*

Culto
The Punisher: empatizar con la venganza

The Punisher: empatizar con la venganza

La serie de Marvel y ABC, da cuenta de la búsqueda de justicia vestida de venganza por parte de Frank Castle. La ficción se estrena el 17 de noviembre en Netflix.

Si se tuviera que condensar The Punisher en una sola idea, probablemente esta sería en forma de moraleja o refrán: “La violencia no es la respuesta”.

Suena paradójico considerando que su protagonista la ejerce en cada uno de los episodios como principal herramienta para encontrar sentido a su vida, pero trata justamente de eso: la cantidad de asesinatos jamás va traer de regreso a su familia.

La adaptación de Netflix construye un personaje que, a pesar de su actuar racionalmente reprochable, hace fácil empatizar con él. De hecho, lo común es que el espectador tome partido por quien encarna el rol protagónico aunque sea un villano, pero con Frank Castle ocurre algo diferente.



La producción Marvel se preocupó de delinear cuidadosamente a un hombre que, tras sufrir la violencia de la guerra, lleva a su hogar la pesada mochila de la muerte y ve a su familia asesinada a pocos días de recuperarla; entonces, se sume en la oscuridad que resulta de la venganza, la soledad y una guerra que, al parecer, no ha terminado.

Su narración no lineal es una técnica que permite explorar a cabalidad el pasado de Castle. Da al espectador la oportunidad de armar como un rompecabezas su historia para encontrar sus motivos sin escuchar un discurso lastimero.



Llega a doler el recurrente recuerdo de su esposa que lo saluda cariñosamente en la mañana y las risas que comparte con sus hijos. Un recuerdo que siempre se esfuma con un disparo.

El punto inicial de los 13 episodios que conforman Marvel’s The Punisher, es el asesinato de los últimos responsables de la muerte de su familia. De allí, se retira a una austera habitación y obtiene su sustento trabajando en una construcción.

Tras acabar con la vida de quienes arrebataron la él, sus siguientes pasos lo llevan a la alienación e indiferencia con lo que ocurre a su alrededor. Pero Frank Castle -aún vestido de The Punisher- sigue siendo humano y aún tiene corazón para hacer lo cree correcto.

Las propuestas de Marvel en conjunto con Netflix han dado a las mujeres un rol relevante, y si bien Castle toma control de la serie, personajes como Karen Page y Dinah Madani forman parte esencial de la resolución del complot mayor a desentramar.



Page conoció a Castle en la segunda temporada de Daredevil. Si bien su intención no es involucrarse en los asuntos de The Punisher -por los mismos motivos que significaron su distancia con Daredevil- sigue unida en cierta forma al hombre tras las armas. Quiere que Frank entre en razón, pero tiene claro que es necesario enfrentarse al peligro en las sombras que amenaza a un nivel insospechado.

Dinah Madani, por su parte, es una agente del Departamento de Seguridad de Estados Unidos. En paralelo a las investigaciones de Castle, sabe que existe una red que urde un plan siniestro, pero está prácticamente sola en esta cruzada ya que su propio departamento no le brinda el apoyo e información necesaria.



La violencia no es la respuesta. Esta consigna que suena ya como un cliché y un llamado de apoyo a quienes están a favor del control de armas, es la esencia de The Punisher.

La lucha de Frank Castle, es una reconciliación con sí mismo, y ninguna bala puede sanar aquello.

The Punisher estará disponible desde este viernes 17 de noviembre en Netflix.


Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov