*

Culto
Charly García en 1998: “Estoy a años luz del resto”

Charly García en 1998: “Estoy a años luz del resto”

Risueño y lacónico, lúcido y delirante, el ídolo trasandino habló con La Tercera días antes de lanzar El Aguante. El disco, que lo llevó a tocar cuatro veces en el Teatro Providencia, sirvió para hacer una advertencia: "hasta que me muera voy a tocar y cada vez mejor".

“Mirá, te voy a contar una anécdota”, dice Charly García al teléfono. “A mí me echaron de mi casa por escuchar a los Rolling Stones y yo casi dejé a Miguel cuando me llamó Keith Richards para que lo fuera a visitar y no me acompañó”. Miguel es el hijo de Charly y ésta, una historia que el argentino narra en medio de una conversación bastante peculiar. Está en su casa de Buenos Aires en los últimos preparativos de El Aguante, el disco que lanzará pronto y que vendrá a mostrar en cuatro noches en el Teatro Providencia a partir del próximo miércoles. Agarró el teléfono luego de sacarse unas fotos para la carátula, en medio de un bullicio que delata que la jornada de trabajo fue más que amena.

Charly hilvana frases que parecieran rebotar contra las paredes del cable. Muchas veces no llegan claras o se cortan por la mitad sin dar con el don de la coherencia. Así, va relatando la filosofía de El Aguante, que “es la distancia que media entre un cachetazo y un beso en la mejilla”.


-Parece emblemático que a estas alturas de tu carrera le hayas puesto así a un álbum. Sin duda has sabido aguantar.
-No más que cualquier persona, creo. El aguante es una expresión popular acá. A mí me han dicho “¡Qué aguante Charly!”. O puedes decir “¡Qué aguante Boca o River!”. Yo siempre fui muy crítico, por eso de ser loco o ídolo o monstruo. Pero el aguante lo entendí e hice una cancion que dice eso, es un rocanrolazo. Hay que bancárselas y seguir.

-¿Cuáles son las peores cosas que has debido bancarte?
-No fumar en el aeropuerto de Miami (ríe).

-¿Y en tu país, Menem?
-No digas eso que es mala suerte.



-¿Qué representa este álbum en tu carrera, el fin de un proceso o una transición hacia?
-(Riendo) Es de transición hacia atrás. Realmente es un disco buenísimo. El anterior (Say No More, de 1996) fue un (hace un ruido de explosión) en mi carrera. Obviamente, y sin desmerecer a nadie, pienso que estoy a años luz de los demás.

-¿Qué te hizo estar a años luz del resto?
-No dije que fuera el mejor. Que estoy a años luz es lo que dicen todos, no lo que yo digo.

-¿Y estas de acuerdo con eso?
-Sí.



Fútbol y muerte

Charly cuenta que El Aguante tiene versiones en castellano de temas conocidos del rock sajón y otros de su autoría, como “Pedro trabaja en el cine vendiendo chocolatines”. En total, son doce canciones que grabó en Miami y España y “que espero lanzar antes de que empiece el Mundial”.

-¿Cómo le va a ir a Argentina?
-Como el culo.

-¿No te gusta tu DT, Passarella?
-No.

-¿Y con Maradona adentro sería mejor?
-Entre uno y otro ni hablar. Passarella no me gusta, esta haciendo algo horrible. No me parece que el equipo sea bueno. Para mí mejor que pierda. ¿Y cómo está Chile?


El ídolo trasandino está de buen humor. Saluda a los que llegan, a su sobrina, da instrucciones a quienes se mueven a su lado y continúa la conversación en un punto imaginario, donde él cree o quiere que haya quedado. Se percibe alegre el músico.

-¿Cómo está tu vida?
-Estoy tirando para arriba.

-¿Los malos momentos quedaron atrás?
-La verdad que sí. Estoy igual que Mercedes Sosa, en un estado espiritualmente alto.

La banda para los conciertos está armada, con ella, dice, “he tocado por todos lados”. Adelanta que su show será “de mucha música, con temas de Say No More, mucho Aguante y también lo que ustedes quieran. Estamos entusiasmados y con muchas ganas de actuar. Les voy a volar la cabeza: Pffffff.”


-¿Qué cosas te siguen manteniendo entusiasmado?
-El amor.

-¿Hacia tu carrera o tienes alguien en especial?
-Digamos que en general estoy bien en amor. I believe in love, man.

-A propósito, qué mal lo está pasando Paul McCartney.
-La muerte de Linda fue una pálida, loco. Qué terror. Fue una cosa muy triste, muy triste. Pobre Paul. A mí se me ha muerto mucha gente también. Son momentos muy duros. La muerte no es mi amiga para nada y la siento como una cosa muy horrible.

-¿Has pensado mucho en tu muerte? Por lo menos ya le hiciste una canción.
-Sí. Trato de no pensar mucho en eso. Es horrible. Yo no creo que haya más nada que esto. Pero sé que tengo cuerda para rato. La música es empírica. Por eso cuanto más viejo mejor, porque no hay nadie que te detenga. El problema del retiro es para los futbolistas, para las modelos. Pero yo hasta que me muera voy a tocar y cada vez mejor.

Sobre el autor: