía Dirty deeds: my life inside and outside of AC/DC, como “el ambicioso, el calculador, el intrigante, el poder oculto, despiadado y astuto”.

Una descripción no demasiado alejada de la que dijera un viejo comunicado de Atlantic Records: “No solo es un gran guitarrista, sino una persona con visión: es el estratega de AC/DC. Un tipo silencioso, profundo e intensamente consciente”.

Malcolm era el hermano que mandaba, el que dirigió a la banda y manejó los ritmos. Aun cuando decidió retirarse en septiembre de 2014, AC/DC continuaba siendo su banda.



“Malcolm y Angus Young fueron criados en un medio ambiente donde George era una gran estrella de rock”, dice Evans en su biografía, “creo que Malcolm es el más resuelto de todos”.

“Algo que me ha sorprendido mucho a lo largo de los años, es que Malcolm y Angus no son percibidos como muy inteligentes, tal vez por su modo de ser. Pero no he encontrado en mi vida muchos tipos más listos que Malcolm”, contó el bajista.

Mientras su hermano menor hace el paso del pato, muestra el culo, gira y hace lo que se le antoja, se podía confiar en que Malcolm iba a quedarse anclado en el fondo del escenario, delante de la pared de Marshalls, firme y nervioso, inmóvil como un monumento.

“En vivo, montan un gran show, pero no es algo aparatoso”, dice Mike Fraser, su ingeniero de sonido, en el libro Los Young de Jesse Fink.

“Para mí es sorprendente. Te sientas y miras a Malcolm tocar. Lidera a toda la banda, parado atrás de la batería. Todos lo miran para los cortes. ‘Hagamos otra vuelta’; Malcolm tiene un lenguaje con cabeceos y movimientos de su mano. Todos tienen sus ojos sobre él, hasta Angus mientras revolotea por ahí. Angus mira a Mal para todo. Es algo sorprendente”.

John Swan, que alguna vez cantó con Fraternity, la vieja banda de Bon Scott (ex integrante de AC/DC), coincide: “Todos ven a Angus como el jefe, pero para mí, el jefe es Malcolm”.

“Tomemos ‘Live wire’”, argumenta: “Él toca los acordes en la canción y la dinámica que usa hasta el final es absolutamente brillante. Y en un momento cambia una sola cosita. Los guitarristas rítmicos lo tocan y vuelven a tocar el viejo patrón. Pero él cambia esa cosita tan sutil que tienes que ser un verdadero fan de Malcolm para entender qué es lo que hizo. Es ese pequeño pedacito diferente lo que permite que la canción rockee ese centímetro más, y que hace que al músico que lo escuche le vaya a gustar un poco más. Keith Richards y él son los mejores guitarristas rítmicos del mundo”.



Terry Manning, ingeniero de sonido de Led Zeppelin y ZZ Top, va aún más allá y dice que Ritchie Blackmore de Deep Purple y la leyenda del blues Steve Cropper son los únicos guitarristas rítmicos comparables, “pero cuando te enfocas en destilar la esencia de la guitarra rítmica, creo que Malcolm lo consiguió mejor que nadie”.

Sin embargo, cuando tocaban juntos, no necesitan compararse con nadie. Las cuerdas livianas de la Gibson de diapasón delgado de Angus, y las cuerdas de grueso calibre de la Gretsch Firebird de Malcolm concretan la paradoja de trabajar como una única fuerza pero al mismo tiempo ser absolutamente diferentes.

No hay otros dos que hagan lo que ellos hicieron.

El guitarrista Joe Matera cuenta en el libro de Fink que “es una química tal que uno necesita al otro para producir un efecto sónico tan explosivo, y visceversa”.

“La combinación es tan fuerte que los dos sonidos de guitarra, separados, no serían tan efectivos”, argumenta.

Hoy, el músico de 64 años falleció rodeado de sus familiares. En AC/DC había sido reemplazado en 2014 por su sobrino Stevie, luego de ser diagnosticado con demencia.


Sobre el autor:

Alejandro Jofré |
Editor de Culto. En Twitter es @rebobinars