*

Culto
Principal cerebro de Outlander adelanta la nueva temporada

Principal cerebro de Outlander adelanta la nueva temporada

El creador Ronald D. Moore habla sobre el tercer ciclo de la serie, que llega esta noche a Fox Premium Series. En los nuevos episodios, la pareja protagonista partirá separada en épocas distintas.

Revisando la carrera de Ronald D. Moore, el que haya creado una serie como Outlander podría parecer un movimiento completamente fuera de su tono. Moore pasó los años 90 escribiendo para cinco producciones distintas de Star Trek (tres series y dos películas), y en el nuevo milenio siguió centrado en el espacio desarrollando el renacer televisivo de Battlestar Galactica. Que siquiera haya fijado su atención en una saga de libros románticos sobre una enfermera de la II Guerra Mundial que viaja en el tiempo a la Escocia del siglo XVIII y tiene una apasionada relación con un highlander, suena incomprensible.

Pero para el realizador, la conexión es clara. “A mí esta historia comenzó a gustarme desde que leí el primer libro, porque sentí que de cierta forma era muy parecido a mi trabajo anterior. Si bien era conocido por hacer producciones en el espacio, sea o Star Trek o Battlestar Galactica, eran series que hablaban de otros mundos en los que la audiencia no vive. Son períodos distintos de tiempo, pero mientras que antes me enfoqué en historias sobre el futuro, esta es sobre el pasado. Es un desafío similar: tienes que construir todo un mundo para el público que se sienta creíble”, explica en conversación telefónica.

Tras dos exitosas temporadas, marcadas por drama, romance, viajes en el tiempo y algunas de las escenas de sexo más fogosas de la pantalla chica, la serie basada en la saga literaria de la autora Diana Gabaldon -quien es una asesora para los guionistas y la producción- regresa esta noche a las 22.00 horas por Fox Premium Series. Y con cambios.

La temporada anterior finalizaba con la heroína Claire (Caitriona Balfe) regresando a su época, con el corazón roto al pensar que su amante Jamie (Sam Heughan), del cual estaba embarazada, había fallecido en el campo de batalla en el Siglo XVIII. Claire continúa su vida por 20 años junto a su marido Frank (Tobias Menzies), criando juntos a la hija que sabe no es de él, cuando se entera que Jamie logró escapar de la muerte. Así, Claire decide hacer todo lo posible por volver al pasado con su amado, por lo que el ciclo estará centrado en este esperado reencuentro.

“Se va a demorar un poco el verlos reunidos, porque queremos mantener al público esperando eso, hacerlos sufrir un poco antes de darles la satisfacción de ver a estos personajes juntos”, explica Moore, agregando que “la dinámica claramente va a ser distinta. O sea, han pasado más tiempo separados del que alcanzaron a pasar juntos. Cada uno vivió una vida en ese período y tienen sus propias historias que los cambiaron. Entonces van a tener que ajustarse a eso y vivir un período de conocerse nuevamente”.

Para su tercer ciclo -la serie está renovada hasta un cuarto- los seguidores de Outlander debieron esperar más de lo acostumbrado. Casi un año y medio pasó entre el final de la segunda temporada y el estreno de esta noche (un día después que en Estados Unidos). Toma un tiempo prolongado producir esta serie. “Es una tarea compleja; hay muchos aspectos que hay que preparar cada vez. Lo que hicimos ahora fue dejar todo preparado para filmar la temporada cuatro mientras estábamos grabando la tercera. La idea es que no se nos vuelva a repetir este tiempo de espera. No hay nada escrito en piedra, pero esa es la intención, que no pase más de un año entre cada ciclo”, explica Moore.

Durante la temporada, que se basa en el tercero de los hasta ahora ocho libros de la saga (con un noveno en camino), el universo de Outlander se ampliará considerablemente, tras un proceso de filmación que encontró a Moore y su equipo trabajando no sólo en Escocia, sino que también grabando en Sudáfrica y Jamaica. Todo para comenzar a sentar las bases de un cambio que los seguidores de las novelas ya conocen: eventualmente Jamie y Claire dejan Europa y se mudan a las colonias británicas en Norteamérica. “Esta será una temporada de transición en muchos sentidos; desde Escocia a América, de la relación pasada de Claire y Jamie hacia una nueva 20 años más tarde, de personajes antiguos a caras nuevas”, asegura Moore.

Sobre la posibilidad de enfrentarse a una realidad tipo Game of thrones, en la cual la serie de HBO agotó los libros en los que se basa su historia y debió crear tramas originales para sus últimas dos temporadas, Moore es tajante: “Es difícil imaginar un escenario así. O sea, hay ocho libros y Diana está escribiendo otro más. No creo que nunca nos quedemos sin libros”.

Sobre el autor: