*

Culto
S.W.A.T. se reinventa de cara a los nuevos tiempos

S.W.A.T. se reinventa de cara a los nuevos tiempos

El creador de la serie, que se estrena hoy en Fox, explica cómo adaptaron una historia de los 70 al presente.

En los primeros minutos de S.W.A.T. , el director Justin Lin hace gala de los trucos que ha aplicado en la saga Rápido y furioso (en la que ha dirigido cuatro cintas, y está contratado para dos más) para transformarla en una obsesión de los fanáticos del cine acción: el enfrentamiento entre el equipo de fuerzas especiales homónimo en Los Angeles y un grupo de narcotraficantes armado se desarrolla con una cámara frenética que salta de secuencia en secuencia, y protagonistas que hacen movimientos que desafían cualquier lógica (aunque se ven bien).

Y entonces la escena se interrumpe con un hecho trágicamente familiar: por error, el líder del escuadrón le dispara a un adolescente negro. El hecho provoca que Daniel “Hondo” Harrelson (Shemar Moore, de Criminal minds), uno de los miembros afroamericanos del grupo, sea repentinamente ascendido al puesto de su despedido antecesor, aunque no sólo por sus habilidades profesionales, sino también como una estrategia publicitaria.

“Siempre partimos de la idea de que la raza del protagonista fuera un tema importante. Aaron Thomas, el co-creador de la serie, es afroamericano y sintió que Hondo tenía que serlo también, para representar la unión de dos mundos: por un lado un policía y por el otro ser un hombre negro criado en una metrópolis. Queríamos no sólo enfocarnos en este escuadrón, sino además en un tema un poco más profundo”, explica Shawn Ryan, co-creador y productor de la serie, que se estrena hoy a las 22 horas por Fox.

Pero no sólo la realidad racial del protagonista es un foco de la trama, sino de Los Angeles en general. “Una de las temáticas de la serie es cómo la policía puede mejorar sus relaciones con las comunidades a las que sirve. Entonces en el primer capítulo nos centramos en el punto de vista de los afroamericanos, pero en el segundo es a través de la experiencia de los hispanos. Los Angeles es una ciudad extremadamente diversa y queríamos representarla como tal”, continúa.

A pesar de que la serie reutiliza los personajes de la producción televisiva del mismo nombre de los años 70, que a su vez fue adaptada a la pantalla grande en 2003, Ryan prefiere verlo como una historia original antes que un remake o reboot. “Hay ciertas cosas que se rescatan de la serie original y la película, pero la trama es completamente nueva. De hecho, cuando Aaron comenzó a trabajar el proyecto, era completamente original, y de ahí nos ofrecieron adaptar S.W.A.T., por lo que fusionamos ambas ideas. Tenemos la ventaja que la serie de los 70 es principalmente recordada por su canción; no es muy icónica, entonces podíamos tomar libremente esa estructura y adaptarla a lo que nosotros pensamos que es adecuado para el Siglo XXI”, dice.

Si bien la crítica no fue muy amable con el primer capítulo de la serie -USA Today lo tildó de “genérico”-, el episodio fue visto por más de seis millones de personas en Estados Unidos.

Sobre el autor: