Culto

8 discos grabados en lugares poco convencionales

Lo “normal” para un músico establecido, es grabar nueva música en un estudio de grabación, con el equipo y el aislamiento adecuando. Sin embargo, siempre hay quienes buscan innovar y explorar otras opciones.

El sitio NME, recopiló algunos ejemplos de álbumes que no siguieron el conducto regular y fueron registrados en lugares poco ortodoxos. Mansiones con fantasmas, escenas del crimen, una piscina y una fábrica abandonada, son algunos de los sitios elegidos por músicos que no quisieron encerrarse en una simple sala.

OK Computer – Radiohead

Lanzado en 1997, fue el álbum que lanzó a la fama a la banda británica. Este fue grabado en una mansión del siglo XV perteneciente a los Tudor, St. Catherine’s Court. La residencia se ubica en Bath y es propiedad de la actriz Jane Seymour. Este fue el lugar donde el Rey Henry VIII mantuvo oculta a su hija ilegítima, y en la época contemporánea, también ha sido usada por New Order, Robbie Williams y The Cure.

Jonny Greenwood dijo en 1997 que los estudios de grabación: “Soy muy poco musicales, así que decidimos transformar una gran casa vacía en un estudio. (Jane Seymour) nos dijo ‘vengan y quédense’, nos pasó las llaves y nos pidió que alimentáramos su gato”. Por su parte, Thom Yorke, aseguró que la casa estaba custodiada por fantasmas: ” los fantasmas me hablaban mientras dormía. Hubo un punto en que me desperté en la mañana, luego de una noche en que escuché voces, y decidí cortarme el pelo”.


The Downward Spiral – Nine Inch Nails

En marzo de 1994, la banda de rock industrial publicó su segundo álbum de estudio, el cual fue grabado en 10050 Cielo Drive, la casa donde fue asesinada la actriz y modelo Sharon Tate junto a cuatro personas en 1969. La secta liderada por Charles Manson, cometió el homicidio y luego, escribieron con sangre “Pig” en la entrada de la mansión.

“A veces volvía a la casa y encontraba ramos de flores muertas y velas prendidas en la puerta principal”, dijo Trent Reznor sobre su experiencia. “Fue realmente espeluznante- ¿Para quién iban estos santuarios – Tate o Manson?”.


Blood Sugar Sex Magik – Red Hot Chili Peppers

En septiembre de 1991, Red Hot Chili Peppers publicaron este álbum grabado en una supuesta mansión embrujada. En esa época, trabajaban con el productor Rick Rubin, quien les prestó su residencia en Laurel Canyon. Rubin creía que en algún momento esta perteneció al escapista Harry Houdini.

“Escuchamos que la propiedad era penada por una mujer que fue asesinada a los 30 años, y eso no le cayó bien”, dijo Anthony Kiedis sobre Chad Smith, quien se negó a quedarse en ese lugar.


Rubber Factory – The Black Keys

Tras grabar sus dos primeros álbumes en el sótano de Patrick Carney, baterista de The Black Keys, la banda se trasladó a una fábrica de neumáticos abandonada. Allí grabaron su tercera producción en 2004, a pesar de que Carney declaró que no era el lugar ideal por la “terrible acústica” y las fallas técnicas de una consola que compraron por eBay.

“En cierta forma arrendamos solo una habitación, pero no había nadie alrededor en esa esquina del edificio, así que teníamos cables por las puertas y atravesando los pasillos, y dentro de las habitaciones. Era básicamente esta especie de viejo edificio desierto y teníamos rienda suelta”, dijo Patrick Carney.


() -Sigur Rós

La banda islandesa grabó en los estudios Sundlaugin, una piscina abandonada de los años 30 que actualmente es propiedad de la banda. Sobre el disco publicado en 2002, el vocalista Jón Birgisson dijo que: “un amigo nuestra sabía que esto estaba en marcha, pero aún no estaba abierto, así que decidimos simplemente sumergirnos en ellos”.


The Fall –  Gorillaz

La banda animada creada por Damon Albarn y Jamie Hewlett, publicó su cuarto LP el 25 de diciembre de 2010. Como banda poco convencional, también usaron un método se puede calificar de esta forma.

Albarn usó un iPad para registrar un mes a bordo del bus de gira que recorrió Estados Unidos y Canadá. “Literalmente lo hice en ruta. No lo escribí antes, no lo preparé. Solo lo hice día a día como una especie de diario de vida de mi experiencia en America”, dijo Albarn.


 Wasting Light – Foo Fighters

El séptimo álbum de estudio de la banda liderada por Dave Grohl, fue lanzado en 2011. Ya habían repletado estadios y gozaban de buena crítica, por lo que decidieron volver al garage de Grohl y grabar en cintas análogas. Reclutaron a Butch Vig, quien fue productor del disco Nevermind de Nirvana.

“Grabamos un álbum en un lugar donde nunca nadie ha grabado antes”, dijo Grohl, explicando que no le interesaba trabajar en el estudio más caro con el último equipo de arte.


Sabbath Bloody Sabbath – Black Sabbath

Comenzaba diciembre de 1973 cuando la banda británica de rock sacó a la luz su quinto álbum de estudio. Clearwell Castle fue el lugar elegido por los intérpretes de “Iron Man”, una mansión gótica ubicada en Gloucestershire, Reino Unido.

Lo lúgubre del castillo y el bosque que lo rodea, inspiraron la oscuridad de este disco, cuyos ensayos se realizaron en los calabozos del edificio. “Éramos yo y Geezer, o yo y Ozzy, y caminamos por el pasillo y vimos esta figura con capa viviendo hacia nosotros”, dijo el guitarrista Tony Iommi. “Caminó al interior de una habitación, y la seguimos para ver quién era, pero no había nadie allí”.


¿Conoces otro disco grabado en un lugar poco común?