*

Culto
Lust for life: el disco de Lana del Rey explicado por su autora

Lust for life: el disco de Lana del Rey explicado por su autora

Publicado en julio de 2017, este álbum conserva el espíritu melancólico que caracteriza a la intérprete. La innovación son las colaboraciones, en especial con Sean Lennon, el trabajo que Lana más valora.

Desde Lana del Ray (2010) hasta Honeymoon (2015), las portadas mostraban a la cantante con una expresión seria, ojos tristes y actitud de total entrega a una música que se caracteriza por cantar al desamor y la decepción de la vida.

Con Lust for life fue diferente. Lana del Rey se mostraba vestida de blanco, con flores en el cabello y una enorme sonrisa que rara vez se ve en sus vídeos en las imágenes de sus discos, pero ello no implica que sea un disco “alegre”.

Born to die (nacida para morir) probablemente es el nombre que mejor refleja la tónica de sus canciones, ese aire más bien pesimista y decepcionado por lo que no pudo ser ni será. Los nombres Ultraviolence y Honeymoon dan cuenta, o dan a entender una transición positiva, pero son solo eso, nombres, porque Lana del Rey ha entregado nuevas propuestas pero siempre fiel a su estilo.

En entrevista con NME, la cantante fue consultada precisamente por su inesperada expresión de felicidad. “¿Eres tan feliz como te ves en la portada de tu álbum?”, le preguntó el periodista. “Esa es mi meta, ¿sabes?, llegar a ese lugar en mi vida diaria donde siento que tengo muchos ‘momentum’. Como un avance desde el lugar donde estaba con Honeymoon y Ultraviolence. Amo esos discos, pero siento que estaba un poco estancada en el mismo lugar”.

Al escuchar el disco, es fácil identificar a su autora. No se ha vendido a los ritmos pop-reggaetonescos que marcan tendencia en los ranking Billboard, y al que tarde o temprano la mayoría parece llegar. Si hay realmente un avance este se ve reflejado en sus letras y la incursión en colaboraciones con otros artistas, pero sin dejar de lado quién es ella: Lana del Rey.

“Simplemente me siento más presente. Escribiendo una canción como “13 beaches” -es como una noción un poco abstracta, pero para mí significó detenerme en 13 playas un día caluroso para encontrar una en que no hubiese nadie. Y solo pensé, ya sabes, el concepto de necesitar encontrar 13 playas tal vez parezca un problema de lujo para alguien, pero está bien, iré con eso”.

Si bien Lana del Rey afirma que le toma unos pocos intentos grabar, con esta fue diferente: “Me tomó muchas grabaciones hacer eso. El estado de ánimo que necesitaba para la canción, era mucho mejor que lo que estaba haciendo”.

“Lust for life” es también el nombre de una canción, la primera colaboración -de cinco- junto a The Weeknd. Una fusión de nostalgia y sutil esperanza. Lana se escucha diferente sin perder su senda. “Cuando pienso en esa canción pienso en la noche y esta idea de, no lo sé, irrumpir en un lugar y besarse. Eso es divertido para mí; como el lugar en el que no estoy 100% en una relación sólida, donde aún sales y conoces gente nueva y todo eso”.

Si bien la producción junto al canadiense The Weeknd da nombre a su álbum, ella misma elige otra colaboración como la más importante, al menos para ella. “Soy una gran fan de Jonn Lennon. No conocía a Sean (hijo de John Lennon). Obtuve su número de mi mánager, quien llamó a su mánager. Estaba nerviosa por lo que él iba a decir. Lo llamé por FaceTime y estuvo asombroso. Estaba muy emocionado”, cuenta la cantante a NME.

En estilo folk, la joven norteamericana canta una suave balada con guiños a John y Yoko. Incluso es posible percibir sutilmente acordes propios de “Something” de The Beatles. “Él es sensible, ya sabes. Asumo que eso es por su padre y pienso que él probablemente diría que ha sido… algunas de sus reviews han sido difíciles. Pensé que era uno de esos momentos en la grabación en que era un momento “grande para nosotros”. Le dije: ‘Yo soy la que está honrada, yo soy la afortunada; así que quiero que lo recuerdes, Sean. Estoy cantando contigo'”, dijo del Rey al contar al portal británico que Sean se sorprendió cuando ella le dijo que “estuvo perfecto”.

Elizabeth Woolridge Grant de nacimiento, publicó un tráiler promocional previo al lanzamiento del álbum. En él, al cantante transmite un mensaje sobre ella misma, más que una invitación de corte comercial. “Hay un mensaje. Realmente creo que las palabras son unas de las últimas formas de hacer magia y soy un corazón místico. He visto cómo me siento al cambiar la vida de las personas. (…) También me di cuenta qué tan fuerte tengo que ser para ser; más grande que todo eso, incluso más grande que tus propias vibras”.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov