Culto

Kazuo Ishiguro en Chile: su obra en librerías

“Todos los años ocurre lo mismo con los premios Nobel”, dijo ayer el vendedor a cargo de librería Antártica, del Costanera Center. No hay ejemplares disponibles de las obras de los recién galardonados. El jueves no fue tan desolador el panorama, como en otras oportunidades, donde es nula la presencia de la obra del ganador en librerías. Sin embargo eran escasas las copias de títulos del escritor británico Kazuo Ishiguro (62), elegido el pasado jueves como el nuevo Premio Nobel de Literatura.

Hasta ese día en Antártica quedaban cinco copias de Los restos del día que luego de la noticia desde Estocolmo fueron adquiridas. El título que alcanzó el Premio Man Booker en 1989 y que vendió en inglés un millón de ejemplares.

En 2012 cuando el nombre de Mo Yan se replicó como el nuevo Nobel de Literatura, el desconcierto fue total. Los lectores se volcaron a Internet en busca de fragmentos de novelas del autor chino. Luego la independiente editorial Kailas distribuyó sus libros como La república del vino. Ya 2015 el Nobel se lo ganó la periodista bielorrusa Svetlana Aleksiévich. Hasta ese momento su presencia en librerías era nula. Meses después editorial Debate trajo títulos como Voces de Chernóbil.

Esta vez es el sello español Anagrama, es quien imprime la obra de Ishiguro, compuesta de siete novelas y el libro de cuentos Nocturnos.

“Solo nos queda un ejemplar de El gigante enterrado”, dijeron ayer desde la sucursal de Huérfanos, de la Feria Chilena de Libro, sobre la última novela del autor nacido en Nagasaki, en 1945, y que con 6 años llegó con su familia a Inglaterra.

En Chile los libros de editorial Anagrama son distribuidos por Fernández de Castro. “No llegarán hasta fines de noviembre”, comentó Jorge Edwards, a cargo de la distribuidora, quien se encontraba en Madrid, España.

“Está todo agotado. Quedaba un ejemplar de Nunca me abandones y El gigante enterrado”, dicen desde Catalonia, librería ubicada en Providencia. Mientras que en la sucursal de José Miguel de la Barra, de librería Metales Pesados, hasta el jueves tenían 5 copias de El gigante enterrado. Hacía ayer al mediodía quedaba una.