*

Culto
La muerte es mentira y los cretinos lo saben: Dolorio y Los Tunantes presentó su nuevo epé

La muerte es mentira y los cretinos lo saben: Dolorio y Los Tunantes presentó su nuevo epé

La banda festejó nuevos sonidos y El Día de los Muertos, en lo que fue uno de los shows más reventones del año.

“¿Qué pasa si te digo que Elvis no está muerto, que lo han visto atendiendo la caja de un supermercado en Alabama? Que Michael tiene un pequeño rancho de ponys en Canadá y Marilyn da clases de canto a señoras jubiladas en Nuevo México. ¿Qué pasa si te digo que la muerte es mentira?”, dice Dolorio & Los Tunantes, la agrupación nacional que eligió este Día de los Muertos para presentar su nuevo epé.

Son una banda que nació del descontento, chicos que agarraron todo el vuelo de la revolución estudiantil en su formato secundario y universitario, y que desde los primeros días toman la mano del Sello Fisura para armar nuevas escenas, nuevas canciones. Rodrigo Herbage en vocales, José Miguel Sanzana en la guitarra, Felipe Garrido en batería y Diego Bravo también en las cuerdas conforman este “revuelo cretino”, como ellos mismos se han hecho llamar.

Los responsables de la “música peligrosa y bailable” comenzaron la aventura de la grabación con un split junto a Columpios al Suelo llamado ‘Gritos & Susurros’, pero ahora los seguidores calman la ansiedad con seis tracks que muestran cómo los Dolorio han crecido, cruzando la calle para que el odio se transforme en goce. Están menos oscuros, dicen, y se nota si se hace el simple ejercicio de mirar las tapas de sus grabaciones. De la gris al amarillo, del proyecto universitario a la unión entre Fisura y Sello Cazador.

Día de los Muertos. El segundo piso de Radicales adornado con lámparas de lágrima y piso de madera bien cuidado, una historia bastante distinta a esos primeros días de CFT. La verdad es que hartas cosas están bien distintas, menos esa energía y potencia que Dolorio entrega cuando es hora de tocar. Rodrigo es el Robert Smith chileno, Felipe -más conocido como Marky- se luce al estilo Prince, Joselo es Andy Warhol y Brac intenta ser Basquiat o Bob Patiño: al fin y al cabo es Halloween y la consigna de la muerte explota cuando los chicos salen a escena disfrazados para presentar en sociedad la obra trabajada entre Estudios del Sur -con Andrés Montero y su obsesión por la cinta- y Estudios Niebla, junto al productor de house, Merci Merci.

“Abre la puerta, cretinos-cretinos” sale por el micrófono y el manifiesto está hecho. Ellos son el cretinaje, esos extraños seres que prefieren no apostar tanto a la vida y circular por esta tierra con una liviandad que no es sinónimo de descompromiso. ‘Gata Ganter’, ‘Maili Sairus’ y ‘Las Muertes’ completan la primera parte de una tocata que puede quedar fácilmente como de las más reventonas del año. Los Tunantes aprovecharon todo el vuelo para deleitar con ya clásicos como ‘Buba’, ‘Noches de Película’ o ‘Tagadá’.

Son una banda encantadora de ver porque tienen esa mezcla entre lo lúdico, lo crítico y lo oscuro. Ensayan a pasos de Meiggs, fueron testigos de cómo una botillería fue tomada por una dudosa tribu urbana con cadenas, y el chino Raúl los ha provisto con varios wantanes cuando es hora de reunirse. Es en este contexto que el rayado “muerte es mentira” los encuentra, y el click queda hecho para agarrarse de este optimismo y entender que eso de morir, fracasar y terminar el júbilo es más bien un mito urbano. La muerte es mentira y los cretinos lo tienen claro. Una vez más reventaron todo a su paso, esta vez con disfraz y travesura en la mano que cierra con un cover a Dënver.

Aparece Dadalú y Oso el Roto, y esa tonada liviana llamada ‘Adolescentes’ de pronto es la obra más brillante de Rodrigo y compañía. Tomaron una pieza naif y le escupieron el peligro bailable que los representa. Patudos artistas dispuestos a transformar en suyo todo lo que se les cruce, y listos para seguir en el ruedo teniendo como tope la eternidad.

Foto: Karla Sánchez.

Sobre el autor: