*

Culto
Astérix y Obélix se van de carreras a Italia

Astérix y Obélix se van de carreras a Italia

Convertidos en iconos del cómic mundial, los héroes galos vuelven en una nueva aventura. El libro 37 de la saga será lanzado el 19 de octubre en 25 países.

Los irreductibles habitantes de la aldea gala que se sigue resistiendo a la conquista del Imperio Romano aseguran que lo único que temen es que el cielo caiga sobre sus cabezas. Pero, ¡por Tutatis! en su nueva aventura, sus más insignes residentes, Astérix y Obélix, también tendrán que tener mucho cuidado para que los caballos no los acaben pisoteando.

El 37º tomo de los galos sale a la venta el 19 de octubre, con una vertiginosa carrera de cuadrigas por las vías romanas de Italia en la que los valientes guerreros galos amenazan con trastocar, una vez más, todos los planes de Julio César.

Astérix en Italia se publicará de forma simultánea en 25 países -en España habrá ediciones en castellano, catalán, euskera, gallego y asturiano; a Chile llegará en noviembre- y es la tercera aventura de los galos que firman el guionista Jean-Yves Ferri y el dibujante Didier Conrad. En 2011 ambos tomaron las riendas de una historia que comenzó en 1959 de la mano de Albert Uderzo y René Goscinny y que se ha convertido en uno de los iconos del cómic en Francia y en el mundo.

Es una gran responsabilidad que, aunque cuenta con la bendición de Uderzo y de la familia de Goscinny, de cuya muerte se cumplen en noviembre 40 años, solo empieza ahora a dejar de pesarles tanto a sus nuevos autores. “Lo hacemos con algo más de placer cada vez, la presión disminuye un poco con la práctica”, señaló Ferri esta semana durante la presentación del nuevo tomo en París. “Comienza a ser algo más natural, hay menos tensión, tenemos menos miedo de fallar”, corroboró Conrad.

La trama de Astérix en Italia es guardada con tanto o más secreto que los ingredientes de la pócima mágica del druida Panorámix que hace invencibles a los guerreros galos. Pero algunas gotas ya se han adelantado.

Unidad de los pueblos

La nueva aventura de Astérix y Obélix se desarrolla en Italia, un país en el que, pese a ser el origen de la invasión romana que combaten desde hace más de medio siglo, solo habían estado hasta ahora, y de forma fugaz, en Roma, en los tomos Astérix gladiador (1964) y en Los laureles del César (1972). Con el objetivo de afirmar el prestigio de Roma y la unidad de los pueblos de la península itálica, Julio César da su visto bueno para la organización de una carrera abierta a todos los pueblos del imperio, pero que debe ganar el carruaje romano para demostrar su dominio. No contaban los romanos con que los galos iban a inscribir una cuadriga propia conducida por sus guerreros más audaces… Poco más se ha revelado, salvo el nombre del malo, Coronavirus, el auriga enmascarado y campeón de las carreras de carro romanas, con 1.462 victorias. “Nos sentimos un poco superados por la realidad, porque en este contexto de España vemos que van a encontrarse resonancias, ya que es una carrera en Italia donde las regiones, aunque no es el tema principal, manifiestan algún tipo de resistencia frente al poder central” de Roma, reconoce Ferri en entrevista en París.

“No era buscado, pero bueno, imagino que habrá ecos de la realidad”, dice y recuerda que ya le sucedió con su primer álbum, Astérix y los pictos, situado en Escocia en pleno referéndum sobre su independencia.

Sobre el autor: