*

Culto
Seis décadas de terror a través de las plataformas de streaming

Seis décadas de terror a través de las plataformas de streaming

Los servicios disponibles en Chile, que en un año pasaron de un representante a cuatro, cuentan un amplio catálogo para recorrer la historia del cine de horror.

En menos de un año, Chile pasó de tener sólo un servicio de streaming de video internacional funcionando en el país (Netflix), a contar con cuatro. Entre diciembre y mediados de 2017, Amazon Prime Video, HBO GO y Qubit habilitaron sus suscripciones a nivel local, todo sin la necesidad de contar con ningún cableoperador.

En los días previos a Halloween, el explorar la variedad ofrecida por cada servicio de cintas de terror puede ser un ejercicio extenso. Si se consideran los cuatro servicios, las representantes del género abarcan más de seis décadas, desde los clásicos de los 50 y 60 en blanco y negro, hasta títulos que estuvieron hasta hace poco en las salas (y otros que nunca llegaron).

A continuación, un repaso de lo que ofrece cada plataforma.


Qubit

El servicio nacido en Argentina, y que comenzó a operar en mayo en Chile, tiene un catálogo de terror centrado principalmente en clásicos y en cintas entre los 50 y los 80. De los 50 y los 60 tienen una cantidad numerosa de películas B, pero también clásicos como La invasión de los usurpadores de cuerpos (1956), de Don Siegel, y La noche de los muertos vivientes (1968), del recientemente fallecido George A. Romero, considerada la película que inventó el concepto moderno de “zombie”.

Avanzando hacia los 70 y los 80, destaca una trilogía de películas de la época en la que algunos de los grandes autores cinematográficos de la época adaptaron el trabajo de Stephen King: Carrie (1976), de Brian De Palma, El resplandor (1980), de Stanley Kubrick y La zona muerta (1983), de David Cronenberg.


Netflix

Con años de ventaja en lo que respecta a armar un catálogo contundente, el cine de terror que se encuentra en Netflix es el más numeroso y variado (aunque con eso también abundan las películas desechables). Si bien se puede encontrar desde Psicosis (1960), de Hitchcock, hasta La cosa (1982), de John Carpenter y Drácula (1992), de Francis Ford Coppola, lo mejor del género en la plataforma está en el cine de la última década, que ha traído una nueva era de prestigio al terror.

Babadook (2014), de la australiana Jennifer Kent y Está detrás de ti (2015), de David Robert Mitchell, dos películas que redefinieron el horror de autor, se suman a ejemplos de otras latitudes, como la exitosa película coreana Estación zombie (2016) y Voraz, elogiada cinta francesa de este año que no pasó por salas chilenas, enfocada en el despertar sexual de una joven universitaria con tendencias caníbales. Este mes además la plataforma incorporó Viene de noche, otra aclamada película de terror de 2017.


HBO GO

El servicio de streaming de la señal de cable también se centra en estrenos recientes, entre los cuales tiene varios, pero dos destacan como imperdibles (ambas de 2016): La bruja, una historia de terror sicológico y de las cintas de horror más premiadas de los últimos años, centrada en una familia puritana del Siglo XVII -de paso una metáfora sobre la demonización de le femineidad-, y No respires, uno de los fenómenos de taquilla del cine de terror del año pasado, sobre un grupo de jóvenes que pretenden robar la casa de un hombre ciego, sólo para descubrir que se trata de un peligroso psicópata.


Amazon Prime Video

La adaptación del servicio de streaming de Amazon a su expansión internacional -realizada en diciembre pasado- ha sido lenta y por eso la actualización de sus contenidos ha sido esporádica.

Por eso mismo, su catálogo de terror es el más limitado, ofreciendo películas disponibles en otros lados, como La cosa o Scream.

Pero es también el único lugar donde se pueden encontrar películas como Cloverfield (2008) o El bebé de Rosemary (1968), de Roman Polanski, considerada una de las mejores películas de terror de todos los tiempos.

Sobre el autor: