*

Culto
Las entrevistas de Playboy: el otro legado de Hugh Hefner

Las entrevistas de Playboy: el otro legado de Hugh Hefner

A principios de los años 60, el magnate quiso sumar al impacto de sus conejitas el recurso periodístico de las entrevistas. A la liberación sexual que lideró su revista Playboy, sumó las plumas de gente como Norman Mailer, Jack Kerouac, Truman Capote, Gabriel García Márquez y Cameron Crowe. Fue allí en donde John Lennon relató con minucioso cariño su último encuentro con Paul McCartney, donde Martin Luther King publicó su último artículo antes de ser asesinado o donde el presidente Jimmy Carter admitió que “miraba a muchas mujeres con lujuria”. Lo siguiente es una selección de algunas ideas que aparecieron por primera vez en las páginas de Playboy.

MILES DAVIS

“La gente blanca espera cosas de los músicos negros, del mismo modo que tienen etiquetas para toda la raza negra. Eso viene de los días de la esclavitud. Fue entonces cuando empezó lo del Tío Tom, todo niño negro creció viendo que llevarse bien con la gente blanca significaba sonreír y actuar como un payaso. Aplicado a los músicos, no solo quieren que toques tu instrumento, sino que los entretengas, sonriendo y bailando”.

BOB DYLAN

“Quemar tarjetas de reclutamiento no va a terminar con ninguna guerra o salvar ninguna vida. Si alguien se puede sentir más honesto consigo mismo al quemar su tarjeta, está bien; pero si solo se va a sentir importante, es aburrido”.

MUHAMMAD ALI

“Un hombre debe morir cuando viola, acaricia, agravia, abusa o le falta el respeto a una de nuestras mujeres. Y no solo los blancos; los negros también. Lo mataremos a usted, y los hermanos que no lo maten recibirán una buena tunda y hasta serán muertos si permiten que eso suceda. Dígaselo al Presidente, dígaselo al FBI; mataremos a cualquiera que se meta con nuestras mujeres”.

DAVID BOWIE

“Cuando tenía 14 años, el sexo de pronto se volvió importante para mí. No interesaba realmente con quién o qué estaba, siempre que fuera una experiencia sexual. Así que llevé a casa a un chico muy lindo de mi clase en la escuela y tuvimos sexo en mi cama. Y eso fue todo. Mi primer pensamiento fue: ‘Bueno, si alguna vez me envían a la cárcel ya sé cómo ser feliz’”.

CHARLY GARCÍA

“Yo creo que todo se perdió: la música, el fútbol, la pintura, la memoria, y apareció la globala… Eso, la internet, que todo el mundo se conoce y qué sé yo. Es súper promiscuo, yo no tengo ni quiero. No puede ser que la gente se haga millonaria por un chip. Vas a un estudio de grabación y, salvo yo, que tengo a Marquitos, ¡el técnico tiene una pantalla! No te mira a vos, ¡está mirando la pantalla!”.

SYLVESTER STALLONE

“Paul Newman, Robert Redford, Gene Hackman, Al Pacino, recuerdo el día que me enteré de todos los actores que lo estaban considerando. Estaba en la oficina de mi agente y luego de que me dijeron sus nombres, dije: ‘Esto no va a funcionar’. Mi agente dijo: ‘¿Qué no va a funcionar, Sly? Llegaron a 150 mil, que es más dinero que el que nosotros hayamos visto nunca’. Le dije: ‘Mi amigo, puede llegar a 500 mil, a un millón, o dos, o diez. Bajo amenaza de muerte, te digo que no vendas el guión a menos que yo haga de Rocky’”.

STEVE JOBS

“Mientras terminaban los 60 quedaba bien claro que un montón de gente que había vivido esa década no estaba logrando sus metas. Muchos de mis amigos terminaron llenos de ideales de la época, pero con poco lugar donde aplicarlos más que tras un mostrador de un local de comidas naturistas. No es que esté mal, pero está mal si no es lo que realmente deseabas hacer“.

Sobre el autor:

Alejandro Jofré |
Editor de Culto. En Twitter es @rebobinars