Culto
Álvaro Henríquez sobre Los Bunkers: “Produje un disco de ellos y ahí se hicieron conocidos”

Álvaro Henríquez sobre Los Bunkers: “Produje un disco de ellos y ahí se hicieron conocidos”

En abril de 2014, el vocalista de Los Tres mencionó como "una buena noticia" la separación de Los Bunkers durante un show en Ciudad de México. El cantautor había trabajado con los hermanos López y Durán en 2002.

El Club Multiforo Alicia en Ciudad de México dio la bienvenida a dos artistas chilenos: la banda chilena Los Tres y Pedropiedra. Juntos interpretaron “Olor a gas”, perteneciente al disco Fome de 1997. Sin embargo, esta interpretación -y las otras que presenció el público mexicano- no fueron el foco principal de los artículos de prensa sobre el show.

Una frase de Henríquez, que luego fue catalogada como “chiste” por parte de su autor, fue lo que más llamó la atención, sobre todo en Chile. “Tenemos dos noticias buenas que anunciarles: que no murió nadie en el terremoto del norte y que por fin se separaron Los Bunkers”, dijo el vocalista de Los Tres aludiendo al fuerte sismo en Iquique el 1 de abril de 2014 y la noticia de que los hermanos López y Durán se tomarían un receso indefinido de Los Bunkers.

La Tercera constató la información en su páginas el 10 de abril de ese año, declaraciones ante las cuales los seguidores de los músicos -y los aludidos- no quedaron indiferentes.

Quienes siguieron desde un comienzo la carrera búnker, sabían que Henríquez los tomó bajo su alero en una relación que comenzó en 2001. En el tributo a Violeta Parra Después de vivir un siglo, Los Bunkers y Álvaro Henríquez cantaron un cóver de “Gracias a la vida” y, ese mismo año, compartieron escenario en la Yein Fonda II.

En 2002, además, hicieron más que tocar una misma melodía frente a un público: el líder de Los Tres produjo el segundo álbum de la banda, Canción de lejos, que incluye canciones como “Miño” y “Pobre corazón”.



“Con Los Bunkers no me llevo en realidad, con La Ley tampoco, pero sí los conozco y hemos compartido escenario”, dijo al periodista mexicano Salvador (“Chava Rock”) Ruiz. En un registro disponible en YouTube, el músico respaldó sus palabras a partir de la afinidad musical: “Creo que son músicas totalmente distintas. Yo creo que uno se junta con gente -o no se junta- de acuerdo a la música. De Los Bunkers me gustó la mitad de una (canción) y el resto no”.

Henríquez reconoce el trabajo que realizó con los Durán y los López, pero sin negar que la banda no es de su gusto: “Llegué a colaborar con ellos, produje un disco de ellos y ahí se hicieron conocidos, en Chile al menos. Creo que siempre han tenido ganas de hacer canciones y que tienen una canción que es muy buena, pero el resto no, es como muy adolescente para mí. No me gustan sus letras, no soy fan de Los Bunkers, pero ni a palos. Me gusta…” y Henríquez comienza a cantar “No me hables de sufrir” del álbum La culpa de 2003.

“Esa es muy bonita, me gusta mucho cómo canta Álvaro. Con él somos bastante cercanos, tenemos mucha onda y con el hermano, con Gonzalo, con los López. Con los Durán no estoy muy seguro”, aseguró el intérprete de “La Torre de Babel”.

En el programa Mentiras Verdaderas de La Red, Ignacio Franzani le preguntó a Álvaro López sobre las declaraciones de Henríquez. El cantautor, que ya formaba parte del dúo López, respondió sonriente y le bajó el perfil a los comentarios: “Hace tiempo que Álvaro no habla ni de Los Bunkers ni de nada, llamó la atención. Nosotros sabíamos que le gustaban algunas canciones no más, así que no era tan terrible que lo dijera. Ahora, que lo dijera en México, en un momento que a nadie le interesaba escuchar, fue divertido. Al Álvaro yo le tengo el máximo de los cariños y un par de ocasiones no pegamos unos buenos abrazos. Sabemos perfectamente a qué atenernos con este tipo de temas y lo que él da es una opinión musical”.

Sin dar marcha atrás de sus dichos, Henríquez aclaró qué quiso decir al calificar de “buena noticia” la separación búnker: “A mí que Los Bunkers se separen o sigan juntos me da lo mismo, pero me refiero a que cuando un grupo se separa es porque lleva años de miseria, entonces es una muy buena noticia que el grupo se separe. Los Bunkers no van a cambiar el mundo, así que si están juntos o separados da lo mismo, que les vaya bien, buena onda. Cuando yo me separé de Los Tres y me fui, fue un alivio, fue la mejor noticia que me pude dar a mí mismo. Fue un chiste, para mí los Bunkers nunca han sido importantes”.

Álvaro López dijo que sí le sorprendió que a Henríquez le gustara la mitad de una canción: “Yo sabía que le gustaban varias, que las cantaba y se las sabía de memoria. No sé, tendrías que preguntarle a él por qué dijo eso”. Pero, el intérprete de “Miño” no demostró estar afectado, todo lo contrario: “Ni dolor, ni pena ni rabia, fue como ‘ah, ya, bueno’. Lo que él hizo en los 90 con Los Tres marcó mucho nuestra percepción de lo que teníamos que hacer con la música chilena”.

A sus comentario se sumó su hermano Gonzalo López que concluyó el tema positivamente: “Yo creo que lo mejor es quedarse con las cosas bonitas. No me parece muy productivo, pero él sabrá lo que quiso decir. Quizás por un tema de querer hacer ruido… no sé, cosa de él. Pero como dice Álvaro, yo le tengo profundo respeto y admiración”.


Sobre el autor: