*

Culto
Luis Andaur adelanta tercera entrega de Bicitantes

Luis Andaur adelanta tercera entrega de Bicitantes

La nueva temporada del programa cultural de Mega pasó en dos meses y medio por países como Egipto, Etiopía y Uganda.

Dentro del explosivo auge de programas culturales que ha habido en nuestra pantalla desde la entrada en vigencia, en 2014, de la norma sobre la transmisión de cuatro horas semanales de programación cultural del CNTV, Bicitantes ha logrado establecerse como uno de los favoritos de la audiencia.

El espacio de Mega que conduce Luis Andaur ya lleva dos temporadas, y en los próximos meses comenzará su tercer ciclo que fue grabado en dos meses y medio en países como Egipto, Uganda y Etiopía. Y fue precisamente este último el que mayores dolores de cabeza le dio a Andaur, y así explica lo vivido antes de aterrizar en el segundo país más poblado de África. “Tuvimos muchos problemas para entrar a Etiopía, por la visa. Fuimos un par de veces a la embajada y nos dijeron que no. Después de mucho buscar otras opciones, finalmente, nos conseguimos los permisos para entrar. Menos mal que no desistimos en ir, aunque lo pensamos. Es lo más exótico”, explica.

La idea antes de partir esta nueva temporada era llegar a lugares que fueran totalmente distintos a los que ya han mostrado en pantalla, buscar y encontrar cosas raras, aunque eso le significara correr peligro, como lo vivido en Egipto. Ahí, además de ir hasta las pirámides, Andaur se las ingenió para llegar a un sitio que está en estado de emergencia.

“Nos advirtieron que había lugares a los que no era recomendable ir por seguridad, y que eran de difícil acceso. Pero igual fuimos. Llegamos, y no había ni un solo turista, los hoteles estaban vacíos a pesar de tener ofertas increíbles. Íbamos por algunas semanas a Egipto, pero nos quedamos un mes”.

Todo esto, con Andaur no al ciento por ciento, ya que aún no se recupera bien de la trombosis que sufrió hace poco más de un año. A pesar de lo complicado que se le hacía caminar, pudo hacer todo lo programado en Uganda, donde recientemente habían matado a más de 40 militares, y donde tuvo un cercano encuentro con gorilas gracias a un tour que cuesta mil dólares. Todo iba bien hasta que uno de los gorilas le agarró una pierna. Según, Andaur, esa fue “una de las experiencias más intensas, y nunca había vivido algo así. Me agarró la pata y me caí al suelo. Logré zafar y me salvaron los guías. Ellos no son agresivos, pero uno es el que está en su terreno”.

Sin dudas fue un episodio intenso, pero Andaur también recalca de dicho país “lo amigables y simples que son todos”.

A la hora de hacer un balance, no duda en mencionar Etiopía como su destino favorito en esta última aventura. Aunque reconoce, además, que “jamás me olvidaré de lo vivido en Egipto. Andábamos bien saltones. Sentíamos demasiada paranoia por lo que podíamos y no podíamos grabar”.

También menciona con orgullo que se cumplieron todas las metas establecidas antes de partir con el viaje que tuvo un costo de 40 mil euros (más de $ 29 millones), y en el que se pudo grabar gracias a los recorridos que hicieron él y su camarógrafo en auto, bicicleta y moto.

Sobre el autor: