*

Culto
Cloud nine, el triunfal regreso de George Harrison

Cloud nine, el triunfal regreso de George Harrison

Luego de cinco años de silencio, el guitarrista lanzó uno de sus trabajos más aclamados por la crítica en 1987. Fue el último beatle en alcanzar el número uno de las listas.

Adentrándose en la década de los ochenta, uno de los músicos más reconocibles de la historia decidió parar. Abrumado por el poco éxito de Gone Troppo (1982), su octavo disco tras The Beatles, George Harrison, el músico abandonó su carrera para replantearse todo.

Sin presentaciones en vivo ni ganas de defender ante el público sus últimas canciones, el más misterioso de los de Liverpool guardó silencio por cinco años. Entre medio fue financista y productor de películas con su propia compañía, Handmade Films, e hizo escasas apariciones en público. La más importante fue con Shangai Surprise (1986), una comedia británica protagonizada por Madonna y Sean Penn -en la que también él hace un pequeño cameo-, que se ganó varios premios a la peor película de ese año y supuso uno de los peores fracasos para la reina del pop.



Pero, de pronto, las canciones volvieron a él.

Si bien aportó temas para algunas películas, a fines de 1986 contactó a Jeff Lynne, la mente tras Electric Light Orchestra, con una misión específica: darle un sonido contemporáneo a un talento que se mantenía intacto.

El 5 de enero de 1987 partió la aventura. Invitando a amigos de la talla de Ringo Starr, Eric Clapton o Elton John, Harrison se volvía a sentir estimulado con su carrera. Sin presiones, ni un contrato discográfico millonario que lo obligara a producir éxitos como si fueran salchichas, el guitarrista volvió a tomar contacto poco a poco con la escena que había decidido abandonar grabando varias canciones que se convertirían en clásicos contemporáneos.



“Got my mind set on you”, una vieja composición que Rudy Clark escribió a finales de los cincuenta, se convirtió en el primer adelanto del álbum lanzado el 2 de noviembre de 1987. El single, que Harrison recordaba desde la adolescencia, se convirtió en su primer número uno desde 1973 y en el último beatle en lograr ese reconocimiento. “Ha estado en mi cabeza como veinte años y salió en este álbum. Una buena canción para una buena elección”, reconocía Harrison en las entrevistas promocionales.

Las críticas positivas no demoraron en llegar. Rolling Stone, siempre reacia a las obras en solitario de los ex beatles, no dudó en catalogarlo como “su mejor disco desde 1970” y le dedicaría una de sus portadas.

El éxito volvió a situarlo en posiciones destacadas dentro de la industria. Aunque los posteriores singles como “When we was fab”, un guiño para reconciliarse definitivamente con su legado, y “This is love”, una balada escrita codo a codo con Lynne, no alcanzaron la gloria indiscutible del primer adelanto, el trabajo quedó consagrado como uno de los mejores frutos de su trayectoria. Tristemente, sería el último disco en solitario que lanzaría en vida.

Un año después de volver a acariciar el éxito, decidió formar una super banda que quedaría grabada en la historia.  Junto a Bob Dylan, Tom Petty, Roy Orbison y el mismo Jeff Lynne dieron vida a The Traveing Wilburys y alcanzaron a editar dos discos.



Aunque la carrera de Harrison continuó e incluso realizó una aclamada gira por Japón junto a Clapton en 1991 y se volvió a reunir con Paul McCartney y Ringo Starr para el proyecto Anthology de The Beatles, sus apariciones públicas fueron escasas especialmente por el cáncer al pulmón que se le diagnosticó. El punto cúlmine ocurrió en 1999 cuando un fanático ingresó a su residencia y lo atacó con una navaja, haciendo recordar inevitablemente la terrible partida de John Lennon.

Cuando preparaba un nuevo regreso, el cáncer no le dio tregua. Falleció el 29 de noviembre de 2001 dejando inconcluso Brainwashed, el que fue terminado por su hijo Dhani y su esposa Olivia y lanzado en 2002, justo un año después de su desaparición de este “mundo material”.


Sobre el autor:

Raúl Álvarez |
Periodista de La Tercera y editor de LaRata.cl