*

Culto
Juan José Campanella, cineasta y productor “Esperamos hacer de toda Latinoamérica un polo de animación”

Juan José Campanella, cineasta y productor “Esperamos hacer de toda Latinoamérica un polo de animación”

El ganador del Oscar argentino habla con Culto sobre la serie de animación, Mini Beat Power Rockers, que realizó para Discovery Kids.

Juan José Campanella es un nombre asociado al prestigio, sin importar el formato. Y es que es difícil atribuir el éxito del ganador del Oscar por El secreto de sus ojos a un sólo ámbito: el realizador argentino se mueve con la misma facilidad en el cine de su país (El hijo de la novia) hasta la televisión norteamericana (30 Rock, House, Halt and Catch Fire).

Por eso, no resulta (tan) extraño que Campanella haya decidido también incursionar en el mundo de la animación infantil. A fines de agosto, se estrenó en Discovery Kids la serie Mini Beat Power Rockers, la más reciente producción animada de su estudio MundoLoco CGI.

Una idea que si bien llega cuatro años después de su primer trabajo de ese tipo, la exitosa película Metegol (2013), está directamente relacionada a esta última. “Cuando terminamos de hacer Metegol, de inmediato empezamos a buscar un nuevo proyecto, porque ya habíamos formado todo un estudio alrededor de la película, lleno de animadores de experiencia que trabajaron en un proceso muy ambicioso como fue ese. Y entre las decenas de proyectos que estuvimos viendo, apareció en nuestra mesa la idea de unos bebés rockeros, que fue mutando y creciendo mucho”, cuenta Campanella al teléfono con Culto. La trabajamos con nuestros dibujantes y animadores, y cuando teníamos los dibujos hechos, se la presentamos a la gente de Discovery y les encantó. Y allí empezó toda la producción, que ha demorado un poco más de un año y medio. La animación es un proceso siempre difícil, porque no tiene una fecha fija de comienzo ni de final”.

Mini Beat Power Rockers -que se emite de lunes a viernes a las 17.30 en Discovery Kids- sigue a cuatro bebés que forman una banda de rock, mezclando música -compuesta especialmente para la serie- con aventuras preescolares. “Quería hacer un homenaje a los dibujos animados con los que crecí, de formato pequeño, con una historia sencilla y contundente”, dice Campanella.


-¿Por qué decidió enfocarse en un público tan infantil?

-Sé como padre que la edad para la que hicimos la serie -principalmente para niños entre cuatro a ocho años- es una edad complicada para ver televisión con los chicos. Esta serie invita a iniciar una conversación entre los padres y sus hijos sobre los distintos estilos de música. No hay muchos programas para niños de cuatro a ocho años con algo de que les guste tanto a los chicos como los padres.

-¿Es todavía un desafío hacer animación desde Sudamérica?

-Cuando hicimos Metegol, nos sentíamos como metiéndonos en una selva sin nada más que un machete. Hoy, gracias a eso, el camino para hacer una producción así existe; teníamos la infraestructura para realizarla. Hacer una serie como esta no difiere mucho del trabajo en cualquier parte del mundo: se trabaja con gente de tres continentes distintos y múltiples países. La creación es colaborativa. Pero esperamos hacer de toda Latinoamérica un polo de animación. Por eso, en la segunda temporada de la serie, estamos incorporando guionistas chilenos.

-¿Facilita el ser un realizador internacional que hoy se pueda crear desde cualquier lugar del mundo?

-Si bien gracias a los servicios de streaming, el mundo es un solo mercado básicamente y se hacen contenidos para todos lados, también nuestros países se abrieron más a producciones de otros lugares. Hace 30 años, tu única competencia cuando hacías una producción nacional eran las películas o series norteamericanas. Hoy literalmente tienes que hacerte espacio entre historias de todo el mundo. Lo bueno, es que eso nos amplía el público, pero también es más competitivo.

Sobre el autor: