Culto
La embajadora chilena del pop español tributa a Violeta en Madrid

La embajadora chilena del pop español tributa a Violeta en Madrid

En 2008 la cantautora penquista Soledad Vélez se instaló en España, donde desarrolla una ascendente carrera. En noviembre llegará al emblemático Teatro Real Coliseo para rendir homenaje a su gran referente artístico.

Después de nueve años viviendo en España, el acento chileno prácticamente ha desaparecido en Soledad Vélez, quien hoy acompaña cada una de sus frases con expresiones como “ya te digo” y el coloquial “vamos”. Pero casi una década de vida valenciana ha dejado bastante más que simples interjecciones y un hablar seseado en la solista nacida en Concepción en 1988, hoy por hoy, la única cantautora local que desarrolla una carrera sostenida y con éxito en la Madre Patria.

“Chile para mí es ahora pura nostalgia, porque lo echo muchísimo de menos y eso tiñe toda mi música y todo lo que hago”, declara la artista, quien a los 19 años se subió por primera vez a un avión para ir a probar suerte al otro lado del Atlántico. Desde entonces se ha ido haciendo un espacio destacado en el circuito alternativo español, con una propuesta muy personal, cautivante e hipnótica, plasmada en dos EP y tres álbumes, el último de ellos editado por Subterfuge Records, la casa discográfica de Fangoria, Los Planetas y otros paladines del indie pop ibérico.

Si bien hasta ahora todo su trabajo lo ha desarrollado en inglés, basta indagar un poco en la obra de la penquista para detectar vestigios de una infancia y adolescencia que transitó entre Concepción, Los Vilos, Panguipulli y Los Angeles. Con influencias andinas que se entremezclan con el folk y el dream pop de sintetizadores, títulos como “Black light in the forest” (Luz negra en el bosque), de 2011, o “Wild fishing” (Pesca salvaje), de 2012, evocan paisajes que recuerdan al litoral y el sur de Chile.

“Siempre me refugié mucho en la naturaleza porque nunca fui de muchos amigos”, explica Vélez, quien ha vencido su carácter quitado de bulla para subirse a algunos de los escenarios más importantes de Valencia, Barcelona y Madrid, además del prestigioso festival catalán Primavera Sound, donde este año presentó su más reciente álbum, Dance and hunt (Baile y caza), su salto definitivo al electropop de vanguardia. Su próxima fecha estelar será este 12 de noviembre en el Teatro Real Coliseo de Carlos III, uno de los más antiguos de la capital española, para interpretar por primera vez un repertorio ajeno: el de Violeta Parra.

“Violeta siempre” es el nombre del espectáculo, organizado por la Comunidad de Madrid con motivo del centenario de la creadora chilena y en el que Vélez, junto a sus tres músicos -Angela Pascual, guitarra y sintetizadores; Xavi Muñoz, bajo; Alfonso Luna, baterías- repasará diversas piezas selectas de su gran referente: desde los himnos universales y clásicos como Arauco tiene una pena, hasta temas menos populares como Qué te trae por aquí, su preferida.

“Aquí no se le conoce tanto como yo creía, pensando en el público general, pero hay un respeto enorme y muchas ganas de escucharla. Nunca había hecho un homenaje a nadie pero me parece genial que sea a Violeta, porque siempre he sentido una conexión especial con sus canciones y su forma de interpretar”, cuenta la cantautora, quien proyecta un show respetuoso con el material original y la base instrumental del repertorio de Parra, sumando “algunos sonidos atmosféricos que envuelven la canción, con mucho efecto de guitarra eléctrica y pedales”, detalla.

Este proceso de redescubrimiento de la obra de Parra ha inspirado a Vélez para su próximo disco, el tercero para el sello Subterfuge, que comienza a grabar precisamente hoy. Según adelanta será el primero que incluirá letras en español y “un acercamiento mayor al pop, aunque sin perder este tipo de oscuridad que me rodea”.

Sobre el autor:

Andrés del Real |
Sub-editor de Espectáculos de La Tercera.