*

Culto
Una que se quemó

Una que se quemó

Como ilustración y fresco de época, "Borg McEnroe, la película" sabrá atrapar a todo amante del deporte blanco. Como indagación en las vidas de dos figuras de excepción, apenas las ilumina.

A Borg McEnroe. La película le pasa lo que a Gangster americano, de Ridley Scott: se basa en una historia increíble, pero ni su puesta en escena ni su construcción de personajes están a la altura de la leyenda de origen. Ambas cintas saben que juegan con fuego y no logran evitar quemarse.

Eso sí, este debut en la ficción del documentalista danés Janus Metz tiene lo suyo al contar la no por conocida menos fascinante historia de dos chiquillos dañados que le ganaron al mundo. Muchachos con problemas de actitud y demonios interiores que disputaron en Wimbledon dos de las finales más memorables de la historia del tenis. La película se concentra en la edición de 1980, donde el sueco Björn Borg se apresta a ganar su quinta copa consecutiva y el estadounidense John McEnroe se dispone a clavar su bandera de chico mal portado y talento indomable.

Como ilustración y fresco de época, la cinta sabrá atrapar a todo amante del deporte blanco. Como indagación en las vidas de dos figuras de excepción, apenas las ilumina, provista como está de un montaje pródigo en dorados de píldora.



Borg / McEnroe. La película
De Janus Metz. Con Sverrir Gudnason, Stellan Skarsgård, Shia LaBeouf. Suecia/Dinamarca/Finlandia, 2017. 107 minutos.
Nota: 4

Sobre el autor: