*

Culto
Plagios y desaires: reedición de discos de Led Zeppelin revive los conflictos de la banda

Plagios y desaires: reedición de discos de Led Zeppelin revive los conflictos de la banda

Junto con relanzar sus tres primeros discos, en 2014 revivieron las peleas de Robert Plant y Jimmy Page.

La inteligencia promocional de Brian Epstein con The Beatles estampó la fantasía de que los grupos de rock son pandillas de amigos inseparables, pero eso rara vez ocurre. Los integrantes de Led Zeppelin solo coincidían en aeropuertos, conciertos y estudios. Registraban currículos distintos: Jimmy Page y John Paul Jones mantenían lazos profesionales desde 1964 como cotizados músicos de sesión, mientras Robert Plant y John Bonham eran pueblerinos con un gran talento en bruto. Musicalmente tuvieron una química inigualable, pero sus relaciones acumularon recelos hasta el año que reeditaron sus tres primeros álbumes, un plan que considera toda su discografía oficial más material en vivo, tomas alternativas y descartes.

El regreso de Led Zeppelin debe ser el titular más veces escrito en la prensa musical desde los 80, y ahora se sabe que estuvo muy cerca de ser una realidad después del concierto del 10 de diciembre de 2007 en Londres. Según estimaciones de la revista Rolling Stone, la gira pudo ser la primera en obtener ganancias por un billón de dólares. En Chile, cuando las productoras del rubro supieron del eventual tour, la opción era realizar dos fechas en el Estadio Nacional. Nada ocurrió, porque Robert Plant continuó con su carrera. Según dijo a Rolling Stone: “Una gira habría sido una absoluta colección de fieras de los intereses creados, y la esencia misma de todo lo que es una mierda en el rock de los grandes estadios. Estábamos rodeados de un circo de personas que habrían pegado fuego a nuestras almas”. Pese a eso, Plant advirtió que “todo sucederá como tenga que suceder. Todas las puertas están abiertas”.


Tú y tus juegos

Curioso, porque en 2013 el cantante comentó que para esta temporada no tenía planes y habló de Led Zeppelin, pero endosó la responsabilidad de la reunión a Page y Jones. El guitarrista tomó el guante en una reciente entrevista a The New York Times.

También puede interesarte

“Me dijeron que Robert Plant comentó que no iba a hacer nada en 2014 y ¿qué piensan los otros dos? Bueno, él sabe lo que piensan. A todo el mundo le debería encantar hacer más conciertos con la banda. No hace más que juguetear y ya estoy harto”.

En 2008, Page sí buscó soluciones al desaire de su compañero.

Junto a John Paul Jones y Jason Bonham (el hijo de John) ensayaron y probaron vocalistas. Pero John Paul Jones fue tentado por Josh Homme -Queens of the Stone Age- y Dave Grohl -Foo Fighters-, para integrar el súper grupo Them Crooked Vultures. Hasta ahí llegó la nueva encarnación de Led Zeppelin.

Estas idas y vueltas son dinámica en el grupo desde que se separaron en 1980 por la muerte de John Bonham. Para el concierto Live Aid de 1985, John Paul Jones fue avisado sólo el día antes, como jamás le llamaron para el proyecto de Page y Plant de 1994. Al año siguiente, cuando la banda ingresó al salón de la fama del rock and roll, bromeó en su discurso porque al fin habían recordado su teléfono.


Presta la escalera

Otro ciclo repetido en Led Zeppelin son las acusaciones de plagio.

El último dardo viene del grupo estadounidense Spirit. Presentaron una demanda que proclama las similitudes entre el tema “Taurus” de 1968 y “Stairway to heaven” de 1971, con la agravante de que ambas bandas compartieron fechas en 1969, y la composición era interpretada en vivo por los norteamericanos. En este caso, los parecidos resultan ligeros comparados a las imputaciones que Led Zeppelin registra. Parte de la animadversión del grupo hacia la prensa musical y viceversa, responde a que los críticos subrayaban que los ingleses tomaban prestado y ponían sus nombres como compositores.

En las primeras ediciones de Led Zeppelin I, “Babe I’m gonna leave you” es citada como una canción tradicional arreglada por Jimmy Page. En siguientes impresiones, sólo aparecía como creación del guitarrista, hasta que en los 80 hubo un acuerdo para integrar la firma de su autora, la cantante folk Anne Bredon. El corte acústico “Black mountain side”, que sólo lleva la firma de Page hasta ahora, es casi idéntico a “Blackwaterside”, del artista folk escocés Bert Jasch. Sólo en 2012 en el disco Celebration day, registro del concierto de Led Zeppelin en 2007, el músico Jake Holmes consiguió figurar en “Dazed and confused”, una composición suya de 1967. En ese mismo primer álbum hay más zarpazos a Albert King, Jeff Beck y Howlin Wolf, como en los siguientes discos a Robert Johnson, Willie Dixon y Moby Grape.

Sobre el autor:

Marcelo Contreras |
Periodista. En Twitter es @marcelotreras