*

Culto
Spielberg: una mirada de HBO al director más exitoso de la historia

Spielberg: una mirada de HBO al director más exitoso de la historia

El documental, que el canal de cable estrena mañana en Latinoamérica se presenta como el registro definitivo sobre el realizador norteamericano.

Sin Steven Spielberg no existiría el concepto moderno de blockbuster. Desde 1975, el estreno de Tiburón, la cinta con la que el realizador norteamericano por primera vez dejó grabado su nombre en Hollywood, el término comenzó a utilizarse como sinónimo de una recaudación monumental de taquilla, acompañada de una fuerte estrategia de marketing de grandes estudios.

Spielberg y Tiburón cambiaron la historia del cine comercial para siempre, marcando el verano estadounidense como el momento en que la industria -hasta el día de hoy- concentra la mayor cantidad de estrenos importantes, que buscan atraer a las audiencias masivas.

Pero Tiburón no sólo fue un fenómeno de la cultura pop: también fue nominada a cuatro Oscar. Con su primer gran éxito, Spielberg también evidenció la paradoja que marcaría el resto de su carrera: un cineasta que habita lo comercial y lo artístico al mismo tiempo.

Una tesis que Spielberg, el documental que HBO estrena en Latinoamérica mañana a las 22 horas, explora a través de la voz del mismísimo director más taquillero de todos los tiempos.

La documentalista Susan Lacy (American masters) entrevistó al hombre detrás de E.T. por más de 30 horas para dar lugar a un registro que va más allá de un telefilme: con cerca de dos horas y media de duración, el perfil de la mente del exitoso director cuenta con testimonios de varios de los rostros más reconocibles de la industria del entretenimiento, evidenciando la envidiable influencia del Spielberg en Hollywood: Cate Blanchett, Tom Hanks, Anthony Hopkins, Liam Neeson, Marin Scorsese, Leonardo DiCaprio, Francis Ford Coppola, Harrison Ford, Laura Dern, George Lucas y Robert Zemeckis, por nombrar algunos.

Pero la estrella siempre es el realizador homónimo, y las pulsiones que lo mueven a hacer lo que hace, con historias de su propia boca, que van desde lo profundamente personal hasta lo anecdótico.

El realizador apunta a su crianza en un suburbio de Phoenix, Arizona, y su compleja historia familiar como las principales influencias de sus primeros trabajos. Marcada por un padre ausente y una madre demasiado liberal para su gusto, la familia Spielberg colapsó cuando la matriarca engañó a su marido con su mejor amigo, con quien posteriormente se casó. El futuro director cargó por años con el trauma de esa fractura, y sus películas se impregnaron de esta: desde Encuentros cercanos del tercer tipo (1977) y E.T. (1982), hasta Indiana Jones, La última cruzada (1989) y Atrápame si puedes (2002) muestran familias disfuncionales, progenitores ausentes y relaciones turbulentas entre hijos y padres.

El documental de HBO también ahonda en un director que luchó por encontrar el respeto en la escena cinematográfica de los 70, partiendo con su primer trabajo para un gran estudio de cine, en la rama televisiva de Universal, en un momento en que sus pares no tenían mucho aprecio por su estilo: desde Coppola hasta Lucas afirman haber estado poco impresionados con los primeros pasos de su amigo. Spielberg cuenta que hizo El color púrpura (1985) como una forma de demostrar que podía realizar cine “serio”.

Pero entre medio de cada historia, testimonio de amigos, discípulos, e incluso algunos críticos, asoma el secreto del éxito del cineasta: a punto de cumplir 50 años en la industria, el director sigue manteniendo intacto a su niño interior; ese que tras quedar maravillado y algo intimidado al ver Lawrence de Arabia decidió transformar su asombro en una huella imborrable en la pantalla grande.

Sobre el autor: