Culto
Nuevo Ministerio de las Culturas tendrá $ 17.000 millones extras

Nuevo Ministerio de las Culturas tendrá $ 17.000 millones extras

Hoy se promulga la ley que crea la institución que unificará el Consejo de la Cultura y la Dibam. La implementación debe concluir antes de mayo.

Es una buena coincidencia de fechas: en la misma velada de los Museos de Medianoche, la presidenta Michelle Bachelet promulgará la ley que crea el nuevo Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. La ceremonia que inicia el proceso de unificación del actual Consejo de la Cultura (CNCA) y la Dirección de Archivos, Bibliotecas y Museos (Dibam) será a las 18.15 horas en el Patio de los Naranjos. Luego vendrá un concierto de la Orquesta Nacional Juvenil, luego el postergado show Violeta en los balcones en La Moneda y, por supuesto, más de 110 museos de todo el país abiertos hasta las 12 de la noche.

La creación del Ministerio de las Culturas es la conclusión de un largo proceso, que en rigor se remonta a la creación del Consejo nacional de la Cultura y las Artes en el gobierno de Ricardo Lagos, el despacho del proyecto de Ministerio en la administración de Sebastián Piñera y la indicación sustitutiva que sometió aquel mismo proyecto a una consulta ciudadana en el actual gobierno de Michelle Bachelet. Tras la promulgación de hoy , el proyecto pasa a Contraloría y a diez días máximo la ley será publicada en el Diario Oficial.

Legalmente desde momento existirá el nuevo Ministerio, pero en la práctica la implementación de la teoría toma bastante tiempo. Hasta mayo, como plazo definitivo. Es decir, incluso bajo otro gobierno. “Paralelamente a la ley del nuevo organismo hay dos Decretos con Fuerza de Ley (DFL) que estipulan cuánto tiempo debe pasar para que el Ministerio de las Culturas entre en vigencia. Indica seis meses”, dice el ministro de Cultura Ernesto Ottone.

“Estamos mandando estos decretos a Contraloría con el objetivo de agilizar el proceso, pero en este organismo también tienen mucha carga de trabajo, con más de 25 decretos por enviar, por ejemplo, del Ministerio de Salud. Nos hemos reunido con Contraloría y estimamos que la entrada en vigencia de la nueva institucionalidad será entre febrero y mayo del año que viene”, explica el ministro.

La creación del Ministerio de las Culturas incorporará al actual Consejo de la Cultura, a la Dibam y al Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) bajo un mismo paraguas, con sede en Valparaíso. La Subsecretaría de las Artes reemplazará al actual Consejo y la Subsecretaría del Patrimonio Cultural a la Dibam y el CMN, aunque incorporando algunas áreas del Consejo como el patrimonio inmaterial. Para concretar toda esta orgánica se destinarán, según el ministro Ottone, cerca de 16 mil millones de pesos al presupuesto actual del CNCA y la Dibam, que bordea entre ambos los 172 mil millones de pesos. Gran parte de la inyección se destinará a la homologación de sueldos y a la creación de 451 nuevos puestos de trabajo, repartidos entre 345 en regiones y 86 en Santiago.

A pesar de que la implementación inicial toma seis meses, el ministro Ernesto Ottone reconoce que la simbiosis total de ambos organismos es una carrera de fondo. “Es imposible que en tan poco tiempo esté totalmente implementado el nuevo Ministerio. Sólo el proceso de traspaso de funcionarios y la determinación de los nuevos grados tomará cerca de cuatro años. Por otro lado, la construcción de las oficinas de los archivos regionales va a tomar un tiempo de ocho años”, explica la autoridad. El caso de los trabajadores de la Dibam es uno a resaltar: “Los funcionarios de la Dibam y el CMN se verán beneficiados, porque se homologarán las remuneraciones. Aquellos profesionales ganan menos que los del Consejo, pero ahora sus sueldos serán equivalentes. Significa, también, que habrá igualdad de condiciones para desarrollar políticas de Estado”.

También se ratifican que los premios nacionales de artes de la representación, artes visuales, literatura y música pasan desde el Ministerio de Educación a Cultura y que ahora se agregarán en el, jurado a dos miembros más de las respectivas áreas.

Sobre el autor:

Rodrigo González |
Sub-editor de Cultura de La Tercera.