*

Culto
Querido diario: así recuerda The Who su paso por Chile

Querido diario: así recuerda The Who su paso por Chile

Brian Kehew, parte del staff de The Who, documenta en el sitio de la banda la gira completa de los británicos, y Chile no quedó fuera de esta narración.

La gira de The Who es registrada en un blog cual diario de viaje. El viernes 29 de septiembre, la banda británica fue el primer plato fuerte del festival Stgo Rock City, en una noche que culminó con Guns N’ Roses sobre el escenario.

Brian Kehew, quien fue tecladista del grupo y actualmente es miembro crucial del staff, es el encargado de registrar desde la perspectiva de la banda, cómo fue cada una de sus presentaciones. Esta es la crónica de su paso por Chile el 29 de septiembre en el Estadio Monumental:

“Nuevamente estamos de regreso con Guns N’ Roses en otro gran evento de estadio. Lo que es un poco complicado ya que las cosas ocupan mucho espacio, no como en Rock en Río. Es un día gris, y hay mucho más trabajo del usual. Pero, nos pagan para que el show siga adelante, y así será. Se supone que tocaríamos en el gran Estadio Nacional, pero fuimos movidos a este viejo estadio de fútbol”.



“Cuando llegamos, descubrimos que la gente de Guns había instalado un escenario de ‘avance’, una parte larga del escenario principal que entra en el área del público. En una versión más larga, en la industria se usa el apodo de “rampa de ego”, pero esta era mucho más corta. De hecho, solo es una plataforma que sostiene algo con que Axl Rose sorprenderá a la audiencia en un punto. El único asunto es que, estamos acostumbrados a trabajar desde un escenario  plano en el frente, y la proximidad de Roger al público le da muchos momentos geniales para conectar con la audiencia durante el show. Esto lo hace muy lejano para muchos en el público, no es lo ideal…

Estamos preocupados, también, ya que ciertos puntos impedían que muchos pudieran ver el escenario, así como esta plataforma saliente bloqueaba la vista a la batería y a la mayoría de los músicos. Como sea, no hay nada que podamos hacer con eso; es su escenario, su show. Esperamos lo mejor, sabiendo que Roger de verdad prefería no estar ahí. No podía escuchar muy bien los instrumentos y siempre confía en unos parlantes-monitores en el suelo (además de los monitores “en el oído” con los cuales se puede mover). Vamos a ver cómo va…

Nuestro público es interesante. Por supuesto, bastante joven y todos están distribuidos en secciones de asientos y posiciones de pie. La mitad del frente de la cancha está dispersa, pero la mitad de atrás (tickets más baratos) ¡estaba llena de gente!  Y cuando The Who salió, empezaron a moverse y saltar juntos -un gran mar de caras y brazos. Arriba en las graderías del estadio estaba lleno también, pero a ese público le gusta sentarse. Es lo justo, ha sido un día bastante gris. En todas partes vi sonrisas -estas son personas realmente felices. Como en la mayoría de las ciudades que hemos visto en este viaje, hay recordatorios en todas partes de que las cosas no siempre son seguras aquí, pero mucha gente tiene vidas positivas y sanas, y celebran en grandes momentos como este. Esta fue la primera aparición de The Who en Chile en la vida -así que fue significativo para ambas partes.



Nuestro set empezó bien, de hecho, tan bien como esperamos. Toda la audiencia parecía saltar arriba y abajo, todos al mismo tiempo. En la mitad de la cancha, esta multitud de gente se volvió loca. Disminuyó, nadie puede mantener toda energía durante el show. Roger estuvo dando vueltas y Pete bailó alrededor con sus guitarras. Se conoces hace algún tiempo que el ambiente cómodo de Roger es “bien adelante”, pero esta extensión lo llevó muy lejos al frente, separado del sonido y la sensación de la banda. Parecía que quería seguir siendo muy duro como era, y así pasó mucho tiempo, ir y venir.

Intrigado, Pete parecía intentarlo también, ir hacia adelante tan lejos como su cable se lo permitiera. Estoy seguro que eso ayudó al show, porque, a pesar de las cámaras y pantallas, hay muchos en la zona de cancha que no podían ver el escenario. Aún así, las locuras en el escenario eran geniales, y fácilmente visibles desde cualquier parte del recinto -¡el equipo encargado del video solo ayudó a una banda que no necesitaba ayuda!

“The Seeker” fue agregada en los shows, antes no estaba. Sé que Guns N’ Roses la tocaron la última vez en su set, un agradable saludo a The Who que agregaron a su repertorio. (La banda Rush también solía tocarla como uno de los varios cover que hacen)”.



“Otra vez, un festival, y no como headliner, así que tocamos una versión de 90 minutos de nuestro concierto. Se sintió exactamente correcto. Parece que había menos interacción con la banda; aunque planificamos la misma distancia entre cada músico, cada show, este espacioso estadio parecía succionar gran parte del sonido, y la interpretación estuvo bien pero no intimidante. Aún así, la música de The Who es perfecta para una audiencia en un gran lugar, y aunque mucha gente vino por Guns N’ Roses, hubo 10 mil personas vueltas locas por The Who, especialmente esa sección en la cancha”.

Este fue un día bastante gris, y gran parte de nuestro set fue con luz de día, así que lucíamos igual entre cada canción -no era lo mejor, pero se hace lo que se puede. Finalmente, el sol se puso tras las paredes del estadio y las nubes, y tuvimos que usar un poco de nuestras luces. Eso ayudó. Cuando el gran “Baba” empezó a sonar, alguien en el público encendió una bengala y comenzó a agitarla, con nubes de humo subiendo. No habíamos visto eso desde Glastonbury. Eso siempre agrega emoción, y luce un poco como una guerra o zona de desastre. Lo lamento por las personas tras él que no pudieron ver con todo el humo, pero es algo temporal, y probablemente estaban muy emocionados. Lo mismo para “Won’t Get Fooled Again” -¡otra bengala!

De todas formas, el show terminó con dos grandes -sin encore. Parece que es mejor de esa forma. Gran final -¡y vamos! Esto fue, por supuesto, una buena noche, con muchos fans (y quizás algunas nuevos) disfrutando. Siempre es difícil seguir una jornada extrema, como la noche anterior, pero lo hicimos bien. Esta banda está en buena forma, y estamos cerca del final de una larga carrera que seguirá unos dos años más…



Cada show tiene sus altos y bajos, pero terminó de forma extraña. Teníamos muy poco espacio para estar fuera del escenario, (y mucho menos para salir mientras tocaba Guns N’ Roses), y la carga de equipos fue mucho más problemática de lo usual. Nuestro astuto equipo local construyó una rampa de madera contrachapada para poder sacar nuestros equipos mientras tocaba GnR, pero requirió un cabrestante para sacar lo más pesado. ¡Haces lo que tienes que hacer!

¡Adelante!”


Las fotografías y crónica en su idioma original están en el sitio oficial de The Who.

Sobre el autor: