*

Culto
El swing de Daniel Lencina

El swing de Daniel Lencina

Hay un dato que puede signar la figura de Daniel Lencina, el fallecido trompetista uruguayo incorporado a la historia del jazz chileno desde que se asentó en el país: fue el primer músico de jazz en actuar en el Teatro Municipal, el 5 de agosto de 1972.

Aunque había visitado Chile una década antes, siempre acompañado de su trompeta, se radicó definitivamente en el país en medio de una revuelta situación política y social. Según consigna el sitio Música popular, “al día siguiente de dejar las maletas, ya era posible encontrarlo sobre el escenario del Club de Jazz capitalino convertido en un sobresaliente trompeta de la línea hot jazz”.

Cercano al trombonista Pedro Bacigalupe y al pianista Giovanni Cultrera, Lencina fue influenciado por la obra de Louis Armstrong, el más carismático e innovador músico de la historia del jazz global y, probablemente, su músico más popular.



Tal vez por eso no fue extraño verlo en televisión, donde estuvo varias décadas en la órbita de programas como Sábado gigante, El teléfono musical y Tiempo de Swing, además del Club de Jazz y hoteles como el Carrera y el Ritz Carlton.

A pesar de que hizo sus primeras armas en Chile convertido en un boper, en sus intentos por tocar jazz moderno o eléctrico, “el grupo Koalición, creado en 1977 junto al guitarrista Miguel Zabaleta y el entonces bajista Edgardo Riquelme, no frutificó y Lencina regresó en 1979 al swing, encabezando La Banda de Jazz”, relata el sitio Música popular.



“Yo pienso que cuando uno ha tratado de buscar, de integrarse a distintas ondas, de probar, de buscar la fortuna, el éxito; llega un momento en que uno se detiene y dice: ‘Yo en este momento estoy maduro desde todo punto de vista’. Entonces, como que uno se detiene y ya no le importa lo que está de moda, sino que quiere tocar lo que realmente siente, lo que más le gusta”, improvisaba Lencina en sus actuaciones en vivo en programas como Martes 13.

El swing, al parecer, fue siempre el lenguaje con el que mejor se comunicó, incluso durante sus últimos años, cuando usaba la trompeta torcida à la Dizzy Gillespie.


Sobre el autor:

Alejandro Jofré |
Editor de Culto. En Twitter es @rebobinars