Culto
El breve paso de Dave Grohl como baterista de Tom Petty and the Heartbreakers

El breve paso de Dave Grohl como baterista de Tom Petty and the Heartbreakers

Ocurrió en un capítulo de Saturday Night Live. El hombre de "Free fallin", entusiasmado, lo invitó a formar parte de su banda, pero Grohl tenía otros planes.

Luego de la muerte de Kurt Cobain en 1994, el baterista Dave Grohl perdió el interés por la música. “No quería tocar la batería”, cuenta en el documental Back and forth de 2011.

Como ocurrió con los otros integrantes de Nirvana, el músico cayó en una depresión que bloqueó su talento con las baquetas y lo hizo replantear su horizonte musical.

“En algún momento, me volvió la motivación. ‘Voy a deshacerme de la depresión que he arrastrado en los últimos ocho meses’. ¡O lo que sea!”, cuenta Grohl en el filme.

Según el baterista, decidió tomar sus canciones favoritas, las que había escrito en los últimos 4 ó 5 años y que nadie había oído, y se encerró a grabar.

Estaba en eso estaba cuando, a mitad de una sesión, lo llamaron al estudio porque Tom Petty quería que tocara con su banda en el programa Saturday Night Live.

“Pensé: ‘Dios, es uno de mis ídolos’. Tenía la oportunidad de unirme a su grupo si a mí me parecía bien. Entonces tuve que hacer una elección”, relata el músico en Back and forth.

Grohl se encontraba en una disyuntiva. “Iba a tocar la batería con Tom Petty o iba a empezar de cero y ser el cantante y guitarrista de un grupo, algo que nunca había hecho y que me daba pánico”.

En algún momento del documental de James Moll, el hombre de “Everlong” se pone serio frente a la cámara y explica su decisión. “Te lo juro, no fue nada fácil decirle a Tom Petty que no iba a ser su baterista”.

“No fue una decisión fácil. Todavía me veo colgando el teléfono y pensando: ‘Ok, veamos qué pasa’”, dice el ahora frontman de Foo Fighters.

Aunque sí grabó el programa como baterista de Tom Petty and the Heartbreakers, su decisión terminaría por dar forma a lo que hoy conocemos como Foo Fighters. Pero esa es otra historia.


Sobre el autor:

Alejandro Jofré |
Editor de Culto. En Twitter es @rebobinars