*

Culto
The Walking Dead 100: el regreso de Rick

The Walking Dead 100: el regreso de Rick

La guerra contra Negan está desatada y el grupo, más unido que nunca, no está dispuesto a someterse nuevamente a las humillaciones de "Los Salvadores". Así lo deja claro "Mercy", el episodio que da inicio a la octava temporada de la serie de AMC, emitida en el resto del mundo por Fox.

“Rick, esto no es sobre ti”, es una de las frases que se repite dos veces en “Mercy”, el capítulo 100 de The Walking Dead y que da inicio a la esperada venganza en contra del despiadado Negan.

El plan para derrocarlo está listo para ser ejecutado y así lo muestra el comienzo de la serie que este domingo estrenó su octava temporada.



Con la ayuda de “Hilltop” y “El Reino”, “Alexandría” espera por fin vencer a “Los Salvadores” y tomar el control de la zona, pero Rick no quiere perder la oportunidad de matar con sus propias manos al villano y terminar con el sometimiento y los asesinatos —como el de Glenn y Abraham— que han sufrido por largo tiempo.

Sin embargo, el grupo sabe a los riesgos que los expone la sed de venganza de su líder. Por eso el padre Gabriel, ahora convertido en un leal soldado capaz de hacer todo para que su comunidad esté a salvo, mantiene una conversación con el sheriff antes de la batalla, en donde le recuerda que la guerra que comenzará no gira sólo en torno a él. “Esto no es sobre ti”, le dice con una leve sonrisa.

Acto seguido, Rick emite un discurso en el que transmite que esta batalla es la más importante de todas las que alguna vez pelearon durante los siete años de la serie y que lo que está en juego va más allá del poder. Un líder muy distinto al de la temporada 7 que en varias oportunidades rogó por misericordia y se mostró quebrado al darse cuenta que ya no tenía el control.

La tensión continúa a lo largo del capítulo y el foco también se centra en Dwight, uno de los servidores más leales de Negan, quien ha decidido traicionarlo y aliarse con “Alexandría”, “Hilltop” y “El Reino”.



A través de mensajes enviados en flechas informa sobre los puntos de control y los vigilantes que deben ser eliminados para poder llegar hasta “El Santuario”, lo que resulta fundamental para cumplir el objetivo. Pareciera que Dwight cumplió su palabra o eso de entrever la serie.

Mientras una horda de zombies es encaminada hacia el refugio de “Los Salvadores” para facilitar la caída de “Los Salvadores”, el grupo se divide para ejecutar el plan que les permitirá estar frente a Negan y sus más leales colaboradores, entre los que también se encuentra Eugene.

Nuevamente Carol, Michonne, Morgan, Tara y Rosita acaparan la atención como los mejores combatientes. Caso aparte es el de Daryl, quien pasó de estar secuestrado en “El Santuario” en la temporada anterior, a guiar a los caminantes hacia Negan manejando su moto mientras disparaba distintas latas de metal que explotaban a lo largo del camino.

El líder de “Los Salvadores”, escondido en su búnker, los recibe con una arrogancia mayor a la que proyecta Rick durante todo el episodio e intenta amenazarlos con Gregory, el otrora dirigente de “Hilltop”, quien les ordena al grupo que se rinda.

Las palabras de Gregory no logran efecto y son interrumpidas por Maggie quien le recuerda que es ella quien está a cargo ahora.

La batalla comienza y Negan junto a sus soldados intentan escapar de las balas. Disparos, granadas, fuego y zombies por doquier inundan las escenas del combate recordando las peleas más épicas que ha tenido la serie.

Todo esto mientras en paralelo se ven imágenes de un Rick cansado y con los ojos vidriosos y otras en que el sheriff aparece de barba y pelo canoso junto a Michone, Carl y Judith, convertida en toda una adolescente, lo que hace presagiar que la guerra será ganada por Alexandría y sus aliados.

Rápidamente la historia vuelve a la batalla y cuando pareciera que el grupo va ganando, un revés los hace retroceder. Es en medio de la confusión cuando Rick ve a Negan escondido entre los escombros de una estructura destruida. Parece su oportunidad perfecta para matarlo y hace caso omiso al llamado de regresar a Alexandría mientras le dispara sin cesar.

Es ahí cuando el padre Gabriel llega a buscarlo y tras llamarlo varias veces lo toma por la espalda. Ante la negación del sheriff de retroceder, le recuerda: “Esto no es sobre ti”.

Ambos corren hacia sus autos pero Gabriel ve como Gregory intenta escapar herido. Es entonces cuando comete el error de arriesgarse para ayudarlo. Pero como era de esperar el ex líder de “Hilltop” lo traiciona subiéndose al auto solo y cerrándole las puertas.

El sacerdote intenta huir mientras es asediado por los zombies cuando ve el búnker en el que al comienzo del capítulo estaba escondido Negan y entra desesperado. En medio de la oscuridad aparece la sonrisa del villano ante la mirada aterrada de Gabriel. Pareciera que Negan tendrá un nuevo rehén esta temporada y que la guerra contra “Los Salvadores” está lejos de terminar.


Sobre el autor: