Culto
Cae figura del arte tras denuncias de acoso sexual

Cae figura del arte tras denuncias de acoso sexual

Knight Landesman, coeditor de la influyente revista Artforum durante 35 años, renunció a su cargo por acusaciones de nueve mujeres. El caso motivó la publicación de una carta condenatoria de 6 mil artistas.

Primero fue el turno de la industria del cine. Octubre comenzó con una oleada de acusaciones por acoso sexual en contra del premiado productor de Hollywood Harvey Weinstein (65), que a la fecha suma más de 60 mujeres que afirman haber sido víctimas de sus abusos.

Ahora es la escena artística la que se remece con una noticia similar: el estadounidense Knight Landesman (67), editor de Artforum, una de las revistas de arte más influyentes del mundo, fue acusado la semana pasada de abusos sexuales por al menos nueve mujeres.

Las denuncias, según el periódico The New York Times, provinieron mayoritariamente de ex empleadas de la revista, mujeres jóvenes, “al comienzo de sus carreras”, a las que Landesman les ofrecía oportunidades laborales o consejos, siempre que toleraran insinuaciones y abusos sexuales.

Todo comenzó con una acusación de la curadora norteamericana Amanda Schmitt, quien en 2009, cuando tenía 21 años, trabajó en la revista. Fue ella la primera en entablar una demanda, donde entre otras cosas narra un incidente donde el acusado le aconsejaba estar “más abierta al contacto físico para tener éxito”, mientras le frotaba un dedo por su cuerpo. El resto de las acusaciones de la artista van por la misma línea: lo culpa de someterla reiteradamente a preguntas sobre su vida sexual y de tocarla sin su consentimiento en caderas, hombros, nalgas, manos y cuello.

La acción de Schmitt permitió que otras mujeres se atrevieran a seguir sus pasos. La escritora de arte Valerie Werder, por ejemplo, afirmó que Landesman le hizo preguntas explícitas sobre su vida amorosa antes de presentarla a contactos en la industria. Mientras, otras mujeres lo han acusado por acosos telefónicos con mensajes de texto explícitos, solicitudes de besos y masajes en la espalda.

El duro escenario hizo que Landesman renunciara al cargo de coeditor de Artforum que ostentaba desde hace más de 35 años. Amargo final para uno de los hombres claves en la escena artística internacional, conocido por pasearse por galerías de Manhattan y ferias como ArtBasel vestido de extravagantes trajes en tonalidades naranjas. Triste episodio también para la revista, que ha sido duramente criticada por su primera reacción, cuando respaldó a Landesman con una declaración que decía que las acusaciones eran “infundadas”.

El mal manejo, sin embargo, no fue pasado por alto por el equipo de la revista, que luego emitió una declaración en la que se lee: “Estamos comprometidos con la justicia de género y la erradicación del acoso sexual en la comunidad artística y más allá (…). “Ahora somos muy conscientes del trabajo que debe hacerse en nuestra propia publicación, y hacemos un llamado a los editores para que trabajen con nosotros para crear un cambio radical y duradero”.

Landesman por su parte, en un correo electrónico enviado a Artnet News, reconoció que ha “probado ciertos límites (…). Nunca he perjudicado intencionadamente a nadie. Sin embargo, estoy totalmente comprometido a buscar ayuda para garantizar que mi comportamiento hacia amigos y colegas sea irreprochable en el futuro”, afirmó.


#NoNosSorprende

Así como el escándalo desatado por Weinstein dio pie a la campaña #YoTambién, que llama a visibilizar historias de agresión sexual en redes sociales, la escena artística ha impulsado la campaña #NoNosSoprende, que incita a galeristas, artistas, curadores y profesionales del arte en general a denunciar situaciones de acoso similares.

“No nos sorprende que curadores nos ofrezcan exposiciones a cambio de favores sexuales. No nos sorprende que algunas galeristas idealicen, minimicen y escondan el comportamiento abusivo de los artistas que representan (…). No nos sorprende que Knight Landesman nos manosee en una feria de arte mientras nos promete que nos ayudará en nuestra carrera”, se manifiesta en una carta abierta publicada en www.not-sorprised.org, que al cierre de esta nota ya tenía más de 6.000 firmas de artistas y trabajadores del campo artístico. Entre los firmantes estaban la artista Laurie Anderson, la fotógrafa Cindy Sherman y la dramaturga Lynn Nottage.

Las reacciones de otros medios tampoco se han hecho esperar. Galerías de arte como Blum & Poe han retirado sus anuncios publicitarios. Mientras que otros como la artista Micol Hebron, recordaba ayer que de los 526 números de Artforum publicados desde 1962 hasta hoy, solo el 18% de sus artistas de portada han sido mujeres. “Hay muchos mecanismos para esconder y proteger a los abusadores y me alegro de que la gente esté empezando a entender que este es un fenómeno profundamente arraigado”, dijo. “No es sólo el problema del mundo del arte o el problema de la industria del cine; es un problema global y en todos los sectores de la cultura y la sociedad”

Sobre el autor: